Un ataque nuclear

Nancy Pelosi dijo que habló con el máximo general de EEUU para prohibir que Trump ordene “acciones militares o un ataque nuclear”

La líder demócrata en la Cámara de Representantes indicó en un comunicado que se contactó con el jefe del estado mayor conjunto porque “este presidente desbocado no podría ser más peligroso”, y que este le aseguró que efectivamente tomaron medidas en esa línea.

La líder demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo este viernes que se puso en contacto con el jefe del estado mayor conjunto Mark Milley con el objetivo de “discutir precauciones disponibles para evitar que un presidente inestable inicie hostilidades militares o tenga acceso a los códigos nucleares y ordene un ataque nuclear”.

En una declaración enviada a sus colegas en el Capitolio, Pelosi aseguró que la coyuntura actual, “con este presidente desbocado, no podría ser más peligrosa”. Minutos después, dijo que Milley le aseguró que efectivamente se han impuesto medidas en esa línea, según reportó The Associated Press.

En otro pasaje de la misiva, la líder demócrata reiteró su voluntad de remover a Trump mediante un nuevo juicio político si el vice presidente Mike Pence y el gabinete no lo destituyen valiéndose de la Vigesimoquinta Enmienda.

“Si el presidente no deja su cargo de manera inminente y voluntaria, el Congreso procederá con sus acciones”, expresó. Distintos medios han reportado que Pence se ha opuesto a invocar la mencionada enmienda, por lo que la eventual remoción de Trump debería ser ejecutada por el Poder Legislativo.

En concreto, la enmienda confiere el poder al vicepresidente y al gabinete del mandatario a removerlo del poder si consideran que no está en condiciones de hacer su trabajo.

El vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence durante una sesión conjunta del Congreso, en el Capitolio de Washington, EEUU, el 7 de enero de 2021. J. Scott Applewhite/Pool via REUTERS

El vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence durante una sesión conjunta del Congreso, en el Capitolio de Washington, EEUU, el 7 de enero de 2021. J. Scott Applewhite/Pool via REUTERS

“Cuando el vicepresidente y la mayoría de los principales funcionarios de los departamentos ejecutivos o de cualquier otro cuerpo que el Congreso autorizara por ley trasmitieran al presidente pro tempore del Senado y al presidente de la Cámara de Representantes su declaración escrita de que el presidente está imposibilitado para ejercer los poderes y obligaciones de su cargo, el vicepresidente inmediatamente asumirá los poderes y obligaciones del cargo como presidente en funciones”, indica el texto de la Vigesimoquinta enmienda.

En contraste con la reticencia del vice presidente, numerosos demócratas se han manifestado a favor de la iniciativa desde que el miércoles partidarios de Trump irrumpieran en el Capitolio, luego de que el mandatario los llamara a “pelear endemoniadamente” para evitar lo que asegura -sin pruebas- fue el fraude electoral que lo privó de un segundo mandato. Pence debió ser evacuado, mientras que numerosos funcionarios debieron guarecerse en sus oficinas. 5 personas murieron como consecuencia de los hechos.

Chuck Schumer, el líder de la bancada demócrata en el Senado, dijo el jueves que los eventos fueron “una insurrección contra Estados Unidos, incitada por el presidente” y que este no debería ocupar el cargo ni un día más”. “Si el vicepresidente y el gabinete se niegan a levantarse”, expresó, el Congreso debe volver a reunirse para acusar al presidente”.El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer (D-NY), habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, Estados Unidos. 8 de diciembre de 2020. REUTERS/Erin Scott

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer (D-NY), habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, Estados Unidos. 8 de diciembre de 2020. REUTERS/Erin Scott

“Si el vicepresidente y el gabinete se niegan a levantarse”, expresó, el Congreso debe volver a reunirse para acusar al presidente”. No obstante, ante el inminente fin del mandato de Trump, no está claro si hay tiempo suficiente para completar el proceso.

Si es acusado en la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, Trump teóricamente enfrentaría un juicio en un Senado de mayoría republicana que está programado para estar en receso hasta el 19 de enero. Los asesores de Mitch McConnell, el líder de la actual mayoría, no han dicho qué haría si la Cámara aprueba los artículos de un juicio político.

La Cámara baja ya acusó a Trump en diciembre de 2019 por presionar al presidente ucraniano para que investigara a Biden, pero el Senado lo absolvió en febrero de 2020. Solo otros dos presidentes en la historia han sido acusados y ninguno ha sido acusado dos veces.

Al menos dos republicanos -el gobernador de Maryland, Larry Hogan, y el legislador Adam Kinzinger– dijeron que Trump debe irse. Además, varios altos cargos del gobierno renunciaron en protesta por la invasión del Capitolio, incluidos dos miembros del gabinete: Elaine Chao, secretaria de Transporte y esposa de McConnell, y Betsy DeVos, secretaria de Educación.

Luego de usar inicialmente un lenguaje ambiguo para referirse a los hechos -que de hecho llevó a que Twitter, Instagram, Facebook y YouTube suspendieran sus redes sociales- Trump criticó el jueves por la noche el accionar de sus seguidores y dijo que se concentrará ahora en asegurar una transición de poder ordenada.

“Una nueva administración asumirá el 20 de enero. Me concentraré ahora en asegurar una transición ordenada, intachable y sin problemas”, dijo. Un día después, anunció que no asistirá a la ceremonia de traspaso de mando.(infobae.com)