PANTALLAS

Jorge Nisco: «Las ficciones transitarán a plataformas y a la TV le queda muy poco»

En diálogo con Télam, el director de la ficción «La 1-5/18», expresó sus impresiones sobre la evolución de los contenidos y sus formatos.

El director de la única ficción local en la grilla argentina, «La 1-5/18», Jorge Nisco, consideró que las telenovelas «van a transitar por las plataformas y a la televisión le queda muy poco, pero igual va a durar un tiempo más», y evaluó que los contenidos televisivos «estarán más volcados a los juegos, los shows, los realities y la información».

En una entrevista con Télam en el set de la tira de Polka, escrita por Lily Ann Martin, Jessica Valls y Marcelo Nacci y creada por Adrián Suar, el experimentado director de TV definió a la telenovela estrenada hace dos semanas por la pantalla de eltrece como «una historia de amor» en la que «los conflictos de las personas son localizados en el entorno de un barrio marginal».


Luego de la etapa más complicada de la pandemia de coronavirus y la cuarentena, «La 1-5/18» fue la primera, y es hasta ahora la única, ficción producida localmente para la televisión argentina.

El elenco es conformado por Agustina Cherri, Esteban Lamothe, Gonzalo Heredia, Lali González, Romina Gaetani, Leticia Brédice, Violeta Urtizberea, Luciano Cáceres, Ángela Leiva, Bárbara Lombardo, Patricio Contreras, Leonor Manso, Roly Serrano, Felipe Colombo, María Fernanda Callejón, Yayo Guridi y «El Polaco» Cwirkaluk, entre otros.

El debut de la novela en el prime time de El Trece obtuvo buenos niveles de audiencia. Foto: Eliana ObregónEl debut de la novela en el prime time de El Trece obtuvo buenos niveles de audiencia. Foto: Eliana Obregón
El debut de la novela en el prime time de El Trece obtuvo buenos niveles de audiencia y, si bien no volvió a alcanzar los picos de 16 puntos de rating cosechados en el primer episodio, logró mantener gran cantidad de televidentes y alcanzó 11.6 puntos, a dos de su competidor en Telefé, el reality «Bake Off», y a seis de «Doctor Milagro», que se emite más temprano por la misma señal.

Parte de Polka desde el inicio, Nisco dirigió a lo largo de casi tres décadas la mayoría de las tiras exitosas de la productora de Suar, como «Poliladron», «RRDT», «22 El Loco», «099 Central», «Soy Gitano», «Epitafios», «Mujeres Asesinas», «Por el Nombre de Dios», «El Hombre» y «Son Amores», entre otras; además de películas como «Comodines» y «High School Musical: El desafío».

Nisco dijo que "las novelas son novelas: tienen sus propios códigos, hay gente que le gusta y otra que no". Foto: Eliana ObregónNisco dijo que «las novelas son novelas: tienen sus propios códigos, hay gente que le gusta y otra que no». Foto: Eliana Obregón
Consultado sobre algunas críticas recibidas en las redes respecto de que la tira busca explotar la situación social en que se enmarca o que algunos intérpretes no dominan del todo bien el acento o la jerga, Nisco respondió que «las novelas son novelas: tienen sus propios códigos, hay gente que le gusta y otra que no».

«Pero los (personajes) peruanos son (actores) peruanos. Y los paraguayos, también. Representan su país con sus modismos y su idiosincrasia. Por eso la apuesta que hizo Adrián (Suar) de convocar a actores de otros países que está bárbaro, en lugar de poner actores argentinos a componer otras nacionalidades», explicó.

Parte de Polka desde el inicio, Nisco dirigió a lo largo de casi tres décadas la mayoría de las tiras exitosas de la productora. Foto: Eliana ObregónParte de Polka desde el inicio, Nisco dirigió a lo largo de casi tres décadas la mayoría de las tiras exitosas de la productora. Foto: Eliana Obregón
Télam: A lo largo de tu trayectoria has hecho comedias, acción, thriller, drama. ¿En qué género te sentís más cómodo?
Jorge Nisco: Me gusta hacer todo; variar y cambiar. Quizá, por mi formación, lo que más me llama es el suspenso. Pero no le saco el cuerpo a nada porque todo me divierte. Estaba por hacer la segunda parte de «Epitafios» y me convocaron para hacer «High School Musical», y pensé que nunca más iba a tener la oportunidad de hacer un musical con una súper producción. Entonces, decidí hacer lo que no había hecho, a pesar de que la primera parte de «Epitafios» había sido un éxito.

T: ¿El hecho que fuera terreno desconocido es lo que te terminó de persuadir por ser un desafío?
JN: Los desafíos son lo único que te mueve, no lo que ya sabés hacer. El miedo es lo que siempre me mueve a hacer una cosa en lugar de otra.

T: ¿Aquella fue la producción más grande en la que estuviste, la más difícil?
Sí, había 120 bailarines. «Comodines» también fue una súper producción de acción. Lo que a veces te complica quizá es el tiempo que tenés. No es lo mismo hacer una película en ocho semanas que hacer un capítulo en un día.

T: ¿Como en esta novela? ¿Cuánto se filma por día?
JN: Estamos produciendo más o menos un capítulo por día en diez horas diarias y con libros muy abiertos. Hay dos equipos: uno que está en el estudio, donde está el otro director, Alejandro Ibáñez. Yo grabo entre nueve y 12 escenas por jornada y Alejandro, más o menos, 17.

T: Hay una escena del primer capítulo en la que explota un lugar, ¿lo explotaron realmente o hubo efectos especiales?
JN: Teníamos morteros que escupen fuego hacia afuera a través de las ventanas y sacamos todos los vidrios que estaban: los vidrios que saltan se hicieron posproducción. Pero la explosión fue real, con el fuego de los morteros. Para el fuego del incendio pusimos quemadores, disimulándolos, y en posproducción se le agregó más. De hecho, no hay techo en el lugar que explota, hay un plano cenital y todo es agregado. En esa escena, se puede ver el lugar donde está el monolito y el lugar que se prende fuego en el mismo plano, eso es la villa 31; se armó digitalmente. La gente de un lado y el galpón incendiado de otro pero lo armamos en posproducción.

T: ¿Ese tipo de escenas son las más difíciles de lograr?
JN: No, lo más difícil es hacer muchas escenas con seis o siete personajes todo el tiempo, es muy difícil porque hay mucha dispersión. Mucha gente, mucha buena onda porque la verdad que elenco es muy buena gente.

T: Estuviste desde los inicios en Polka, ¿qué ventajas notás con el cambio en la tecnología? Por ejemplo, el paneo que abre el primer capítulo de la novela empieza bien alto con un dron y baja hasta la altura del protagonista de la escena para seguirlo, eso antes requería invertir en un helicóptero y ni siquiera se podría haber hecho porque no tendría espacio para aterrizar.
JN: Sí, es una ventaja poder hacer cosas con drones. Pero hice muchas cosas en helicóptero, me gustaba mucho. En «Comodines» fue la primera vez que usé uno.(telam.com.ar)

Visitas OnLine -3874

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.