Economía

El precio del dólar oficial suma un incremento de 57,7% en 2019.

La divisa ganó 97 centavos, a $63,34 para la venta al público en el promedio de bancos. La entidad monetaria lleva vendidos en la plaza de contado cerca de USD 6.000 millones desde las PASO

 

Con ventas acumuladas que se acercan a los USD 6.000 millones desde el 12 de agosto, el Banco Central atenuó con alto costo de reservas la escalada del precio del dólar, en una plaza con demanda muy firme y un elevado volumen de negocios, del que la autoridad monetaria aporta un tercio de lo operado

Este jueves, la entidad que preside Guido Sandleris realizó cuatro subastas de USD 200 millones cada una en el mercado mayorista, a través de las cuales adjudicó un total de USD 346 millones en el día.

Desde las elecciones primarias hasta el pasado 18 de octubre, el Central sacrificó unos USD 4.772 millones de sus reservas para equilibrar la oferta en el mercado mayorista, aunque en las últimas ruedas debió inyectar entre 300 y 600 millones de dólares para evitar una devaluación del peso más profunda.

En el promedio de bancos del microcentro porteño la divisa ascendió este jueves 97 centavos, a $63,34 para la venta, mientras que en las sucursales del Banco Nación subió un peso, a 62,50 pesos.

En el mercado mayorista el billete verde avanzó 45 centavos, a 59,45 pesos. Aunque rige un control de cambios “light”, con un tope de USD 10.000 para la demanda, hace seis semanas que el Central habilita una gradual alza diaria del tipo de cambio.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 1.004,4 millones, tres veces más que el volumen habitual para esta época del año.

Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio,afirmó que “el volumen negociado en la fecha es el más alto desde fines de julio de este año y traduce el significativo esfuerzo oficial para abastecer la demanda de divisas”.

En futuros (contratos en pesos aados al tipo de cambio) se negociaron USD 726,2 millones en el ROFEX, donde las posturas para fin de mes cerraron a $60,71, y para diciembre de 2019, a 74,50 pesos.

 Las reservas del BCRA suman 61 ruedas consecutivas en baja y desde las PASO pierden más de USD 20.000 millones

“Con un mercado que anticipa un endurecimiento del 'cepo’ y una devaluación tras las elecciones presidenciales del domingo, el dólar se mantiene al alza, aun con las intervenciones diarias del Banco Central”, consignaron desde Portfolio Personal Inversiones. Añadieron que “la fuerte presión sobre el tipo de cambio y la ampliación de la brecha, fue el combo de las últimas semanas de la campaña electoral”.

No obstante, la tensión por la incertidumbre política y los cambios que se avecinarán después del 27 de octubre se refleja en las cotizaciones donde no hace efecto la regulación oficial, como el mercado libre o “blue” y las derivadas de los negocios con acciones y bonos, donde el “liqui” volvió marcar un récord, por encima de los 80 pesos.

Según datos de Reuters, en $84,91 para la paridad “contado con liquidación” al cierre de las operaciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la brecha con el dólar mayorista se situó en el 42,8 por ciento.

Cabe recordar que la brecha cambiaria todavía no llega a la registrada en el último día de gobierno de Cristina Kirchner. El 9 de diciembre de 2015, con un control de cambios aún más rígido que el presente, la brecha entre el dólar oficial mayorista ($9,74) y el “contado con liqui” ($15,40) alcanzó el 58%, mientras que entre el minorista ($9,82 en promedio) y el “blue” (en $14,73) se ubicó en el 50 por ciento.

 

Mientras tanto, las reservas continuaron con su caída por 61° rueda, con un desplome de USD 450 millones el miércoles, y se ubicaron en niveles de USD 46.141 millones, según datos sujetos a ajuste, al monto más bajo desde el 27 de junio de 2017. Desde las PASO los activos restan USD 20.168 millones (-30,4%), y unos USD 19.655 millones desde el inicio de 2019.

Por su parte, los depósitos privados en dólares en efectivo del día lunes 21 (último dato disponible) presentaron un retroceso de USD 26 millones, para alcanzar los USD 20.744 millones, la cifra más baja desde diciembre de 2016.

El Banco Central mantuvo equilibrada la tasa de política monetaria en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días de plazo, en 68,003% anual. No obstante, la entidad monetaria liberó este jueves cerca de $55.000 millones debido a la renovación parcial de sus títulos de deuda, liquidez que presiona sobre la demanda de divisas.

Un dato favorable es que con este proceder, la entidad que preside Guido Sandleris redujo su stock de pasivos remunerados, ahora bien debajo del billón de pesos ($880.406 millones o USD 14.809,2 millones), el monto más bajo desde el 1° de marzo pasado.

El Central anunció el mes pasado que la baja para el piso del rendimiento de estos pasivos remunerados –exclusivos para ser suscriptos por bancos– a 68% en octubre, según un comunicado del Comité de Política Monetaria (COPOM).(Fuente: infobae.com)

 

SEGUÍ LEYENDO:

 

Durante la madrugada de este jueves 17, el Subgerente de Ferrocarriles y Puerto Miguel López, confirmó la finalización de las tareas de carga de carbón en el buque WUCHOW con destino a Brasil.


Alrededor de 60 operarios de distintos sectores del complejo carbonífero y ferro portuario, llevaron a cabo la carga de las bodegas del buque de bandera de Hong Kong. Felices de haber culminado la carga de 25.000 toneladas de carbón térmico comercial que se exporta al Brasil, sumando de ese modo divisas para nuestro país.

Zeidán felicitó a los trabajadores


El Interventor Omar Zeidán felicitó a los trabajadores que se involucraron en esta labor, y reafirmó el concepto de que la única y la mejor forma de establecer compensaciones en este momento: es continuar sacando y vendiendo carbón.

 

El precio de la divisa se estabilizó, pero perdura la caída de reservas y depósitos (AFP)

Desde el récord de USD 77.481 millones del 9 de abril cedieron a menos de USD 49.000 millones. A partir de las PASO se profundizó el drenaje de depósitos en dólares y de activos en moneda extranjera del BCRA

 

El drenaje de dólares continúa por el impacto de las elecciones primarias, que dejó al oficialismo con reducidas chances de revertir el resultado adverso. Es cierto que la pérdida de reservas se desaceleró en las últimas dos semanas, por la imposición de controles más rigurosos, pero siguen en declive y con una caída acumulada cuyo volumen tiene escasos precedentes.

Desde el récord de USD 77.481 millones del pasado 9 de abril, sostenido por los préstamos del Fondo Monetario Internacional, los activos internacionales del BCRA disminuyeron en USD 28.543 millones o 36,8 por ciento.

Las reservas se erosionan por el pago de deuda en moneda extranjera; la dilación del FMI para efectuar un nuevo desembolso por USD 5.400 millones; la merma en los depósitos, y también las ventas al contado efectuadas por la entidad para "congelar” el tipo de cambio.

 

Las reservas internacionales del Banco Central contabilizaron este viernes USD 48.938 millones, el monto más bajo del año y un 26,2% inferior a los USD 66.309 millones del 9 de agosto pasado, última rueda cambiaria antes de las PASO.

En poco menos de siete semanas desde las PASO la pérdida de activos en las arcas del Central sumó USD 17.371 millones, para regresar a un mínimo desde el 29 de octubre pasado.

 Las reservas se erosionan por el pago de deuda, la merma en los depósitos y las ventas en el mercado de cambios

En nueve meses de 2019 la caída de reservas alcanza los USD 16.858 millones(-25,6%), desde los USD 65.796 millones en que cerraron el año pasado.

Este drenaje de dólares supera la “fuga” de 2013, cuando el “cepo” cambiario de Cristina Fernández de Kirchner no podía frenar el debilitamiento del balance del BCRA. A lo largo de aquel año los activos restaron USD 12.691 millones (-29,3%), de USD 43.290 millones a USD 30.599 millones.

Para detectar una salida de divisas de magnitud similar a la presente hay que regresar al 2001, cuando se registró la pérdida más grande de reservas en términos porcentuales, en el último año del régimen de convertibilidad durante la presidencia de Fernando de la Rúa.

Los activos internacionales del BCRA descendieron USD 19.002 millones (55,5%), desde los USD 34.234 millones del cierre de 2000 a los USD 15.232 millones del 31 de diciembre de 2001.

Cómo incide la baja de los depósitos en bancos

En el retroceso de activos internacionales influye la salida de depósitos privados en dólares, de los cuales en la actualidad un 36% se contabilizan como reservas en concepto de encajes, al restarles el monto de créditos en moneda extranjera otorgados por los bancos.

Los depósitos en dólares del sector privado en efectivo acusaron un descenso de 34,3% a partir de las PASO u USD 11.143 millones, para sumar el pasado 25 de septiembre los USD 21.356 millones, el monto más bajo desde el 14 de diciembre de 2016.

 Desde las PASO se fueron de los bancos más de USD 11.000 millones, la tercera parte de los depósitos privados que había en efectivo en moneda extranjera

Aunque a un ritmo más lento que el de la salida de depósitos, las entidades empezaron a reducir el stock de préstamos en dólares, para evitar un descalce de monedas. Los créditos otorgados al sector privado cedieron más de 2.444 millones, desde USD 16.247 millones el 9 de agosto a USD 13.803 millones informados al 24 de septiembre.

También recobraron protagonismo las intervenciones del BCRA en el mercado mayorista para ponerle techo al dólar debajo de los 60 pesos, umbral que amenazó después del contundente triunfo del opositor Frente de Todos en las PASO.

La entidad que preside Guido Sandleris debió vender divisas para equilibrar la oferta, en una plaza que a esta altura del año no cuenta con el máximo caudal de liquidaciones del agro, que se concentra en el segundo trimestre.

Desde el 12 de agosto, la entidad monetaria registró un saldo neto negativo de USD 2.999 millones por su participación en la plaza de contado, monto que también lastró a las reservas.

“La incertidumbre política de Argentina y la incertidumbre cambiaria resultante probablemente seguirán debilitando la base de depósitos de los bancos, a medida que continúe la dolarización y la confianza de los inversores se vea afectada”, sostuvo Marcelo de Gruttola, analista de Moody’s.

Para el economista Luis Palma Cané, "está claro que el Fondo no hará el desembolso por lo menos hasta después de las elecciones. Lamentablemente para nosotros; desde el punto de vista del FMI es razonable. Para la Argentina la prioridad del programa es mantener la estabilidad cambiaria y, evidentemente, la no llegada de los USD 5.400 millones no ayuda. Cuanto más nos acerquemos a las elecciones aumentará la incertidumbre y con eso aumenta la aversión al riesgo de los inversores”.

Esta semana el INDEC informó que los activos de particulares y empresas argentinas fuera del sistema financiero local llegaron a la suma récord de USD 304.597 millones en el segundo trimestre del año, es decir, antes de la reciente salida de depósitos posterior a las primarias.

 En la última década se duplicó la fuga de capitales: fuera del sistema los argentinos atesoran más de USD 300.000 millones

Este monto que supera ampliamente la mitad el PBI y es comparable al total de la deuda pública –en dólares y pesos- que alcanzó los USD 307.570 millones en agosto pasado.

En diez años los fondos fuera del sistema –a los que vulgarmente se los identifica como “fuga de capitales”-, se duplicaron desde los USD 146.323 millones de 2009. A fines de 2015 subieron a USD 222.465 millones y en junio pasado superaron los 300.000 millones de dólares.

Ecolatina señaló que “esta nueva crisis cambiaria y financiera deterioró sensiblemente la posición de liquidez y solvencia del Sector Público Nacional, jaqueando el cumplimiento en tiempo y forma de los compromisos asumidos, especialmente de aquellos en moneda extranjera. Al momento, esto ya se materializó en el reperfilamiento de las Letras del Tesoro con inversores institucionales”.(Fuente: infobae.com)

Según estimaciones de la consultora EcoGo, hasta fin de año el Tesoro deberá pagar unos USD 1.500 millones por el vencimiento de Letes en dólares, un monto que se podrían cubrir con reservas.

La dificultad aparece en los vencimientos en pesos, pues hasta ahora el Tesoro vendía divisas para obtener liquidez y cancelar compromisos en moneda doméstica. La escasez de dólares impide vender divisas para hacerse de unos $230.000 millones para pagar Letras en pesos hasta fin de año.

La alternativa es la de monetizar este pasivo, recurso que añadirá presión alcista a la inflación, además de desbordar la flexibilización de la meta de Base Monetaria, con una expansión pautada en 2,5% mensual para septiembre y octubre.

En el bimestre, el Central prevé elevar la Base Monetaria en unos $70.000 millones, de $1.377.000 millones ($1,38 billón) a $1.447.000 millones en el promedio de octubre, mientras que las necesidades de pesos por las Letes triplican dicha expansión.

TE PUEDEN INTERESAR

El dólar no dio sobresaltos; la bolsa porteña bajó apenas, lo mismo que las ADR, y el riesgo país subió un 0,60%.

Las variantes de la divisa norteamericana bajaron o se mantuvieron. Solamente se operaron u$s 286 millones. La intervención del Central.

 

El dólar mantuvo hoy cierta estabilidad, con apenas unos leves movimientos en sus distintos tipos. El minorista cerró al mismo nivel que en las jornadas anteriores: $ 56 para la venta y $ 59,50 para la compra en el Banco Nación.

El mayorista bajó 9 centavos (0,02%) y se ubicó en $ 57,53 comprador y $ 57,73 vendedor. También bajó el blue 0,41% y finalizó  la jornada $ 60 comprador y $ 60,50 vendedor. El contasdo con liqui estuvo en $ 66,1114. El total operador fue de u$s 286 millones.

El Banco Central intervino en el mercado y comenzó a usar los dólares que le prestó el FMI. También, la tendencia a la baja de la divisa se dio también en otros mercados emergentes.

El euro cotizó $ 63 comprador y $ 66 vendedor.

La tasa de referencia del Banco Central fue de 75,97% (ayer se ubicó en 76,98%) luego de dos subastas por $ 230.194 millones, con un efecto económico de absorción de $ 14.400 millones.

El índice S&P Merval de la bolsa porteña bajó 1,35% y a las 15.45 hs estaba en 30.376,81 puntos. Las acciones argentinas que cotizan en Nueva York mostraban 4 alzas y 13 bajas. La más perjudicada fue Banco Francés, -3,22%; mientras que la que más alto cotizaba fue Pampa Energía, +1,54%.(Fuente: fortuna.perfil.com)

Matías Kulfas, ex funcionario del Banco Central (Télam)

Matías Kulfas, un economista muy cercano a Alberto Fernández, se mostró a favor de flexibilizarlos. Pero en el mercado creen que es imposible si lo que se busca es que no se dispare el dólar

 

A diferencia de lo que los mercados piensan que sucederá después del 10 de diciembre en relación a los controles cambiarios, uno de los economistas más cercanos de Alberto Fernández expresó otro punto de vista. “Estamos de acuerdo con regular los flujos de dólares, pero los controles excesivos van en contra de la inversión. Nuestra intención es que se puedan flexibilizar los controles que existen hoy”, aseguró este lunes Matías Kulfas.

Es el segundo guiño concreto que desde el espacio de Frente de Todos envían para los mercados. La semana pasada fue el propio candidato presidencial quien afirmó que se avanzaría en un canje de deuda “a la uruguaya” del 2002. Allí el Gobierno consiguió estirar los plazos de pago de la deuda, pero sin quitas de capital ni intereses. Y ahora aseguran que el objetivo es ir hacia un esquema de menores regulaciones cambiarias y no a un control mayor, como muchos venían especulando. Pero más allá de las buenas intenciones, es válido a esta altura hacerse la pregunta: ¿cómo lo conseguirían?

Kulfas habló en un evento para discutir los desafíos del sistema financiero. Había especial atención de los cerca de 200 asistentes VIP porque muchos lo consideran con buenas chances de ser el futuro ministro de Economía. Y una de sus definiciones más contundentes fue la relacionada con los recientes controles cambiarios, que acaban de cumplir un mes. A pesar de qué él mismo fue uno de los que diseñó el cepo cambiario en 2011, como gerente general del Banco Central, ahora mostró otra postura.

 
En bancos y casas de cambio, el dólar finalmente subió 22 centavos a $59,82 (Franco Fafasuli)
En bancos y casas de cambio, el dólar finalmente subió 22 centavos a $59,82 (Franco Fafasuli)
 

En el mercado hay un consenso bastante amplio que lejos de relajarse, los controles cambiarios podrían endurecerse, sobre todo a partir del 10 de diciembre. Hay varios motivos para pensar de esa manera. El propio Kulfas reconoció que habrá que apelar a la emisión monetaria para hacer frente al déficit fiscal, pero además el Banco Central tiene cada vez menos dólares disponibles para intervenir. Incluso no son pocos los que creen que esas medidas más restrictivas podrían llegar incluso antes, es decir después del 27 de octubre según quién gane la elección presidencial.

Con este escenario de abundancia de pesos y escasez de dólares, luce casi imposible dar marcha atrás parcial con las restricciones cambiarias. Cualquier flexiblidad podría generar presión casi inmediata sobre el tipo de cambio, lo que desataría aún mayor inflación. Por eso, la expectativa del mercado es que antes de cualquier medida de estas características se avance con temas más urgentes: la renegociación de la deuda pública y las condiciones de un nuevo acuerdo con el FMI.

 
Kulfas fue claro al plantear que no es buena la absoluta desregulación del sistema financiero, como así tampoco las regulaciones excesivas
Kulfas fue claro al plantear que no es buena la absoluta desregulación del sistema financiero, como así tampoco las regulaciones excesivas

Tras haber sido uno de los funcionarios que más activamente trabajó en el cepo cambiario entre 2011 y 2015, ahora Kulfas reconoce que si los controles son demasiado restrictivos juegan en contra de la posibilidad de recibir inversiones. Hay un motivo básico detrás de este razonamiento: ninguna empresa estará dispuesta a ingresar dólares al país si luego esas divisas quedarán atrapadas. Las empresas hoy no tienen acceso al mercado cambiario, ni para atesorar dólares ni para girar utilidades.

Otra opción viable es que llegado el caso se cambie el “mix” de los controles. Reducir la flexiblidad para el público, que puede comprar hasta USD 10.000 por mes, pero darle algo más de opciones a las empresas. Ayer el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, reconoció que se puso un límite alto para las compras de ahorristas porque la idea era que no se vean perjudicados por el cepo. En el mismo sentido, el “reperfilamiento” de deuda también le pegó exclusivamente a las empresas y otros inversores corporativos, pero no a los tenedores individuales de Letes.(Fuente: infobae.com)

 

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza (FOTO: JUAN VARGAS)

El objetivo de la medida es asegurar el financiamiento fiscal a corto plazo. En el texto de la nueva medida, se detalla que es “imprescindible” incrementar los créditos presupuestarios por el impacto de la Ley de Emergencia Alimentaria

 

A partir de este lunes, el Gobierno obligó a todos los organismos y entidades del Estado a invertir en Letes. Así lo dispuso a través del Decreto 668/2019 donde se establece que hasta el 30 de abril del año que viene, organismos y entidades estatales —con excepción de los bancos públicos— deberán destinar sus excedentes en Letes (Letras del Tesoro Nacional) que no tengan un plazo mayor a los 180 días.

“Una de las necesidades más urgentes es la de asegurar el mantenimiento del financiamiento fiscal a corto plazo”, expresa el texto del decreto, donde se explica que otros medios de financiamiento no resultan hoy accesibles a costos razonables. La situación se agudiza mientras se demora la llegada de los USD 5.400 del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el financiamiento en los mercados está prácticamente cerrado para la Argentina.

Para el Gobierno, entonces, es “imprescindible” incrementar los créditos presupuestarios para incorporar el impacto de la Ley de Emergencia Alimentaria, que se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2022. “Resulta apropiado maximizar la posibilidad de recurrir al financiamiento a corto plazo, a través de los excedentes transitorios de liquidez de todas las Jurisdicciones y Entidades del Estado Nacional, incluidos los fondos fiduciarios y patrimonios de afectación específica administrados por entidades del sector público nacional”, detalla el decreto.

 Se plantearon dudas sobre si el fondo jubilatorio debería o no seguir invirtiendo en papeles de deuda del Estado. Ahora, esta colocación quedó encuadrada en la nueva norma
 

Un antecedente de esta medida se dio en julio de 2004, a través de un decreto similar que mientras estuvo vigente alcanzó a los fondos fiduciarios integrados con bienes o fondos del Estado Nacional.

A mediados de septiembre, hubo una polémica cuando el Gobierno dispuso la emisión de Letras del Tesoro por $35.000 millones y USD 275 millones de dólares para que sean suscriptas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. Entonces, se plantearon dudas sobre si el fondo jubilatorio debería o no seguir invirtiendo en papeles de deuda del Estado. Ahora, esta colocación quedó encuadrada en la nueva norma.

Hace poco más de un mes, cuando el Gobierno enfrentaba su semana más convulsionada desde lo financiero, en el marco de la corrida cambiaria y de la incertidumbre sobre los bonos argentinos, el Ministerio de Hacienda había resuelto que solo licitaría las Letras del Tesoro que vencen en noviembre, y que no cumpliría con el cronograma completo, que incluía Letes con vencimiento el 13 de marzo.(Fuente: infobae)

 
 
 

 

 

Alberto Fernández y Mauricio Macri son los máximos aspirantes para los comicios de octubre

La suba del dólar y del riesgo país, el nivel de depósitos y reservas, y las tasas de interés son algunas de las variables centrales que van a condicionar la política económica del próximo Gobierno

 

El resultado de las elecciones primarias del 11 de agosto cambió la balanza de poder en la Argentina, al punto que las medidas impulsadas por el Gobierno de Mauricio Macri carecieron de fuerza suficiente al no contar con la contraparte de un respaldo explícito de Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, quien cuenta con mayor respaldo de votos para adjudicarse las elecciones presidenciales de octubre.

En las tres semanas transcurridas desde las PASO el panorama económico viró por completo, debido a que los agentes que actúan en el mercado financiero empezaron a considerar el efecto de un cambio de gobierno el 10 diciembre, con un sesgo político muy diferente al actual y similar al de 2015.

Hay nueve variables financieras cuya evolución tomó una acelerada dinámica desde los comicios del 11 de agosto y que será obligado seguir de cerca hasta fin de año, una vez que el Gobierno elegido empiece a anunciar su plan económico con vistas a los próximos cuatro años y no ya los próximos cuatro meses.

1 – Tipo de cambio

 

Luego de las PASO el valor del dólar saltó 30%, hasta la zona de los 60 pesos. En cierto modo, el mercado de cambios asimiló la percepción que tiene Alberto Fernández, el candidato ganador, quien manifestó que a este nivel "está bien, es un valor razonable".

Desde que empezó 2019 el dólar acumula un ascenso de 55,8%, con lo cual, le está sacando unos 20 puntos de ventaja a la inflación del período. De todos modos, la devaluación de agosto va a impactar en el nivel de precios mayoristas y minoristas, por cuanto esta pulseada entre inflación y tipo de cambio va a seguir firme hasta fin de año.

2  – Reservas del Banco Central

Los activos de la entidad acusan el impacto del pago de duda en moneda extranjera, la dilación del FMI para efectuar un nuevo desembolso por USD 5.400 millones y la merma en depósitos. Desde las PASO la reservas retroceden 18,4% o USD 12.211 millones al nivel más bajo de 2019, en USD 54.098 millones, según datos provisorios.

Como estos dólares son el respaldo de los pesos en circulación y también muestra de la solvencia para pagar deuda externa, su evolución es un indicador central para determinar futuras medidas de gobierno. El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, expresó que "las reservas están para usarse; si no, en lugar de un colchón, son un lecho de piedra".

En ocho meses de 2019 la caída de reservas alcanza los USD 11.698 millones (-17,8%) , desde los USD 65.796 millones en que cerraron el año pasado. Para detectar salidas de divisas de semejante magnitud hay que retrotraerse a 2013, cuando el "cepo" cambiario de Cristina Kirchner hacía estragos en el balance del BCRA. A lo largo de aquel año los activos restaron USD 12.691 millones (-29,3%), de USD 43.290 millones a USD 30.599 millones.

La pérdida más grande de reservas fue la de 2001, el último año del régimen de convertibilidad durante la presidencia de Fernando de la Rúa. Las reservas del BCRA descendieron USD 19.002 millones, desde los USD 34.234 millones del cierre de 2000 a los USD 15.232 millones del 31 de diciembre de 2001.

3 – Depósitos en dólares

Relacionado a lo anterior, la desconfianza de los ahorristas sobre un eventual control de cambios en el futuro movilizó la salida de depósitos en dólares del sector privado. Éstos caen desde niveles récord, pero ya de forma perceptible.

Si bien es un escenario lejano, el mercado financiero teme una eventual "corrida" bancaria como la que ocurrió en 2001, cuando la salida de depósitos y la falta de crédito externo llevó a un "corralito" en 2001 y a una pesificación asimétrica de los fondos en dólares en los bancos en 2002.

En las tres semanas posteriores a las PASO los depósitos en dólares del sector privado disminuyeron 10,3%, desde los USD 32.500 millones del 9 de agosto hasta los USD 29.145 millones del 26 de agosto. Sin embargo, hay que destacar que el ritmo de salida de depósitos se redujo de los USD 400 millones de las primeras jornadas post PASO a USD 200 millones diarios hacia fin de mes.

4 – Depósitos en pesos

El sostenimiento del nivel de depósitos a plazo fijo del sector privado en pesos es fundamental para determinar la confianza de los ahorristas y empresas en la moneda local.  Cuando se desarman las inversiones a plazo, es factible que aumente la demanda de divisas y genere fuertes presiones devaluatorias.

En ese aspecto, la baja de los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado (excluidos los ajustables por CER o UVA) fue de poca magnitud, un 2,8% en dos semanas, desde los $1.267.687 millones ($1,27 billón) del 9 de agosto a los $1.231.860  millones ($1,23 billón).

La mayoría de los plazos fijos está pactado a 60 días o menos y vencerán antes de las elecciones del 27 de octubre. Por eso, su nivel refleja tanto la confianza del ahorrista en el actual gobierno, como en el próximo si Macri no es reelecto.

5 – Tasa de Leliq

El sostén de los depósitos a plazo fijo en bancos es la tasa de política monetaria de las Letras de Liquidez (Leliq) del Banco Central: cuando éstas suben, se transmite el alza a los rendimientos que los bancos ofrecen a sus depositantes.

Esto se da sencillamente porque los pesos que los bancos toman de ahorristas y empresas son, a la vez, colocados en los instrumentos de deuda del Central. Hoy las Leliq rinden un 83% anual, una tasa que aún parece sacar ventaja a la inflación esperada para los próximos doce meses, aunque llega a los depositantes en un rango sensiblemente menor, del 55 al 59 por ciento.

6 – Deuda del BCRA

Entre tantos datos negativos, la crisis financiera que se desató tras la derrota del oficialismo habilitó un cambio positivo: una notoria reducción del stock de Leliq, un pasivo remunerado que por su alta tasa de interés socava el equilibrio del balance del BCRA.

El total de esta deuda cayó de los $1.288.868 millones ($1,3 billón) a $1.038.678 millones ($1 billón), un 19% en dos semanas. Medido en dólares, el stock de Leliq se desplomó un 38,7%, del equivalente a USD 28.483,3 millones el 9 de agosto a USD 17.453,8 millones el 30 de agosto.

Ese descenso del pasivo del Central por el equivalente a USD 11.029,5 millones compensa la pérdida de reservas en el período, por un monto similar.

7 – Base monetaria

La meta de crecimiento "nulo" de la Base Monetaria comprometida por el BCRA con el FMI fue una de las primeras víctimas de la crisis financiera post-PASO. La entidad que preside Guido Sandleris incumplió en agosto este objetivo de mantener en torno a $1,3 billón la cantidad de dinero con la que funciona la economía.

 El Riesgo País de Argentina se multiplicó por tres después del triunfo de Alberto Fernández en las primarias

Haber superado esta meta implica que hay un excedente de liquidez que podría influir en la suba de precios de bienes y servicios, por una mayor demanda, o bien en un nuevo salto cambiario, por la creciente compra de divisas a manos de particulares.

Según datos del economista Alejandro Rodríguez, por la venta de divisas efectuada por el Banco Central en el mercado de cambios, la meta de Base Monetaria disminuyó a $1.328.700 millones ($1,33 billón) el pasado 29 de agosto, frente a un  promedio acumulado del mes de $1.349.000 millones ($1,35 billón).

8 – Riesgo país

La banca JP Morgan calcula con este indicador el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU -un activo seguro y de referencia mundial- con las emisiones soberanas de países emergentes, entre ellos la Argentina, para mensurar su capacidad crediticia y solvencia.

El Riesgo País de Argentina se multiplicó por tres desde las PASO, al nivel más alto desde junio de 2005, es como un reflejo de desconfianza sobre la voluntad de pago de una futura gestión presidencial del Frente de Todos, la fórmula ampliamente ganadora, y también sobre la posibilidad de cumplir con los vencimientos más allá del auxilio del FMI.

Desde los 860 puntos básicos del 9 de agosto, escaló a 2.533 unidades el viernes, con un alza acumulada de 194 por ciento. Con bonos del Tesoro de los EEUU que a 10 años rinden 1,5% anual (150 puntos básicos), una emisión soberana de Argentina con la misma duración debería aceptar el pago de una tasa de retorno exorbitante, de un 40% anual en dólares, prohibitiva para el país.

9 – Merval en dólares

La baja de las cotizaciones de las acciones muestra el retroceso de la actividad económica en la Argentina, con dos años recesivos, y la magra expectativa de futuras ganancias en un entorno macroeconómico que va a seguir complicado.

El índice S&P Merval de acciones líderes de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) alcanza los 24.608 puntos, debajo de los 26.754 puntos del 27 de agosto del año pasado. Es decir que medido en pesos resignó un 8%, frente a una inflación estimada en 55% en el último año.

 
Fuente: Rava Online (cotizaciones en dólares)
Fuente: Rava Online (cotizaciones en dólares)

Medido en dólares, el Merval recortó un 40% de su valor en el último año, como también se observa en la pérdida promedio que experimentaron los ADR de compañías argentinas que se negocian en Wall Street.

Desde las PASO, el Merval sumo una cuantiosa pérdida de 44,5% en pesos y de 57,8% en dólares en dos semanas, para sumirse en los precios más bajos desde julio de 2009, hace más de diez años, medido en moneda "dura".(Fuente: infobae.com)

 
 

Kristina Georgieva, directora gerente del FMI, y Hernán Lacunza, ministro de Hacienda, en su primer contacto oficial en Washington

El ministro de Hacienda viajará a Washington pocos días antes de los comicios de octubre y hará lo necesario para garantizar un proceso institucional que podría continuar durante un probable gobierno de Alberto Fernández

 

Mauricio Macri es el más optimista en Casa Rosada sobre su eventual reelección, pero en términos institucionales ya asumió que no debe descartar una probable transición política con Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos que venció en las PASO con un porcentaje cercano al 50 por ciento de los votos.

Macri sabía que los 5.400 millones de dólares del desembolso no iban a llegar antes de los comicios y menos aún con Fernández asegurando a fondos e inversores que su modelo de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se apoyaría en la experiencia uruguaya.

Durante un almuerzo en la Fundación Mediterránea, el candidato opositor dijo en público lo que estaba comentando en privado. El modelo uruguayo implica una extensión de los plazos a pagar la deuda externa en relación directa del crecimiento al PIB durante un determinado período de tiempo.

Lacunza tiene previsto viajar a Washington en 18 días para iniciar una negociación con la directora ejecutiva del FMI, Kristalina Georgieva, destinada a obtener el desembolso de 5.400 millones de dólares que ya debió haber aterrizado. Las autoridades del Fondo sostienen -en privado- que las condiciones políticas han cambiado en la Argenta, y que esperarán el resultado de los comicios de octubre para reiniciar las conversaciones con la administración de Macri.

El ministro de Hacienda comparte la perspectiva de la directora Georgieva, pero a continuación argumenta que Argentina cumplió con los términos técnicos del Standby Agreement y que las razones electorales no pueden trabar un desembolso acordado en septiembre de 2018. La directora Georgieva -que sucedió a Christine Lagarde- responde a las instrucciones el board del FMI, y no moverá un sólo centavo de dólar hasta que llegue una orden clara y directa.

Macri estuvo con Donald Trump y su esposa Melanie en un cóctel protocolar servido en el hotel Palace de New York. El presidente argentino comentó en la Casa Rosada que su colega americano “se mostró preocupado por la situación política y electoral” del país, pero a diferencia de otras oportunidades no hizo ningún gesto de poder para apoyar a su amigo personal que llegó a la Casa Rosada.

 
Macri, Trump y Melanie, en el cóctel organizado por la Casa Blanca para los mandatarios que participaron de la Asamblea en la ONU
Macri, Trump y Melanie, en el cóctel organizado por la Casa Blanca para los mandatarios que participaron de la Asamblea en la ONU

En este contexto, Macri decidió que instrumentará una negociación institucional con el FMI sin que importará los resultados de la elección presidencial. No quiere poner en juego una eventual transición con Fernández, que se encontraría sin la continuidad de una agenda de negociación directa con las autoridades del Fondo.

Nosotros vamos a hacer todo lo necesario para que haya desembolso. Antes o después de las elecciones. Es nuestra obligación, gane quien gane", dijo Lacunza en Washington cuando le preguntaron cuál era la instrucción de Macri respecto a su próxima visita a DC para reunirse con la directora Georgieva y su staff técnico.

Frente a ésta respuesta de Lacunza, la réplica del funcionario americano no se hizo esperar:

-¿Y tienen los fondos para pagar los vencimientos, si los 5.400 millones de dólares no llegan?

-Sí. Nosotros tenemos una responsabilidad institucional, que va más allá de los gobiernos. Y la vamos a cumplir, al margen del vencedor en los comicios presidenciales.(Fuente: infobae.com)

 

 

Page 3 of 14

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

7477136
ahora
Visitantes Online
244
7477136

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…