Economía

En el 2008 con $1000 podías comprar 15 veces más que en el 2019. FOTO: NA

Tienen diferencias por regiones, con aumentos fuera de AMBA. Las multas por no cumplir pueden llegar a $ 200 millones.

 

La canasta "esencial" de 64 productos que está dentro de Precios Cuidados empezará a regir el lunes 22 aunque los supermercados y productores tienen tiempo hasta el 29 para ponerse a punto. Pero los nuevos productos llegan con aumentos de más del 40% para aguantar seis meses sin cambios. "Lo que buscamos es que haya visibilidad, que estén señalizados, y que haya abastecimiento", explicó el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner sobre uno de los puntos del paquete de medidas anunciado por el Ejecutivo. Uno de los aceites de girasol en su versión de 900 ml de Bunge arranca con $ 55,20, un 43% más que otra versión mezcla en Precios Cuidados, con precio de $ 38,55. Mastellone incorporó la leche La Martona en sachet con una suba del 38% (contra los $ 26 de La Armonía) y un precio de $ 35,80 tanto en la versión entera como en la descremada. "Se evaluó un precio para que la empresa esté de acuerdo y que garantice el precio y abastecimiento por seis meses", indicó el secretario que depende de Dante Sica, en Producción. No hay cláusulas de renegociación previstas. Dentro de los nuevos precios, hay subas menores. La yerba Romance Suave por kilo estaba $ 96,93 en Precios Cuidados y ahora pasa a los productos esenciales con una suba del 16%, hasta $112. La mermelada dulcor de damasco debuta en $ 49,50, una suba del 22% contra el mismo producto (pero versión durazno) de la versión anterior.   "Los precios están igual o por debajo del precio de mercado", remarcó Werner. La secretaría armó un informe sobre la dispersión de precios que muestra dónde se ubican los precios esenciales en relación al promedio de la categoría y cuáles son los máximos y mínimos. Los productos de esta canasta no son necesariamente los más baratos del mercado. Estarán disponibles en los supermercados y puntos de venta donde ya rige Precios Cuidados a nivel nacional. Entre los precios difundidos hay diferencias por regiones según los productos, que aumentan fuera de AMBA, con las mayores subas en Patagonia. La lista final se acordó con 18 empresas y los 64 productos son complementarios con los del plan ya vigente y se mantendrán congelados por seis meses. Tendrán el mismo logo que Precios Cuidados, aunque con la aclaración de "producto esencial". El programa ideado por el kirchnerismo y que Mauricio Macri decidió continuar, con 549 productos, se renovará el 7 de mayo por otro cuatrimestre y las negociaciones ya están en marcha. La canasta esencial incluye aceite, yerba, harina, fideos, arroz, polenta, conservas, galletitas, mermeladas, bebidas, infusiones, leche, yogur y postres. No hay quesos ni productos frescos como verduras, frutas o carnes, pero hay vinos y cervezas. En el día del Malbec, la bebida nacional no podía faltar. Se consigue en los productos esenciales por $ 109 aunque el promedio -ponderado por participación en góndola- es de $ 149 según la secretaría. Dispersión. La harina de trigo en marzo, según la canasta del Indec en su versión de kilo y tres ceros, costó $ 31,56. En la versión "esencial", la Morixe tendrá un costo de $ 34,36 por los próximos seis meses. El precio promedio, según Comercio, es de $40,36, con máximos de $ 42,90 y mínimos de 31,90. Para evitar los abusos, el Gobierno apelará a la ley de lealtad comercial, que será modificada por decreto de necesidad y urgencia (DNU). Hasta ahora, contempla publicidad engañosa y que el peso del rotulado coincida con el producto. Lo que se suma ahora son los abusos de posición dominante o la venta por debajo de costos para perjudicar a un competidor, entre otros puntos. Las multas por no cumplimiento pueden llegar hasta los $ 200 millones. "Es un acuerdo voluntario pero el cumplimiento es obligatorio", indicó Werner sobre la nueva lista. Por otra parte, aclaró que la ley de abastecimiento sigue vigente pero "está prevista para situaciones extraordinarias". La ley de góndola presentada por Elisa Carrió seguirá por la vía legislativa.  (Fuente www.perfil.com). 

Góndola de yerba FOTO: CEDO

La harina subió 164% y empujó a fideos y panes. Yerba, 86% arriba y lácteos, 70% más caros. La inflación es de 55% contra marzo de 2018.

 

La suba de la inflación de marzo del 4,7% contempló los aumentos estacionales por la “vuelta al cole”, con subas del 20% en educación y 8% en indumentaria, pero fuera de esos rubros, los alimentos volvieron a ser un factor de empuje, con una suba del 6% mensual. El dato se conoce un día antes del anuncio del Gobierno de Mauricio Macri de una canasta de precios preferenciales para productos básicos, congelada por seis meses.  Contra marzo de 2018, la inflación alcanza 54,7%. Al mirar producto por producto de la canasta de precios del Indec y que se publica en el informe del Indice de Precios al Consumidor, algunos superan ampliamente ese promedio. La harina de trigo común 000 aumentó 164% en un año. En ese momento el organismo relevó $ 11,94 para el kilo mientras que en marzo llegó a $ 31,56. En consecuencia, el pan flauta también aumentó un 80% hasta $ 79,90 y los fideos secos subieron un 95%. La yerba avanzó 86% en un año. El pollo tuvo un 90% de aumento en el transcurso de los últimos 12 meses. El kilo de asado subió 57%, mientras que la carne picada común lo hizo un 74%. La leche fresca en sachet, para la que el Indec toma un precio de $39,65 -comparable con una segunda marca-, tuvo un aumento del 70%. En esa misma línea estuvieron los quesos como el cremoso y el pategrás y la manteca, todos con 72% de aumento contra marzo del año pasado. La "canasta de Pascuas" es un 85,75% más cara que en 2018 Las frutas tuvieron subas menores pero por arriba del 54% de inflación que acumula la comparación contra marzo de 2018. La banana, en su mayoría importada, tuvo una suba del 60% mientras que la manzana acompañó con una suba del 58%. Fuera de los alimentos, el detergente líquido fue lo que más subió, con un alza del 100%, mientras que el jabón en polvo para ropa aumentó 86%, igual que la lavandina. Los pañales descartables, en tanto, subieron un 91% en marzo contra el mismo mes de 2018. MES A MES. En marzo, contra febrero de este año, los rubros que más subieron fueron el tomate con 31% y el pollo con el 25,4%, según la información del Indec. También hubo ajustes del 9,5% en queso pategrás y sardo y del 9,4% en queso cremoso. Por qué siguen subiendo los precios La leche entera  tuvo un ajuste del 9,4% en el mes, en tanto que que la manteca registró un aumento  del 9,2 por ciento. El pan de mesa fue otro alimento que tuvo un notable aumento en marzo, en este caso del 8,6% y del 8,1% en dulce de leche. El jamón cocido subió en marzo 7,7%. Fuera de los alimentos, el producto que mostró mayor aumento de precios en marzo fue la lavandina con un ajuste del 7,7%. Del otro lado, también hubo algunas bajas de precios, como la observada en el zapallo con un descenso del 13,1%, del 12,7% en la lechuga, del 16,9% en batata y 14,1% en manzana. (Fuente www.perfil.com). 

FALTANTES. La escasez de Precios Cuidados, un problema reiterado. FOTO: CEDOC PERFIL

Los proveedores quieren un ajuste para garantizar el abastecimiento. En el Gobierno habla de “precios preferenciales” y no de controles.

 

Precios “preferenciales”. Así definen los funcionarios nacionales la canasta básica de alrededor de cuarenta productos que se negocia con las principales alimentarias. En la semana se sucedieron los encuentros con los proveedores y supermercadistas, uno por uno, para ampliar Precios Cuidados, bajo la idea de evitar aumentos hasta octubre. El debate hoy es de cuánto será el aumento antes del congelamiento. Y cómo garantizar el abastecimiento. “Congelamiento” no figura en el diccionario del auxilio a los bolsillos que anunciará el Gobierno el próximo miércoles, en medio de un paquete que contempla también el relanzamiento de los Créditos Anses (ex Argenta) y descuentos en algunos sectores como la compra de materiales de construcción. Ayer no fue la excepción en la Secretaría de Comercio –a cargo de Ignacio Werner y bajo el ala de Producción, de Dante Sica– y siguió el desfile de proveedores y retailers desde primera hora para confeccionar la lista que, prometen, se terminará de definir el lunes. Son 12 categorías y alrededor de cuarenta productos. La convocatoria fue a pocas empresas pero grandes, capaces de garantizar que pueden abastecer la demanda. El INDEC desmiente a Macri: “Estamos en crisis”, advierte su titular Es uno de los problemas del programa creado por el kirchnerismo pero que el gobierno de Mauricio Macri mantuvo, aun a regañadientes. El pedido fue cumplir con las entregas.  “Nos dijeron que nos preparemos para responder si la demanda se duplica o triplica”, dijeron en una firma de primera línea. El problema son los faltantes: la leche Armonía (a $ 26) fue el ejemplo de las últimas semanas. Brilló por su ausencia en las góndolas mientras que La Serenísima (las dos son de Mastellone) se consigue a $ 45. La yerba es un clásico: la del acuerdo por medio kilo vale menos de $ 50 mientras que las versiones más baratas no bajan de $ 60. Fuentes de una de las alimentarias convocadas a la negociación aseguraron, por ejemplo, que todavía no estaba definido el precio de su producto, aunque ya saben que no será su marca insignia. Según trascendió, podría comenzar con un aumento del 5%, aunque otros calculan que en algunos casos debería ser mayor, de hasta el 7%, para “ganar al principio un poco y aguantar los seis meses”. Marcas. Algunas marcas todavía estudian si sumarán sus productos en las 12 categorías de primera necesidad que quiere definir el Gobierno. En principio, la mayoría aportaría segundas marcas que mantendrían su precio por los próximos seis meses en lugar de los ajustes trimestrales que hoy tiene Precios Cuidados. Según informó PERFIL semanas atrás, en la canasta de precios que releva el Indec para la medición de inflación, los importes coinciden con las segundas marcas, un segmento con variaciones menores. La diferencia entre unas y otras puede llegar hasta el 50%. Y Precios Cuidados es una tercera opción, en algunos casos mucho más económica. Una primera marca de harina tres ceros ronda los $ 37, mientras que la segunda se ubica en $ 30. La versión de Precios Cuidados está en $ 23. Lo mismo pasa con los fideos: la primera en $ 55; segunda en $ 35 y la del acuerdo de precios, en $ 20, de acuerdo con la lista que vence el mes que viene. La diferencia entre unas y otras puede llegar hasta el 50%. Y Precios Cuidados es una tercera opción, en algunos casos mucho más económica. La negociación afectó a las listas que los supermercadistas preveían entregar por estos días. “Llegó una primera serie de aumentos de Molinos, Unilever, Las Marías, con subas de hasta el 8% hace tres semanas. Abril siempre es un mes de nuevos precios pero por ahora no están llegando más aumentos”, indicaron desde una de las grandes superficies. La estimación es que esperan cerrar las subas de la canasta “preferencial” el lunes para poder compensar esas pérdidas de rentabilidad en otros precios. (Fuente www.perfil.com).

Pascuas FOTO: CEDOC

Un relevamiento mostró cómo aumentaron los precios de los tradicionales productos de la festividad. Cuáles son los productos que más subieron.

 

El representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, dio a conocer este miércoles el resultado del relevamiento efectuado por la entidad en supermercados y negocios minoristas de la Ciudad de Buenos Aires, de los productos de la llamada “Canasta de Pascuas”, registrándose un alza promedio del 85,75 por ciento respecto del año anterior.  En dicho estudio, se identificaron los valores de cada productor tradicional de la festividad y su respectivo aumento en el último año. Por ejemplo, la merluza fresca por kilo en supermercados subió un 50,94% y en negocios minoristas un 75%. El abadejo un 62,5%, el calamar fresco (sin limpiar) un 116,9%, el bacalao un 134% y la lata de atún de 300 gramos un 88%. Además, los huevos y roscas de pascua de distintas marcas subieron entre un 60 y un 90%. Si bien la inflación interanual actualmente es del 51,3% según y la semana próxima el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo dará a conocer la inflación de último marzo -que ya las consultoras privadas estiman en 4%-, los alimentos de la canasta tradicional de la festividad de Pascuas aumentó muy por encima de dichas mediciones. Según el INDEC, una familia tipo necesita $ 27.570 por mes para vivir Hace dos semanas, el propio Indec dio a conocer la canasta básica de una familia tipo para no ser pobre, que ascendió a $27.570. Dicho índice subió un 4,3% respecto al mes de enero y un 57,2% interanualmente. Es decir, que en febrero del año pasado, la misma familia necesitaba de $ 10.000 pesos menos que en la actualidad para no ser considerada por debajo de la línea de la pobreza en las estadísticas. De esta manera, la canasta básica subió nuevamente por encima de la inflación que se registró en el mes de febrero (3,8%). De todas formas, el aumento sigue estando muy por debajo de las mediciones que dio Consumidores Libres. Es en este contexto en el que se generó una nueva interna en el Gobierno ante una posible medida de congelar los precios. El jefe de Gabinete Marcos Peña manifestó su rechazo por la medida, mientras que el ministro de Interior Rogelio Frigerio quiere, junto a otros funcionarios oficialistas, impulsar la medida "antiinflacionaria" por unos meses. (Fuente www.perfil.com). 

Dujovne y Lagarde FOTO: NA

El board del organismo multilateral confirmó el envío de u$s 10.870 millones. Más temprano, un documento del Fondo refirió a la "inercia inflacionaria".

 

Como era de esperarse, el directorio del Fondo Monentario Internacional (FMI) confirmó esta tarde la aprobación de un nuevo desembolso correspondiente al crédito stand by otorgado a nuestro país. Se trata de una transferencia de u$S 10.870 millones. Desde la propia web oficial del FMI la directora gerente del organismo multilateral de crédito, Christine Lagarde, elogió la política económica del Gobierno y aseguró: "Las políticas de las autoridades (argentinas) que subyacen al acuerdo, están dando frutos". Lagarde añadió  que "hay indicios de que la recesión ha tocado fondo y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres". No obstante, y más allá de los elogios, la propia directora del Fondo advirtió que "la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar". Por otra parte, Lagarde transmitió al Gobierno la necesidad de aumentar los ingresos a las arcas del Estado: "A la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario. Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda". El FMI y La OMC prevén una desaceleración de la economía global en 2019​ Como dato positivo, en cuanto a los mejoramientos, la francesa añadió agregó que "los altos déficit fiscales y de la cuenta corriente, dos vulnerabilidades importantes que llevaron a la crisis financiera el año pasado, están disminuyendo". Precisamente, uno de los objetivos del Gobierno es alcanzar el déficit fiscal primario cero. Es decir, que el Estado no gaste más de lo que ingresa. Respecto del balance de cuenta corriente, el mismo ha mejorado notoriamente a raíz de la devaluación, ya que cayeron de manera contundente las importaciones.  Aspectos técnicos. En el comunicado oficial, el organismo anunció la conclusión de la tercera revisión de la evolución económica de Argentina en el marco del Acuerdo Stand-By a 36 meses aprobado el 20 de junio de 2018. Las claves de la negociación del Gobierno con el FMI De este modo, autorizó a girar aproximadamente US$ 10.800 millones, con lo que los desembolsos totales treparon a lo cual eleva 38.900 millones. En el Gobierno esperan ansiosos la llegada del dinero, que se concretará la semana que viene. Esta desembolso le permitirá enfriar las presiones diarias sobre la divisa. (Fuente www.perfil.com). 

No consumir frutas es peligroso para la salud. FOTO: CEDOC

Según una investigación una mala dieta mata a más personas en todo el mundo que el tabaco.

 

o se sienta mal por la tostada de aguacate de US$12. Si toma la de pan integral, acompañada de un poco fruta, puede considerar que ha prolongado su vida. Cuando los gobiernos instan a los ciudadanos a mejorar su dieta, por lo general se centran en limitar la ingesta de alimentos poco saludables, como la carne procesada, el azúcar y las grasas trans. Suelen poner menos énfasis en alentar a las personas a comer más alimentos nutritivos, como cereales integrales, frutas y verduras. Puede que los alimentos no saludables no sean el mejor enfoque, dice un nuevo estudio. Según una investigación publicada el miércoles en The Lancet, una mala dieta mata a más personas en todo el mundo que el tabaco, y concluyó que una mejor dieta podría prevenir una de cada cinco muertes en todo el mundo. Una dieta deficiente causó la muerte de 11 millones de personas, ya sea por el consumo excesivo de alimentos malos o la ingesta inadecuada de alimentos buenos, según el estudio. Concretamente, tres factores principales en la dieta (bajo consumo de granos integrales, bajo consumo de frutas y alta ingesta de sodio) representaron más de la mitad de todas las muertes relacionadas con la dieta. Si bien el alto consumo de carne roja, carne procesada, grasas trans y bebidas endulzadas con azúcar contribuyó a las muertes globales, "estos factores se clasificaron en las últimas posiciones en riesgos dietéticos ... para la mayoría de los países de alta población", según el informe. Las políticas que fomentan una alimentación saludable, por lo tanto, pueden tener mayores impactos que las dirigidas a los alimentos poco saludables. Diabetes: se cuadruplicó la cantidad de adultos que padece esta enfermedad "Debe haber una transformación en el sistema alimentario", dijo Dr. Ashkan Afshin, autor principal del estudio y profesor asistente en el Instituto de Mediciones y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington. Afshin aboga por una producción de alimentos mayor y mejor: más frutas, verduras, frutos secos y granos que no hayan sido despojados de su contenido nutritivo. La sostenibilidad ambiental también debe considerarse al mejorar los sistemas agrícolas, señala el informe, incluidos el impacto en el cambio climático, la biodiversidad, el uso de la tierra y el agua. Los investigadores midieron 15 factores de riesgo dietéticos relacionados con la ingesta de alimentos y nutrientes específicos entre adultos de 25 años o más en 195 países, utilizando datos de fuentes que incluyen encuestas nacionales o subnacionales de nutrición, datos de ventas, datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y la Base de Datos Global de Nutrientes. Los investigadores eligieron los factores de riesgo según la disponibilidad de los datos y su relación con la política o carga por enfermedad. El estudio observó varias limitaciones, incluido el hecho de que algunos países tenían datos insuficientes sobre los elementos evaluados, como el sodio, y que su dependencia de otros estudios significa que los resultados incorporan necesariamente estas limitaciones. Los analgésicos opiáceos ya son la tercera droga legal de abuso En Estados Unidos, la política alimentaria tiene un enfoque fragmentado, principalmente relacionado con la eliminación de ingredientes potencialmente dañinos. A nivel federal, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos anunció en 2015 que la industria alimentaria tenía tres años para eliminar todos los aceites parcialmente hidrogenados, la principal fuente de grasas trans. (No todas las empresas cumplieron el plazo). A nivel local, unas cuantas ciudades han comenzado a cobrar impuestos por las bebidas azucaradas, con resultados mixtos. Michelle Obama logró cambiar los requisitos nutricionales para los almuerzos escolares cuando su esposo, Barack Obama, era presidente, impulsando políticas que requerían más frutas, verduras y granos integrales, y estableciendo límites en calorías, sodio y grasas trans. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, durante la gestión del presidente Donald Trump, anunció el año pasado que revertiría muchas de esas normas. El miércoles, la Administración de Trump fue demandada ante la corte federal de Manhattan por unos seis estados sobre su plan para permitir más sal y menos cereales en los colegios. La demanda, liderada por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, afirma que el Departamento de Agricultura implementó una versión final de las directrices nacionales para desayunos y almuerzos en las escuelas sin dar a los estados la oportunidad de participar, como exige el Congreso. (Fuente www.perfil.com). 

Gondolas. Los alimentos acusan el golpe de la logística. La carne sube más por la exportación. Foto: Cedoc Perfil

Pese a la baja de los últimos dos días, la divisa casi triplica el IPC para marzo, que ronda 4%. Más presión para abril y mayo. Sica cree que la suba de precios puede ser menor a 30% este año.

 

Otra vez el dólar puso un palo en la rueda en el objetivo del Gobierno de mostrar un sendero descendente en la inflación. La suba de la divisa que había arrancado en marzo en $ 40,83 para la venta minorista y esta semana tocó un récord de casi $ 45 “dilatará” el proceso desinflacionario, advirtieron los economistas consultados por PERFIL. De hecho, corrigieron en los últimos días al alza sus pronósticos de inflación anual. El Relevamiento de Expectativas del Mercado elaborado por el Banco Central –sobre la base de las previsiones de consultoras privadas– difundido a inicios de mes arrojaba una estimación inflacionaria anual de 31,9% Ahora, los economistas prevén un rango de entre 33,6% y 40%. Los cálculos del nuevo REM se conocerán el próximo miércoles. Los analistas explicaron que la escalada del billete verde “impactará más rápidamente” en los precios de los alimentos y bebidas porque son bienes transables, y en las naftas por su estructura de costo dolarizada. También alertan que, de persistir la tendencia alcista, podría derivar en una reactualización de tarifas “dado que el Gobierno tiene margen muy acotado para compensar vía subsidios”. Recalculando. El ministro de Producción, Dante Sica, dijo ayer: “Todavía pensamos que la inflación va a ser menor a 30%”. En contraposición, las consultoras esperan cifras superiores. Rodrigo Alvarez, de Analytica, la elevó de 38% a 40%; Guido Lorenzo, de LCG, retocó de 35,1 a 37,8% y dijo que “esta última corrección es todo por tipo de cambio”. Matías Rajnerman de Ecolatina indicó que subió de 35% a 38%; Juan Paolicchi de Eco Go precisó que la revisaron a 37%; y Nicolás Alonzo, de Ferreres, a 33,6%. La suba del dólar también aumentó la perspectiva inflacionaria prevista para marzo, abril, e incluso mayo, cuando se creía que podría ser más cercana a 2%. El sendero trazado en el último REM era para este mes una inflación de 3%, en abril 2,7% y mayo 2,3%. Ahora, la mayoría pronostica que en marzo oscilará entre 3,8% y 4%, el próximo mes entre 3,6 y 4%. Para mayo, coinciden en que “podría perforar un poco el 3%” pero “condicionado a lo que ocurra con el mercado cambiario”. graficos economia Impacto. “Con esta nueva suba del dólar, marzo cierra con un aumento del tipo de cambio de 12% respecto de fines de febrero, que inevitablemente afectará a los precios” dijo Alvarez, quien alertó que “el riesgo de cara a los próximos meses es la espiral inflacionaria que la suba del dólar puede ocasionar en precios de bienes transables y altamente dolarizados, como alimentos y combustibles”. Rajnerman planteó que la suba del dólar se traslada “más rápido y en un mayor porcentaje al valor de alimentos y bebidas –inciden un 30% en el índice inflacionario– porque se exportan, como carne, leche, derivados de trigo y maíz, y además son bienes inelásticos porque la gente no puede dejar de comer” y advirtió que ese encarecimiento de la canasta alimentaria “es preocupante porque aumenta la pobreza”. Lorenzo trazó igual diagnóstico, y comparó que en otros productos y servicios, el traspaso a precios tardará un poco más debido a la caída del consumo, con lo cual el ajuste se dará más adelante, cuando se recomponga el salario por el cierre de paritarias. graficos economia Tarifas. Rajnerman auguró que “si el dólar sigue subiendo mucho, el Gobierno podría tener que reactualizar tarifas porque el margen de maniobra sobre los subsidios es muy acotado por la meta de déficit cero acordada con el FMI”. Por ahora el Gobierno decidió en el caso del gas que las tarifas no impacten de lleno en los bolsillos. El incremento previsto a partir de abril se escalonó en 3 meses hasta llegar a junio a un acumulado de 29%. Por otro lado, desde junio hasta septiembre incluido la factura de gas llegará a los hogares con un descuento de 22% sobre la factura total que compensa el aumento fijado en los nuevos cuadros tarifarios durante el invierno, que es el período de mayor consumo. Esa diferencia se diferirá desde diciembre, cuando el consumo es menor”. El dólar no para de subir: los analistas explican los motivos del alza Dos ruedas en baja El dólar minorista para la venta cerró ayer a $ 44,39, según el promedio del Banco Central, con lo cual mostró una baja por segunda jornada consecutiva, tras el récord de $ 44,92 registrado el miércoles. La divisa descendió 26 centavos respecto del jueves. Analistas atribuyeron ese respiro a una medida del Banco Central para fomentar una suba de la tasa de plazos fijos (ver aparte), a que “el real brasileño estuvo más calmo”, y a un contexto internacional más favorable. El billete verde trepó en la semana 3,58%, y acumuló en marzo una escalada de 10,61% o $ 4,26. En el terreno mayorista, el dólar finalizó a $ 43,35, o sea, una disminución 28 centavos frente al día anterior, mientras que en la semana se elevó $ 1,55, y en el mes aumentó $ 4,20. Mercados. La bolsa porteña verificó ayer un alza de 1,8% en sintonía con un dólar más tranquilo y a tono con los mercados internacionales, aunque el balance mensual arrojó una caída de 2,92%. Por su parte, el riesgo país descendió a 772 puntos básicos. (Fuente www.perfil.com).

La divisa norteamericana cayò un promedio de 30 centavos. Los datos son suministrados por el Banco Central (BCRA).

El dólar minorista cerró este jueves a 44,69, según el promedio de las principales entidades financieras, que releva el Banco Central (BCRA).

La punta compradora se movió en la franja de $ 42,86 y $ 43,40, mientras que para la venta se ubicó entre los $ 44,28, y los $ 45,15.

El miércoles, la divisa estadounidense subió casi un 3% y se acercó a los $45, acompañando la tendencia a la baja de las monedas emergentes frente al dólar. También, el riesgo país saltó más de 25 puntos, a 785 puntos.(MinutoUno)

Page 10 of 14

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

7477340
ahora
Visitantes Online
448
7477340

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…