Diario de Deseado

Diario de Deseado

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Son los acreedores con bonos del 2005 y 2010, que ya sufrieron una quita previa y tienen más poder legal de fuego que el resto, quieren dialogar en forma inmediata con el ministro Martín Guzmán; podrían cerrar entre 52 y 55 centavos por dólar

 

Dennis Hranitzky, abogado del comité de bonistas que ya canjearon sus bonos en el pasado y que previamente asesoró al fondo buitre de Paul Singer

Uno de los tres comités de bonistas está dispuesto a negociar este fin de semana con el Ministerio de Economía para cerrar un acuerdo que tiene un techo de 55 centavos por dólar.

El Grupo de Titulares de Bonos de Canje de Argentina busca que el ministro se siente a negociar ya mismo en torno de los bonos ya reestructurados en los canjes de 2005 y 2010.

Luego de la decisión de entrar en default y extender el plazo, el Grupo expresó en su página web: “¿Argentina ha mejorado su oferta? No, Argentina simplemente extendió la oferta existente, originalmente expirada el 8 de mayo, hasta el 2 de junio. Desafortunadamente, los términos de la oferta siguen siendo los mismos”.

Este comité, liderado por Monarch Capital, propuso tres bonos: 2033, 2040 y un cupón ligado al PBI, según la oferta que presentó el fin de semana pasado, con un valor de 58 centavos por dólar. Sin embargo, Infobae pudo saber que este valor puede bajar a 52/55 centavos si el Gobierno muestra predisposición para negociar, más allá de lo que ocurra con el comité de BlackRock, Fidelity y Ashmore.

 

El comité de Monarch tiene unos 4000 millones de dólares en bonos Pares y Discount, surgidos de las renegociaciones llevadas adelante durante el kirchnerismo.

Su abogado es Dennis Hranitzky, ex asesor de Paul Singer en el litigio contra el gobierno de Cristina Kirchner que desembocó en un default en 2014.

 
Paul Singer, fundador y CEO de Elliott Management, actor clave en el juicio que la Argentina perdió en 2014
Paul Singer, fundador y CEO de Elliott Management, actor clave en el juicio que la Argentina perdió en 2014

Una fuente ligada al grupo dijo a Infobae que por parte de los acreedores hay voluntad de cerrar un acuerdo este fin de semana si Economía opta por negociar y no lanzar una nueva oferta unilateral, como creen algunos bonistas.

Tal como se expresó BlackRock más temprano, los Exchange Bondholders también quieren que haya diálogo por parte del equipo económico, que, al parecer, ahora está concentrado en armar otra propuesta sin negociarla antes, pese a que el primer intento en este sentido cosechó un rechazo mayor al 80 por ciento.

En este sentido, creen que hay espacio para llegar a un punto intermedio, aplazando el pago del primer cupón o reduciendo el valor del cupón ligado al PBI que incluyeron en su oferta, que, a diferencia del que surgió del canje del 2005, tiene un techo para evitar que el deudor tenga que pagar demasiado.

La posibilidad que ofrecen es cerrar entre 52 y 55 a una tasa de salida del 10 por ciento, aunque todavía la cifra estaría lejos de los 40/45 que ofrecería Economía.

Los Exchange entienden que podrían cerrar primero con el resto de los bonistas y luego sumar a los que, a priori, adoptaron una postura más dura. Al respecto, consideran que si el Gobierno logra sumar al menos a uno de los dos grupos importantes que hay -el de Hans Humes tiene una importante repercusión pero menos poder de fuego- podrán cerrar un canje con un alto nivel de aceptación.

Sobre todo, aclaran, porque los tenedores de los Pares y Discount tienen una protección legal mucho más fuerte que los que tienen bonos del 2016. De este modo, si se activara el camino de los juicios, tendrían más argumentos frente a los tribunales de Nueva York, entre otras razones, porque ya sufrieron una quita previa.

Afirman que en la medida que Guzmán esté dispuesto a sentarse en una mesa y dialogar todo el fin de semana, pueden cerrar un acuerdo en las próximas 48 o 72 horas.

Y se lamentan porque la negociación tenga que llevarse adelante luego del default de hoy, ya que consideran que, desde el 8 de mayo, el Gobierno podría haber negociado con los principales fondos de inversión, algo que, al parecer, sigue sin ocurrir pese a las declaraciones amigable del ministro de las últimas horas.

En la propuesta recientemente presentada por este comité, “los bonos Par y Descuento serían canjeados por nuevos bonos a la par sin quita de capital alguno. (Para los bonos Descuento, la propuesta reflejaría un reclamo actual que es aproximado a 1.4 veces el valor del reclamo original)”.

“La propuesta incluye la emisión de dos nuevos bonos: 1) Un bono con vencimiento en 2033 con siete amortizaciones iguales de capital a partir del 2027, y 2) Un bono con vencimiento en 2040 con siete amortizaciones iguales a partir del 2034”.

“La mayoría, aunque no la totalidad, de los nuevos bonos 2033 serían otorgados a los tenedores originales de bonos Descuento que participen del canje. Los tenedores de bonos Par (incluyendo aquellos en Euros) recibirían un total de USD750 en forma pro-rata de los bonos 2033 y el resto en bonos 2040”, explicaron.

Según el grado de participación total en el canje, “los tenedores de bonos Descuento podrían también recibir una pequeña porción de sus tenencias en bonos 2040. De ser activadas las Cláusulas de Acción Colectivas, tal como lo estipula el Acuerdo de los Bonos 2005, aquellos tenedores de bonos que no participasen del canje recibirán bonos 2040”.

Los nuevos bonos serán denominados en dólares y euros a la opción del tenedor participante del canje. “Los bonos tendrán una estructura de pago de interés creciente con un cupón final de 5.875% anual en dólares. “Para la emisión en Euros, los cupones de interés mantendrán la misma proporción que se mantiene en la emisión de los bonos 2033 y 2040 entre sus versiones dólares y euros respectivamente a los efectos de mantener un principio de equidad entre los tenedores de bonos en dólares y en euros”, agregaron.

“Los nuevos bonos comenzarán a devengar interés a partir del 15 de noviembre del 2020 y el primer cupón se pagará en mayo 2021. A partir de la fecha de emisión hasta noviembre del 2020 los bonos no devengarán interés”, concluyeron.(Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Hace poco más de una semana el laboratorio bioquímico Prexa fue habilitado por el Ministerio de Salud de la provincia para procesar las muestras para COVID por PCR.  Comentaron qué demandó poder contar con este estudio y su metodología.

 

Además, qué dijeron sobre la pregunta que se hace la mayoría: ¿Puede cualquier persona hacerse una prueba si no tiene síntomas?.

El lunes 11 Prexa fue autorizada para realizar los PCR en Santa Cruz. No lo parece, pero fue un intenso trabajo tanto del laboratorio bioquímico como del Ministerio de Salud de la Provincia para que se concrete. Fabricio Santa Cruz, su gerente, contó cómo fue su proceso y dio detalles de las modificaciones tanto edilicias como de sanidad para que sea posible. Hoy, a más de una semana de su aplicación, llevan concretados alrededor de quince estudios.

“Estábamos a la espera de la disposición del Ministerio de Salud para tener todo a punto y poder funcionar. La semana pasada nos informaron formalmente que podíamos arrancar con los estudios”, comenzó relatando con gran satisfacción. Y claro, lograr el visto bueno fue a costa de responder a mucha burocracia, permisos, capacitación y sobre todo ansiedad.

Para que puedan realizar los estudios de PCR, los únicos que permiten el diagnóstico del virus en tiempo real, se necesita montar un área de biología molecular. En ésta adaptar la metodología específica, ya que dentro de un área de estas características también se pueden realizar otros estudios además que el de COVID, explicó.

Santa Cruz manifestó que montar un área de biología molecular en situaciones normales ya es algo engorroso por lo que levantarla en época de pandemia, donde ya no funcionan con normalidad los correos y aviones costó: “Fue una odisea”.

Ese fue el primer problema por sortear. Al ser todo tan nuevo y al haber sobreinformación, provocó que Salud tenga mucha precaución en este camino de la habilitación. “Primero debieron organizarse ellos, cerciorarse y buscar información de organismos internacionales antes de habilitar un laboratorio de estas características en un momento delicado como éste también en tiempo record”, señaló. Sobre este punto manifestó que esas variables fueron bastante limitantes y causaron muchos problemas, pero fue interesante el ir pudiendo resolverlas.

Luego llegó el momento de la capacitación y el de conseguir los insumos que, dentro de todo y comparándolo con la primer etapa, indicó que fue más sencillo.

Instruirse en esta parte de la bioquímica no es muy común, dijo, haciendo mención que la biología molecular no es una especialización muy habitual. Sostuvo que hay muy pocos bioquímicos especializados en esta área, básicamente porque es muy nueva.

En su caso particular no tuvo mayores inconvenientes, dado que la experiencia que adoptó luego de egresar de la universidad fue vital para realizar en la actualidad estos estudios. 

“Yo tuve suerte. Egresado de la Universidad de Buenos Aires en 2001, mi primer trabajo fue relacionado con esto, cuando nadie sabía lo que era siquiera la biología molecular”, rememoró. Detalló que en aquellos años fue noticia mundial la clonación de la oveja Dolly, y posteriormente el ternerito Pampa, proyecto en el que estuvo muy involucrado por la empresa en que se desempeñaba por aquellos días.

Con este conocimiento previo, la capacitación para implementar en su laboratorio bioquímico al estudio

PCR en Río Gallegos no fue una variable que lo haya complicado, sino más bien lo ayudó a agilizar parte del proceso.

Los costos para levantar esta área específica de biología molecular eran altos. Además, esta oportunidad de incorporar tan compleja especialización cayó en un momento en que la firma atravesaba una situación económica compleja. “Pero tuve la suerte de poder acceder a una línea de préstamos que lanzó el Banco Nación destinado a empresas”, puntualizó, detallando que postuló y lograron obtenerlo. Con este dinero se pudo desarrollar la infraestructura.  

Con todo en marcha, y a la espera de la habilitación de Salud, como laboratorio les quedó por ajustar los protocolos sanitarios para el personal y pacientes en general.

Al respecto, Santa Cruz afirmó que aplicarlo fue sencillo, ya que al tratarse de una empresa dedicada a la salud se rige por estrictas normas de bioseguridad. Sí sumaron las recomendaciones de los organismos de salud en determinados sectores, como fue la colocación de mamparas protectoras, reorganizar turnos, entre otros.

 

Derecho a saber

En Santa Cruz no hay circulación del virus, por lo que afortunadamente la demanda no es grande. En el laboratorio se encuentra él junto a la Dra. Cecilia Muñoz realizando los test; de todos modos atentos y a la espera por lo que pudiera llegar a suceder, y de ser necesario capacitar a más gente.

Por decisión del laboratorio y en concordancia con la cartera sanitaria de la Provincia se dedican a realizar los estudios a personas asintomáticas. “Todos sabemos que el gran problema de este virus, y por eso se desarrolló tanto, es que utiliza de vehículo a las personas asintomáticas. Éste deambula sin cuidado y va contagiando”, dijo. Ante este panorama “la táctica” que encontraron y como una forma de ayudar a algunas empresas que están protocolizando sus trabajos para cuidarse y poder flexibilizar de alguna forma la cuarentena, determinaron dedicarse primero a poder colaborar con el sistema sanitario público de forma paralela. Es decir, “no pisarnos con el Hospital para que éste cuide los insumos y la capacidad operativa para los hechos o casos más graves”, manifestó. Asimismo, hizo referencia a que este último punto es crucial, dado que el nosocomio puede utilizar todos los protocolos de aislamiento cuando hay un caso sospechoso, dejarlo internado, y eso en un laboratorio sin internación no es posible. Por lo expuesto se dedican al asintomático “y luchar en conjunto desde diferentes flancos”.

Consultado sobre quién o bajo qué condición una persona puede acercarse al laboratorio a realizarse el estudio, Santa Cruz resaltó que existe un diagrama del Ministerio de Salud de la Nación donde especifica los criterios de sospecha y cómo se analizan. Para no considerarse criterio sospechoso se analiza la situación particular. En líneas generales ser asintomático, es decir, no tener síntomas relacionados con la enfermedad y no mantener contacto con un enfermo de COVID. De todos modos el laboratorio analiza cada situación individual “porque hay mucha letra chica”, consideró. Se solicita un turno con el paciente y se estudia su caso, o bien se comunica con Epidemiología del Hospital para rever la situación.

Puso énfasis en aclarar que una persona asintomática y que no tuvo contacto con un positivo puede realizarse el estudio de forma voluntaria, sin orden médica (no lo reconocería la obra social) y abonándolo de forma particular. Eso se llama vigilancia epidemiológica, y responde al derecho de cualquier ciudadano de responder a su necesidad de conocer su estado.

Para clarificar aún más la situación rememoró el polémico caso que rondó en torno al trabajador del Correo Argentino que antes de ayer expuso TiempoSur.

Él era paciente criterio no sospecha. Cuando saltó su caso de forma pública trascendió que había tenido contacto con un compañero en Caleta Olivia, quien luego fue caso positivo por COVID-19 en Río Negro. No obstante, para considerarlo paciente criterio de sospecha debería haber estado con el paciente positivo por más de 15 minutos y que éste haya manifestado síntomas, que no fue ese caso.

¿El costo del estudio de PCR? 8500 pesos, valor muy criticado, reconoció, pero fue bajado “lo que más hemos podido para el particular”. Sostuvo que en provincia de Buenos Aires el mismo ronda entre los 6 y 8 mil pesos, por lo que considera que Prexa no está tan lejos de esos valores. Agregó además que los costos de los test rápidos también foguearon de cierta manera las críticas al valor del estudio. Expuso que éstos oscilan entre los 2 y 3 mil pesos, salvo que la diferencia entre un estudio y otro radica que en los últimos relevan si una persona tuvo COVID en el pasado.

Los resultados de PCR pueden obtenerse en el día, lo que es posible porque al no haber circulación del virus –reiteró- no se ve alterada la capacidad operativa del laboratorio.

Finalmente, se le consultó cómo percibió los comentarios de la comunidad frente al anuncio de la implementación de este estudio y manifestó que la gran mayoría reaccionó satisfactoriamente y los apoyó; algunas excepciones que me pronunciaron escépticos ante el estudio en sí y disconformes otros por su precio.

Concluyó recalcando que el Ministerio de Salud fue clave en el proceso y acompañamiento para la habilitación final.(Tiemposur.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

MÁXIMO KIRCHNER | FOTO:SERGIO PIEDEMONTE

El diputado ya no es sólo la extensión de su madre. Cómo construye poder más allá de La Cámpora y de CFK.

 

Amistad con Grabois y Massa. Las cajas que maneja.Máximo Kirchner siempre prefirió el perfil bajo. Se lo impuso la fuerza de las circunstancias, cuando con sólo 26 años su padre se transformó en Presidente de la Nación y en héroe para multitudes, y esa búsqueda de evitar la atención mediática y política la mantuvo al menos durante la primera presidencia de su madre. Pero hace rato que el hijo mayor de CFK ya no es ese joven de andar errante y traje ajustado, y el cambio no es sólo físico. El hombre que hoy visita por lo menos dos veces por semana la Quinta de Olivos en calidad de consejero presidencial, que es el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, que dirige La Cámpora, la organización política más numerosa del país de la que a veces elige despegarse, y que se anima a reunirse con sectores a los que el cristinismo siempre rechazó, como el peronismo duro, los empresarios y la Iglesia, encontró algo novedoso: el poder. Y no sólo el que tiene desde hace tiempo y que le llegó por transfusión sanguínea, sino uno distinto, mucho más real y directo, como atestiguan las grandes cajas del Estado que quedaron bajo su control. Máximo Kirchner tiene por primera vez en su vida poder propio. Y le gusta, aunque jamás lo admitiría en público.

ADN. Los que lo conocen realmente a Máximo no se sorprenden por el presente del diputado. Dicen que desde hace rato se podía adivinar este perfil que hoy se empieza a mostrar sin tapujos, y alguno hasta se anima a remontarse al lejano pasado santacruceño en el que el joven Máximo jugaba y admiraba a los amigos de su padre a los que CFK siempre miró de reojo. “¿Quién pensás que estuvo atrás del apoyo de (Horacio) Pietragalla a Jaime? ¿Alberto, que siempre detestó a la banda de De Vido cuando eran gobierno? ¿Cristina, que vivía peléandose con Néstor por sus amistades del sur y que cuando se murió le copó el ministerio a De Vido?”, reflexiona un hombre de la primera línea del Gobierno, sobre el pedido del Secretario de Derechos Humanos, hombre de La Cámpora, para que se habilite una prisión domiciliaria al ex funcionario, condenado por la tragedia de Once. El análisis es claro: Máximo no siempre es igual a Cristina, y tampoco es siempre igual a la organización que comanda. Uno más uno no siempre es dos, al menos en la extraña matemática de la política argentina.

Hay otro ejemplo que dejó heridos por doquier y que sorprendió a muchos, incluso a los que vieron llegar el lunes 4 a Juan Grabois en el auto de Máximo Kirchner a la asunción en La Plata de Andrés “Cuervo” Larroque, el secretario general de La Cámpora y hoy ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense. Es que, más allá de la afinidad que hay entre el dirigente social y el hijo de CFK, Grabois logró ganar una pulseada clave en el cada vez más intervenido ministerio de Justicia de Marcela Losardo. El amigo del Papa Francisco impulsó la designación de la abogada Gabriela Carpineti, mujer del Frente Patria Grande que comanda el dirigente, para que dirija la estratégica área de los Centros de Acceso a la Justicia, unas oficinas que dan servicios gratuitos de atención legal en todo el país -por lo menos 250- y que cuentan con un presupuesto propio de $ 100 millones. Que Grabois, que también tiene gente que le responde en el ministerio de Desarrollo Social, entre otros lugares del Gobierno, haya ganado la partida de ajedrez no debería ser lo sorpresivo: el dato más llamativo es que Máximo le dio el visto bueno a su amigo/aliado por sobre Carlos Burlot, el hombre de la Unión del Personal Civil de La Nación (UPCN) que La Cámpora, en los papeles su organización y por la que debería empujar, promovía. Es decir que Máximo privilegió su vínculo con el referente social -al que algunos sectores oficialistas, que ponen el grito en el cielo cuando Grabois dice cosas como “no roban y no hacen”, catalogan de “empleado paraestatal”- por sobre su propio partido. La maniobra sería un misterio sino fuera porque revela la nueva naturaleza del hijo de CFK: ya es un político de la primera línea con vuelo propio y, como tal, a veces tiene que hacer concesiones que escapan a la lógica y al corazón del militante puro. “Máximo cambió mucho. Quizás tiene que ver con el paso del tiempo y de la experiencia, pero ya no es sólo ese pibe que quería que La Cámpora creciera por todo el país y que tenía, si se quiere, una visión más romántica del asunto. Ahora piensa más como un político clásico, le interesa el reparto de cargos, las cajas desde donde se puede financiar a la política, las alianzas, las listas, las roscas. Maduró”, cuenta una mujer que lo conoce y acompaña desde el gobierno K.

 

El avance sobre las grandes cajas del Estado fue la novedad de los últimos días. Fernández dispuso la renuncia en la Anses de Alejandro Vanoli, un hombre que se sumó al Gobierno literalmente a último momento y ante la falta de un candidato que reuniera más consenso. Lo reemplazó Fernanda Raverta (ver recuadro), una mujer a la que tanto el Presidente como Cristina valoran mucho. Alberto incluso eligió hacer su cierre de campaña en Mar del Plata, donde ella se candidateaba como intendenta, y terminó lagrimeando luego de su discurso. Desde La Cámpora admiten que querían a la licenciada en trabajo social en esa área, porque “es la más preparada”. “Claramente va a gestionar mucho mejor que Vanoli, eso lo supimos siempre, pero si aparecían camporistas en tantos lugares apenas arrancaba el Gobierno iba a haber broncas y quejas”, dicen desde esa organización. De cualquier manera, hoy La Cámpora y Máximo extendieron su sombra en lugares estratégicos. Entre la Anses, YPF, Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y el ministerio del Interior de “Wado” de Pedro, por sólo nombrar las más importantes, manejan más de dos billones de pesos. Máximo parece tener ahí la misma epifanía política que tuvo su padre para cuando Néstor tenía la edad en la que él se convirtió en hijo de un Presidente. “Necesito ser abogado para hacer plata porque quiero ser gobernador de Santa Cruz”, contó Cristina que le dijo su difunto marido. Sin plata no hay política y sin política no hay proyecto: parece que esa enseñanza también está en la sangre.

Poder. 2020 fue imprevisto para todo el mundo, no sólo para la Argentina. Entre todas las cosas que sucedieron en estos cinco meses y que nadie podía imaginar -como una pandemia global-, el martes 28 de abril se destacó una: en una videoconferencia del bloque que comanda, Máximo pidió la palabra pero esta vez no habló de política ni del Gobierno, sino que comenzó a cantarle el feliz cumpleaños a Sergio Massa, que aquel día llegó a los 48 otoños, ante más de 100 diputados que rápidamente lo imitaron. Ni el más arriesgado de los analistas podía vaticinar hace un año esta más que amistosa relación entre el hijo de Néstor y el otrora enemigo acérrimo del kirchnerismo que hoy comanda la Cámara de Diputados. Desde ambos bandos destacan que el vínculo entre ellos es más que bueno, y que ambos suelen cruzar, casi a diario, sus despachos para compartir ideas e impresiones.

Hay, obviamente, diferencias de perspectivas que logran vencer al paso del tiempo: la posición de ellos difiere, por ejemplo, sobre el “impuesto Patria” con el que se gravaría, por la pandemia, a las fortunas más acaudaladas del país. Aunque por ahora ni siquiera fue presentada la ley, Máximo parece realmente convencido de que es lo correcto para hacer, mientras que Massa no lo comparte. Facundo Moyano, que hace rato encuentra cobijo bajo el ala del tigrense, le dijo el martes 5 a los estudiantes de periodismo de la Escuela de Comunicación de Perfil que “no apoyaría la ley”, una declaración que corrió como pólvora en el Frente de Todos y que puso en evidencia que intentar aprobar este proyecto podría tensionar la interna más de lo que recomiendan los especialistas a los que suele escuchar el Presidente. Más allá de las diferencias por este proyecto, en la relación de Máximo con Massa se esconde otro foco del nuevo perfil del hombre. Los que siguen el día a día del hijo de la vicepresidenta, en un esfuerzo de reconstrucción -es difícil precisar cuándo se inician los grandes cambios de las personas-, dicen que el giro se dio durante el transcurso de los tiempos en el llano, durante el macrismo. Mientras que su madre eligió refugiarse del despoder en el sur, Máximo hizo lo que Néstor sabía hacer mejor: política sin demasiados miramientos. Empezó a buscar convertirse en un hombre “práctico”, como decía y pedía Perón. En ese trajín tejió alianzas con intendentes del conurbano a los que su madre jamás toleró ni respetó -y que hoy lo consultan y lo buscan incluso antes que al gobernador Kicillof-, empezó a perder la bronca cristinista con los empresarios -y ahora, en plena pandemia, se reúne en las sombras con algunos que fueron enemigos oficiales de los K- e incluso tejió una incipiente relación con la Iglesia, al punto de convencer a Alberto de recibir dos veces a los curas de las villas en Olivos y organizó él mismo los encuentros.

Claro está, Máximo es incondicional a su madre. La lealtad es absoluta, pero esto no quiere decir que, como cualquier buen hijo, siempre coincida o siempre haga lo que ella prefiere. “Parrilli y el Patria son los soldados de ella que no mueven un dedo sin consultarle. Máximo y varios más de La Cámpora son bastante más picaros a la hora de hacer política”, cuentan desde el Gobierno. La foto que por estos días circuló en el Frente de Todos, y que molestó a muchos, lo confirma: es la del sonriente “Wado” de Pedro, que para aquel 27 de octubre ya estaba designado como futuro ministro de Interior, en la asunción de Juan Bautista Mahiques, enemigo público de Cristina, como fiscal general de la Ciudad. El futuro es una incógnita y va a depender, como suele pasar en Argentina, del desarrollo de la economía que le podría dar la reelección fácil a Alberto o quitársela. El Presidente ya lo adelantó: cuando le preguntan sobre un posible sucesor –que no sea él- siempre habla de Massa o Máximo. Incluso el presidente de la Cámara de Diputados lo elogió en una entrevista con PERFIL, y habló de que se parece más “a Néstor que a Cristina”. Está claro: el hijo del matrimonio Kirchner se convirtió en la cuarta pata del Frente de Todos, y con poder propio.

Cerca de Máximo las aguas están divididas: unos dicen que, como cualquier político y más para uno con ese apellido, la Casa Rosada es siempre una meta -camino en el que inevitablemente se cruzaría con Kicillof, el otro mimado de la jefa-, mientras que la otra parte aseguran que sería levantar demasiado el perfil para alguien que siempre detestó la exposición. Pero Máximo cambió, y lo está demostrando.(noticias.perfil.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

La brecha cambiaria llegó a sobrepasar el 100 por ciento la semana pasada. (Reuters)

La brecha entre el dólar paralelo y el oficial mayorista descendió a 83%

 

El dólar en el mercado libre se negoció este martes con una fuerte baja de cuatro pesos o 3,1%, a $124 para la venta, con lo que el dólar blue sumó una baja de 14 pesos o 10,1% en dos ruedas de la semana.

Mientras, sigue estabilizada en torno a los $118 en la paridad bursátil del contado con liquidación.

El mercado financiero argentino atraviesa ruedas más distendidas, ante el avance del diálogo entre el Gobierno y los acreedores de deuda en dólares, a días de expirar el plazo límite del 22 de mayo para alcanzar un acuerdo.

Este martes la divisa es ofrecida en el mercado mayorista con un incremento de ocho centavos, a 67,90 pesos. En el transcurso de 2020 aumentó un 13,4 por ciento.

 

Cabe señalar que los montos operados en las últimas ruedas en el segmento de contado (spot) son inferiores a los USD 200 millones, muy bajos si se considera que en el segundo trimestre del año se atraviesa el período en el que se concentra la liquidación de exportaciones del agro.

Este martes, el monto operado en el segmento de contado (spot) fue de unos 195,9 millones de dólares. “Ventas oficiales volvieron a atender pedidos de compra autorizados, con escasa respuesta de la oferta privada que solo se hizo presente en los últimos minutos de la sesión con puntuales órdenes de venta que no torcieron el rumbo de la cotización y solo marcaron mínimos en $67,90”, describió Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Desde Research for Traders atribuyeron el descenso de los tipos de cambio implícitos a “las nuevas medidas del BCRA para frenar la suba del dólar, sumado a esto las expectativas positivas en relación a las negociaciones para la reestructuración de la deuda”.

 La brecha cambiaria entre el oficial y el liqui alcanza el 74%, mientras que con el blue llega al 82,6%

Para desincentivar la demanda de dólares, el Banco Central dispuso que todos los plazos fijos tienen una tasa mínima garantizada, tanto los efectuados por personas como los de empresas, y sin límite de importe. La tasa nominal anual (TNA) será del 26,6%, que significa una tasa efectiva mensual de 2,22 por ciento.

Además, el Central comunicó que desde el lunes entró en vigencia el incentivo para los bancos que tomen depósitos de interés variable (DIVA) ligados a la cotización de cereales y oleaginosas, para promover mayores liquidaciones del agro. “Esto permite garantizar el valor a los exportadores que liquidan sus cosechas”, subrayó la entidad.

“En plena negociaciones de la deuda, con un riesgo de default muy alto junto a las complicaciones del panorama económico en general, no se descartan nuevas subas en las próximas ruedas”, indicaron desde Portfolio Personal Inversiones, cuando “cada nueva restricción no hace más que alimentar la incertidumbre de un mercado que se resguarda en el dólar financiero a la espera de definiciones en el plano de la deuda”.

 

 

No obstante, en un informe de GMA Capital observaron que “semejantes niveles de brechas del Contado con Liquidación y el informal son comparables con los vigentes al final ‘década perdida’ de 1980, cuando la hiperinflación hacía estragos sobre nuestra economía.Con una mirada histórica, el dólar financiero está en máximos de casi 20 años, pero esto no alcanza para garantizar que no siga su escalada”.

Las reservas internacionales del BCRA alcanzaron el lunes los USD 43.047 millones, el monto de activos brutos más bajo en tres años, desde los USD 39.884 millones del 25 de enero de 2017.

El descenso en el nivel de reservas brutas fue impulsado en el último mes por el retiro de depósitos en dólares. Desde el lunes 20 de abril, cuando se flexibilizó la cuarentena para la atención al público en los bancos, salieron del sistema financiero cerca de 1.100 millones de dólares.

En tanto, los depósitos en dólares retrocedieron al nivel más bajo desde el 7 de noviembre de 2016. Los depósitos en dólares en efectivo del sector privado se redujeron unos USD 1.115 millones o un 6,1% desde los USD 18.289 millones del viernes 17 de abril, antes de la flexibilización de la atención al público en bancos, a los USD 17.174 millones del 14 de mayo.(Infobae.com)

 

Pablo González.

Análisis del actual diputado nacional por Santa Cruz, Pablo González (PJ), respecto a la actualidad del mercado internacional petrolero y cómo se están viendo afectadas las provincias productoras

 

Como consecuencia de la crisis internacional y la caída de la actividad económica a nivel global, el precio internacional del petróleo crudo en sus variables más conocidas de referencia es decir tanto el “WTI” como el “BRENT” cayeron a sus niveles más bajos de los últimos años en medio de la drástica reducción de la demanda energética y la crisis del coronavirus.-

Los daños colaterales de las oscilaciones del mercado internacional llegan siempre a las provincias productoras (como Santa Cruz) de formas diversas. Como consecuencia de la pandemia y su impacto en el valor del crudo, las provincias ven como uno de sus ingresos más importante (regalías) cae por lo menos en un 50%. Tal reducción de ingresos a su vez impacta directamente en la recaudación de los impuestos provinciales, también reduce la coparticipación de los municipios (que ya sienten la caída de coparticipación nacional, provincial y regalías) y se traduce en serias dificultades para el Estado para hacer frente a sus obligaciones esenciales que son la salud, justicia, seguridad y educación.-

 

Como si esto fuera poco, siempre existe la posibilidad que las empresas empiecen el ajuste por los trabajadores como en los cuatro años del gobierno de Cambiemos dónde por ejemplo un personaje proveniente de la corporación petrolera  como Juan José Aranguren hizo estragos en el aparato productivo nacional (era ejecutivo de la SHELL y un alfil del sector denominado “downstream” local que hace referencia a las tareas de refinamiento y comercialización).-

Para amortiguar las consecuencias de la pandemia el Presidente Alberto Fernández tomó medidas que protegen a los trabajadores, entre ellas el dictado del DNU 329/2020 que prohíbe los despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor. También el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción que incluye la reducción de aportes patronales y una asignación salarial aportada por el Estado (376/2020 ampliatorio del 332/2020), entre otros.-

En el caso concreto del sector petrolero los sindicatos convencionales y jerárquicos de varias provincias firmaron un acuerdo con las cámaras empresarias para que los operarios suspendidos cobren (en líneas generales) un equivalente al 60% de sus salarios habituales a aquellos que no trabajaron directamente por el efecto del aislamiento, en Santa Cruz, a la fecha algunas organizaciones sindicales adhirieron y otras siguen discutiendo cada una con su estrategia propia.-

No obstante, teniendo en cuenta que se acercaba la fecha de pago del sueldo del mes de Abril (fecha tope cuarto día hábil del mes) todos pensábamos que con o sin acuerdo aquel porcentaje del 60% iba a ser el mínimo que se iba a cumplir.-

El jueves 8 de Mayo cada empresa liquidó y pago como quiso e inclusive afectando a aquellos que no estaban alcanzados por el acuerdo de la pandemia y había trabajado al 100%.  No existió un criterio uniforme, algunas empresas cumplimentaron en tiempo y forma (las menos) y otras poco o nada. Ante este panorama el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria.-

Al momento en el que se escribe esta columna de opinión muchas empresas acordaron y fueron cumplimentando, la mayoría de buena fe y en diálogo con los representantes de sus trabajadores.-

Hay excepciones y una llama mucho la atención por ser uno de los supuestos actores fuertes del mercado: San Antonio Internacional es una empresa multinacional que se presenta a sí misma (en su página oficial) como la mayor perforadora de la Argentina y líder en servicios de mantenimiento y optimización de pozos de gas y petróleo.-

Con 4000 empleados directos, dice tener más de 150 equipos de torre en lo que representa la mayor flota de la región con 11 base operativas distribuidas en las principales provincias productoras de hidrocarburos  (entre las cuales esta Santa Cruz).-

Tanta grandeza va en línea con su “filosofía corporativa” donde señalan que su objetivo es “generar una cultura de trabajo donde el personal pueda desarrollar su potencial” y resaltan sus propios valores: honestidad e integridad, respeto y colaboración, sensibilidad al entorno, etc.-

Ahora bien, tan conmovedores principios no han sido precisamente los que aplicaron para pagar sólo entre el 30% y el 35% del salario de los trabajadores del mes de Abril, a pesar de su autoproclamado liderazgo y ser una de las empresas de servicios más grandes del país desconoció tanto los acuerdos realizados como los principios más elementales del derecho del trabajo y sus obligaciones como empleador.-

La empresa “líder” alegaría en su defensa que no le cierran los números para pagarles a su gente por poner su capacidad de trabajo en beneficio de su empleador.-         

En su propia página SAI nos confiesa su ADN de hoy (luego de 60 años de trayectoria)  su propietaria es el fondo de inversión estadounidense Lone Star Funds y según fuentes periodísticas aún no desmentidas en Argentina su directorio lo integran su máximo ejecutivo Luis María Blaquier, ex titular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses durante el gobierno de cambiemos. Siempre según fuentes de la prensa nacional el segundo de Blaquier es Enrique Boilini, un ingeniero que pasó por Bunge y Alpargatas pero además integra TGLT la firma que adquirió la constructora de Nicy Caputo (luego de varios escándalos).-

Volviendo a San Antonio su director ejecutivo sería Sebastián Caputo, sobrino de Nicolás Caputo, el famoso “amigo del alma” de Mauricio Macri. Sebastián Caputo ex director del Grupo Pegasus el holding formado por el ex vicejefe de Gabinete  Mario Quintana. Todo tiene que ver con todo.-

No olvidarse del pariente tal vez más conocido: el inefable Luis Caputo que fue Ministro de Finanzas y Presidente del Banco Central del que huyó escandalosamente no haciendo honor a su fama de “mago de las finanzas” o sí, depende para quién hacía sus trucos. No obstante existen constancias que el “mago” haya formado parte de San Antonio.- 

En una nota del Diario Perfil del año pasado se decía que este mismo fondo con estas “estrellas financieras criollas” iban por más “el próximo paso del fondo norteamericano es pugnar para tratar de quedarse con alguna de las centrales eléctricas que el Estado tiene en proceso de privatización…” agregándose en esa editorial que “Blaquier trabajó en la Anses, que financió las usinas que ahora su fondo intenta comprar…”.- 

Con sólo averiguar un poco de que se trata Lone Star Funds vemos que es una firma fundada en 1995 con sede en Dallas y que se especializaría “en compra de compañías y activos en problemas como resultado de una compra apalancada  y también compraría préstamos no rentables de los bancos” con sitios que los describen con palabras lejanas a la producción tales como “prestamistas acreditados en vivienda” lo que nos llevaría a pensar que podríamos estar ante lo más parecido a un fondo buitre.-

Hace unos días atrás la empresa contratista, entre otras,  de YPF, expresaba en un comunicado que abonaría solamente el 30% de los sueldos de abril de aproximadamente 600 trabajadores activos de Santa Cruz ya que “no recibieron los fondos suficientes por parte de las operadoras de yacimientos”.

“En el día de hoy San Antonio va acreditar a todo su personal un anticipo del 30% de los haberes que les corresponde percibir este mes considerando los acuerdos celebrados de las entidades gremiales y las normativas vigentes al día de la fecha. Asimismo en los casos en los que dicho cálculo no alcance el monto de $20000 se incrementará el porcentaje a percibir hasta alcanzar ese mínimo”, apuntaba el escrito emitido por la empresa.-

La “sensibilidad al entorno” evidentemente no es suficiente para que una empresa que dice ser de las más grandes del país en el rubro le pague a sus trabajadores a pesar de confesar que pertenece a uno de los más importantes fondos de inversión de EEUU.-

No será que el “espíritu buitre” que al parecer configura su matriz es más fuerte? o el espíritu de neto corte macrista de sus directivos es más pesa más?.-

Más allá de todas estas preguntas sin respuestas, lo cierto es que los trabajadores siguen esperando que la empresa cumpla.- (Tiemposur.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

Mara Gay, miembro del consejo editorial de The New York Times

Gente joven como yo se está enfermando mucho, mucho por el coronavirus

 

El día antes de enfermarme corrí cinco kilómetros, caminé 16 más y luego subí como siempre las escaleras hasta mi apartamento en el quinto piso, cargando la ropa que había lavado.

Al día siguiente, el 17 de abril, me convertí en uno de los miles de neoyorquinos que se enfermaron de COVID-19 y desde entonces ya no soy la misma.

Si vives en la ciudad de Nueva York, sabes de lo que es capaz este virus. En menos de dos meses, han fallecido aproximadamente 24.000 neoyorquinos; más del doble de las personas que han muerto por homicidio en los últimos 20 años.

Ahora me preocupan los estadounidenses de otros lugares. Cuando veo las fotografías de las multitudes que abarrotan un gran almacén que acaba de volver a abrir sus puertas en Arkansas, o de grupos de personas amontonadas en un restaurant de Colorado sin cubrebocas, es evidente que muchos estadounidenses todavía no se dan cuenta de la fuerza de esta enfermedad.

El segundo día que estuve enferma, me desperté sintiendo que tenía brea caliente encajada en el fondo del pecho. No podía respirar profundamente a menos que me pusiera en cuatro patas. Estoy sana, soy corredora y tengo 33 años.

Una hora más tarde, estaba sentada en una cama de la sala de urgencias, sola, aterrada y con un dedo sujetado a una máquina que mide el pulso y la saturación de oxígeno. A mi derecha, había un hombre que casi no podía hablar, pero que tosía constantemente. A mi izquierda estaba un hombre mayor que dijo que llevaba un mes enfermo y traía un marcapasos. Se la pasaba disculpándose con los médicos por causarles tantos problemas y agradeciéndoles por cuidarlo tan bien. Ni siquiera ahora puedo dejar de pensar en él.

Finalmente, se acercó a mí la doctora Audrey Tan y su mirada bondadosa detrás de su cubrebocas, antiparras y careta se encontró con la mía. “¿Tiene asma?”, preguntó. “¿Fuma? ¿Alguna enfermedad preexistente?” “No, ninguna”, respondí. La doctora sonrió y luego sacudió la cabeza de manera casi imperceptible. “Ojalá pudiera hacer algo por usted”, me dijo.

Soy una de las personas que corrieron con suerte y nunca necesitaron un respirador. Sobreviví. Pero 27 días después, sigo con una neumonía persistente. Necesito dos inhalaciones dos veces al día. No puedo caminar más de dos cuadras sin detenerme.

Quiero que los estadounidenses entiendan que este virus está enfermando muchísimo a la gente joven y sana. Quiero que sepan que no se trata de una simple gripe.

 

Incluso han sido hospitalizados neoyorquinos sanos de veintitantos años. De acuerdo con los datos del departamento de salud, al menos trece niños han muerto de COVID-19 en el estado de Nueva York. El novio de 29 años de una amiga estuvo todavía más enfermo que yo y en determinado momento casi no podía caminar por su sala de estar.

Tal vez no vivas en una ciudad grande. Quizás no conozcas a nadie que esté enfermo. Tal vez creas que estamos locos por vivir en Nueva York. Está perfecto. No tienes que vivir como nosotros ni votar como nosotros. Pero por favor, aprende de nosotros. Te pido que te tomes en serio este virus.

Algo de lo que me di cuenta, asombrosamente, es de las pocas recomendaciones y cuidados que se les dan a los millones de estadounidenses para manejar los síntomas en su casa.

En Alemania, el gobierno envía equipos de trabajadores sanitarios a hacer visitas domiciliarias. Aquí, en Estados Unidos, donde los cuidados primarios son algo secundario, el único lugar donde la mayoría de la gente que tiene COVID-19 puede obtener atención personal es en la sala de urgencias. Este es un verdadero problema dado que es una enfermedad que puede causar síntomas graves durante meses y pasar de ser leve a mortal en cuestión de horas.

El mejor cuidado que recibí fue el de mis amigos. Fred, un residente de la sala de urgencias que atiende en un hospital de Nueva York, pasaba a visitarme cuando iba de camino a su trabajo en su bicicleta para revisar continuamente mis síntomas y preguntarme sobre ellos. Chelsea, mi compañera de habitación en la universidad y asistente médico, se ha encargado en buena parte de mi recuperación de la neumonía. Zoe, una enfermera amiga de la infancia, me enseñó a usar el oxímetro de pulso y luego el inhalador para asma que ahora utilizo.

Gracias a ellos, me convertí en una neófita experta. El consejo que me dieron y lo que les digo a mi familia y a mis amigos es que, si pueden, consigan un oxímetro, que es un pequeño dispositivo mágico que mide la frecuencia cardiaca y la saturación de oxígeno en la sangre desde la yema de los dedos. Si te enfermas y el nivel de oxígeno cae por debajo de 95 o tienes dificultad para respirar, acude a la sala de urgencias. No te esperes.

Si tienes síntomas respiratorios, considera que es probable que tengas neumonía y llama al médico o acude a la sala de urgencias. Duerme boca abajo, ya que gran parte de los pulmones está en la espalda. Si tu nivel de oxígeno es estable, cambia de posición cada hora. Haz muchos ejercicios de respiración. El que al parecer me funcionó mejor fue el que empezaron a usar las enfermeras del sistema de salud británico y que compartió J. K. Rowling, la escritora de la saga de Harry Potter.

¿Por qué en Estados Unidos está muriendo más gente de esta enfermedad que en cualquier otro lugar del mundo? Porque vivimos en un país fracturado con un sistema de salud fracturado. Porque pese a que las personas de cualquier raza y origen están sufriendo, la enfermedad en Estados Unidos ha golpeado con mayor fuerza a los negros, hispanos e indígenas, y se nos considera prescindibles.

Me pregunto cuántas personas han muerto no necesariamente a causa del virus, sino porque el país les ha fallado y las ha abandonado a su suerte. En este momento, eso es lo que me duele, esa es la culpa y el coraje.

Mientras yo comenzaba a recuperarme, otras personas morían.

Por ejemplo, Idris Bey, de 60 años y miembro del cuerpo de marines de Estados Unidos e instructor de los equipos de emergencias médicas del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York, quien recibió una medalla por su participación en los atentados del 11 de septiembre.

También, Rana Zoe Mungin, de 30 años, maestra de Ciencias Sociales de la ciudad de Nueva York cuya familia dice que murió después de tener problemas para que la atendieran en Brooklyn.

Por ejemplo, Valentina Blackhorse, de 28 años, una hermosa joven de Arizona que soñaba con estar al frente de la Nación Navajo.

Esos eran los rostros que veía cuando estaba recostada boca abajo en la noche, tratando de hacer respiraciones profundas y rezando por ellos y por mí. Son los estadounidenses en los que pienso cada vez que salgo ahora con pasos lentos a mi ordenado vecindario de Brooklyn para recibir el cálido sol de primavera en medio de un encantamiento de lilas florecientes y niños pequeños pasando felices a toda velocidad en sus patinetas.

Espero que el coronavirus nunca llegue a tu ciudad, pero si lo hace, también rezaré por ti.

(c) The New York Times 2020. (Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

Hay tres palabras que parecen administrar el pulso de la sociedad argentina en estos tiempos: la nueva normalidad. Especialistas, intelectuales y científicos analizan cómo será el impacto de este eterno presente de una argentina en shock, temerosa y en cuarentena por la aparición del coronavirus en términos sanitarios, las relaciones sociales, en el mundo de la economía y en la educación.

La política, en cambio, tiene otra lógica y se mueve no para adaptarse a la nueva coyuntura del país sino para recuperar su antigua normalidad. En stand by desde el pasado 19 de marzo, cuando Alberto Fernández declaró el aislamiento, social, preventivo y obligatorio, en los últimos días comenzó a reactivarse cuando el Presidente dijo que no le iban a torcer el brazo aquellos que presionaban para relajar la cuarentena y revitalizar el sector productivo. Sin dar nombres propios, fue una invitación a la oposición de Juntos por el Cambio para subirse al ring e intercambiar golpe por golpe: preservación de la vida contra la destrucción de la economía.

Las fuertes críticas de Alfonso Prat Gay, ex ministro de Economía de Mauricio Macri, sirvieron de excusa para la ofensiva del Gobierno contra los que en Casa Rosada denominan “los economistas del establishment” y también contra “las operaciones en las redes sociales del ex jefe de Gabinete de Cambiemos, Marcos Peña”, a quien responsabilizaron por los cacerolazos organizados en rechazo al fallo del juez Violini, que permitió la liberación de numerosos presos con la excusa de prevenir el contagio de coronavirus en las cárceles bonaerense.

 
Fernanda Raverta, nueva titular del ANSES, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero
Fernanda Raverta, nueva titular del ANSES, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero

A partir de ese momento comenzó a resquebrajarse la delicada armonía que venía mostrando la política para administrar la etapa inicial de la pandemia en la Argentina, proceso que, en definitiva, termina siendo el emergente de dos conflictos internos que fueron creciendo a la par de las restricciones que impuso el virus.

Por un lado, la construcción de poder dentro oficialismo. El kirchnerismo tuvo movimientos tácticos durante la cuarentena, como la designación de Fernanda Raverta como nueva jefa del Anses, y de Andrés “Cuervo” Larroque en el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires. Eso se suma a la injerencia de la vicepresidenta Cristina Fernández y de Máximo Kirchner en el rol que tiene el Congreso en este proceso (Diputados y Senado sesionó esta semana por primera vez desde el inicio de la emergencia) y a la creciente exposición que tiene el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que en cada conferencia prensa que comparte con Horacio Rodríguez Larreta no puede evitar la incomodidad que le genera el Jefe de Gobierno porteño.

La oposición advierte en estos desplazamientos un intento del kirchnerismo más duro para fortalecerse frente a Alberto Fernández, que hace equilibrio con todos los gobernadores en la gestión de la pandemia. “El kirchnerismo está tratando de arrastrar al Presidente al barro, por eso las críticas a María Eugenia Vidal”, señaló un dirigente opositor ante la consulta de Infobae. En la sesión virtual, el diputado radical Mario Negri afirmó: “Si el Presidente baja al barro no tiene autoridad moral para convocar a la unidad nacional en este contexto”.

 
María Eugenia Vidal, en Lanús, junto a Néstor Grindetti
María Eugenia Vidal, en Lanús, junto a Néstor Grindetti

A principios de la semana, y durante una entrevista con radio Rivadavia, Alberto Fernández apuntó contra la ex mandataria bonaerense. “Tuvimos durante cuatro años una gobernadora que dijo que no iba a abrir un hospital más en la provincia de Buenas Aires. En diciembre de 2015 estaban hechos los hospitales de Esteban Echeverría y La Matanza y por una decisión de la gobernadora nunca se inauguraron. Tuvimos que ir nosotros corriendo a ponerlos en marcha”.

Desde el entorno de Vidal, y ante la consulta de Infobae, señalaron que esta crítica “fue algo preparado, a pedido del kirchnerismo”. “María Eugenia está con buenos números y resguardándose; ellos ven venir que la crisis económica va a empezar a afectar las imágenes de todos los dirigentes, y la quieren meter en el ring, pero ella no va a salir a contestarles”, agregó la misma fuente.

Sin embargo, la ex gobernadora difundió el jueves una foto política junto al intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Su última aparición había sido en una videoconferencia con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. Antes, el 27 de marzo, había difundido en redes sociales un video en el que solicitó apoyar al Presidente, a los gobernadores y a los intendentes en medio de la crisis sanitaria.

María Eugenia nos brindó una mirada amplia de la situación a nivel general y puntualmente desde lo social que es su principal campo de trabajo para poder tomar ideas y propuestas a implementar por nuestros equipos técnicos, valoramos mucho sus aportes, es una fuente de consulta permanente”, expresó Grindetti luego de la reunión.

 
Cristian Ritondo, Mario Negri y Maximiliano Ferraro, esta semana, previo a la sesión virtual de Diputados
Cristian Ritondo, Mario Negri y Maximiliano Ferraro, esta semana, previo a la sesión virtual de Diputados

Juntos por el Cambio también presenta su propio conflicto interno, entre los dialoguistas, como Larreta y los gobernadores de Jujuy y Corrientes, Gerardo Morales y Gustavo Valdés, que tienen responsabilidades de gestión y necesitan administrar recursos con el Estado nacional. Y un sector más confrontativo, liderado por Patricia Bullrich, Miguel Ángel Pichetto y Alfredo Cornejo. Mauricio Macri y Marcos Peña, por el momento, decidieron mantenerse al margen de toda participación pública.

Para Juntos por el Cambio, el Gobierno busca dividir a la oposición. “Alberto Fernández no tiene ninguna necesidad de golpearnos con Horacio Rodríguez Larreta al lado. Es una actitud muy desleal, divisionista, que intenta hacer lo mismo que en los periodos que gobernó el kirchnerismo. La pandemia les ha dado la excusa para empoderarse, y aparece lo peor del kirchnerismo", señaló Cornejo esta semana, durante un encuentro virtual organizado por Luis Otero, ex candidato a intendente de Avellaneda.

Tanto Larreta -que mantiene un diálogo fluido con Vidal- como Morales evitaron hasta el momento alguna crítica hacia el Gobierno y se mantienen en un delicado equilibrio, pero el ala dura de Juntos por el Cambio encontró en el DNU que faculta al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a reasignar partidas sin pasar por el Congreso y en la decisión de la Oficina Anticorrupción de abandonar su rol de querellante en las causas contra la vicepresidenta Cristina Kirchner argumentos para volver a las críticas.

“Lamentamos que el Gobierno haya vuelto a 2006. Sorpresivamente nos encontramos con el DNU que borra ilegal e inconstitucionalmente, y vuelve a darle facultad al jefe de Gabinete para que discrecionalmente disponga del 100% de los fondos del Congreso”, aseguró Negri, en un mensaje muy distinto al que pronunció el 19 de marzo, cuando planteó: “Presidente, usted es el comandante".

Mientras tanto, los argentinos continúan su vida en loop, en un eterno presente como Bill Murray en El Día de la Marmota. Con la angustia de un futuro incierto y una pandemia que comenzó a mostrar su pico, la política se desarrolla en un terreno cómodo y conocido: la grieta.(Infobae)

Ingresó a la ciudad de Perito Moreno el 12 de mayo pasado y se puso en cuarentena a doce estudiantes y los chóferes del colectivo.

 

En un nuevo mensaje audiovisual del Ministerio de Salud y Ambiente, el secretario de Estado Salud Pública, doctor Ignacio Suárez Moré realizó una nueva actualización de la situación epidemiológica en Santa Cruz.

En este sentido, Suárez Moré indicó que la provincia continúa con 49 casos positivos y ayer se descartaron tres casos: dos de Caleta Olivia y uno de Puerto Deseado.

 

La tasa de incidencia es de 13,92 por 100 mil habitantes; la edad promedio es de 43 años, con mayor proporción de hombres. En la provincia hay un total de 40 altas definitivas, quedando sólo 9 casos activos, de los cuales sólo uno internado en sala común.

La cantidad de test realizados es de 357 con un índice de positividad de 13,72 por ciento.

“Queremos comentar que se activó el protocolo en la localidad de Perito Moreno, por un caso sospechoso de una estudiante que ingresó el 12 de mayo de Córdoba”, informó el funcionario provincial y detalló que los doce estudiantes y los choferes están cumpliendo con el aislamiento obligatorio.

Finalmente, recordó que continua la cuarentena para quienes ingresaron a la provincia, a través de distintas localidades: “Les solicitamos que continúen de la misma manera, evitando salir, utilizando el cubre boca y nariz y, por sobre todas las cosas, fortaleciendo el distanciamiento social”.(Tiemposur.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

Page 11 of 168

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8676720
ahora
Visitantes Online
3763
8676720

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…