Economía

El programa pasó a representar el 9% de la facturación mensual de los supermercados contra el 3,5% que ocupaba anteriormente. Los rubros más buscados.

 

El programa Precios Cuidados más que duplicó su participación en las ventas de los supermercados, en el primer mes de puesta en marcha de la nueva versión, al pasar de representar el 9% de la facturación mensual de las grandes superficies contra el 3,5% que ocupaba anteriormente.

Así lo destacaron fuentes oficiales, que precisaron que los 334 productos del renovado programa de precios de referencia incrementaron sus ventas en un promedio del 14%, con picos de hasta el 207%.

El crecimiento se dio incluso comparando enero con diciembre, que son los dos meses con menores y mayores ventas del año, respectivamente.

La comparativa se hizo sin contar la primera semana de enero, ya que el programa se relanzó el día 7.

Lo más buscado


Las categorías que más aumentaron sus ventas en enero con respecto a diciembre, fueron perfumería en un 68%, lácteos en un 62% y limpieza 22%, aseguraron las fuentes que subrayaron que las ventas suben porque ahora hay productos que la gente realmente consume.

También resaltaron que Precios Cuidados está ayudando a reducir la dispersión de precios ya que las marcas que compiten con los productos del programa tienden a tener precios similares para mantener sus volúmenes de venta.

Abastecimiento de productos


En cuanto al cumplimiento del programa, hubo un abastecimiento promedio del 75% de los productos, los precios fueron los correctos en el 100% de los casos y la señalización fue la adecuada en un 79% según relevamientos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Para mantener y mejorar estos resultados es fundamental continuar con una activa participación ciudadana a través del seguimiento y la denuncia ante la detección de irregularidades, agregaron las fuentes.El programa Precios Cuidados más que duplicó su participación en las ventas de los supermercados, en el primer mes de puesta en marcha de la nueva versión, al pasar de representar el 9% de la facturación mensual de las grandes superficies contra el 3,5% que ocupaba anteriormente.

Así lo destacaron fuentes oficiales, que precisaron que los 334 productos del renovado programa de precios de referencia incrementaron sus ventas en un promedio del 14%, con picos de hasta el 207%.

El crecimiento se dio incluso comparando enero con diciembre, que son los dos meses con menores y mayores ventas del año, respectivamente.

La comparativa se hizo sin contar la primera semana de enero, ya que el programa se relanzó el día 7.

Lo más buscado


Las categorías que más aumentaron sus ventas en enero con respecto a diciembre, fueron perfumería en un 68%, lácteos en un 62% y limpieza 22%, aseguraron las fuentes que subrayaron que las ventas suben porque ahora hay productos que la gente realmente consume.

También resaltaron que Precios Cuidados está ayudando a reducir la dispersión de precios ya que las marcas que compiten con los productos del programa tienden a tener precios similares para mantener sus volúmenes de venta.

Abastecimiento de productos


En cuanto al cumplimiento del programa, hubo un abastecimiento promedio del 75% de los productos, los precios fueron los correctos en el 100% de los casos y la señalización fue la adecuada en un 79% según relevamientos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Para mantener y mejorar estos resultados es fundamental continuar con una activa participación ciudadana a través del seguimiento y la denuncia ante la detección de irregularidades, agregaron las fuentes.(fuente: Télam.com.ar)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Pablo López, ministro de Hacienda bonaerense.

Pablo López afirmó que desde el 20 de diciembre se avanza en conversaciones con los acreedores. Solo este año el gobierno provincial enfrentará vencimientos de deuda por unos USD 2.900 millones

 

El ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, afirmó este martes que “la Provincia formalmente emitió una solicitud de consentimiento a los tenedores sobre un bono específico, el que tiene vencimiento de 2021, pero un pago próximo de USD 277 millones el 26 de enero

López detalló que este vencimiento corresponde a unos USD 27 millones en concepto de intereses, que se pagarán en término el 26 de enero, y USD 250 millones de capital, cuyo pago será diferido si se acuerda con los tenedores.

“La propuesta es la de diferir el pago de capital hasta el mes de mayo de este año. La Provincia ha decidido que se realizará el pago del cupón de interés en la fecha estipulada”, aclaró López.

Además, ratificó que este año se efectuará con normalidad el pago de intereses de un bono en euros.

 
 Se pueden cambiar ciertas condiciones en los títulos, con acuerdo del 75% de adhesión

El ministro de Hacienda provincial refirió que sólo este año vencerán pasivos por “unos USD 2.900 millones”, que se ampliarán a USD 8.800 millones en los próximos cuatro años de gestión del Frente de Todos en el distrito.

El economista señaló que “no es la intención ir negociando pago por pago, si no encontrar una solución más de fondo”, lo que llevó a contactar a los acreedores desde el 20 de diciembre pasado. Y apuntó que “en las condiciones actuales la deuda es insostenible”.

En el marco de una conferencia de prensa que brindó en conjunto con el gobernador bonaerense Áxel Kicillof, López refirió que “la solicitud de consenso” forma parte de “la letra de los contratos” de la emisión de los títulos públicos. Ello implica que “se pueden cambiar ciertas condiciones en los títulos, con acuerdo del 75% de adhesión, aplicable al 100 por ciento” de los tenedores.

 El tamaño y la composición de la deuda ha afectado fuertemente las finanzas de la Provincia

“Es importante mencionar que desde que asumimos venimos marcando la cuestión de la deuda como un problema central a afrontar”, reconoció López, en el encuentro con la prensa realizado en la sede de gobierno bonaerense en La Plata.

López definió como “extremadamente complicada” la situación de la deuda de la provincia: “El aumento de la deuda en cuatro años ha sido notorio, ha cambiado su composición y ha aumentado en moneda extranjera. Y la Provincia recauda en pesos, no dólares”.

El economista explicó que “las variaciones en el tipo de cambio", el monto de la deuda y “su composición han afectado fuertemente las finanzas de la provincia”. Por ello consideró “necesario recuperar la sostenibilidad de la deuda” y la medida enunciada este martes contribuye a “avanzar en un proceso en esta dirección”.

 López definió como “extremadamente complicada” la situación de la deuda de la Provincia

“Hemos iniciado un período de consulta a todo el universo de acreedores de la provincia de Buenos Aires a partir del 20 de diciembre. Y desde el 7 de enero el proceso estuvo más enfocado a este título en particular”, dijo el funcionario, en referencia al Bono de la Provincia de Buenos Aires con vencimiento en 2021 (BP21), una emisión en moneda extranjera que la administración de Daniel Scioli colocó en los mercados internacionales, pues dicha especie no opera en la Bolsa de Comercio local.

“Hemos mantenido conversaciones y charlas con los tenedores de este título”, puntualizó López, quien aseguró que a partir del diálogo se está buscando “una solución justa y equitativa, dentro de los márgenes de la provincia en cuanto a las restricciones que tenemos en la capacidad de pago”.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

La Bolsa de Wall Street. FOTO: CEDOC PERFIL

El presidente Donald Trump atenuó la retórica y provocó la reacción de los mercados.

 

Las acciones estadounidenses subieron y los bonos del Tesoro cayeron después de que el presidente Donald Trump atenuó la retórica contra Irán, sugiriendo que no se necesita más fuerza militar. El S&P 500 avanzó por segunda vez en tres sesiones después de que Trump dijera que Irán parecía estar “retirándose” y anunciara más sanciones sobre el país. Los índices Nasdaq registraron nuevos récords mientras las tecnológicas lideraron el avance. Pero los activos de riesgo recortaron las ganancias al final de la sesión después de informes sobre un ataque a Bagdad con cohetes. Más cohetes caen en la zona verde de Bagdad, cerca de la embajada de Estados Unidos Los rendimientos del Tesoro a diez años ganaron después de caer durante la noche tras los bombardeos iraníes a bases estadounidenses en Irak. El dólar avanzó, mientras que el petróleo cayó por debajo de US$61 por barril en Nueva York. En noticias corporativas, Boeing Co. se desplomó después de que uno de sus aviones se estrelló en Irán. Walgreens Boots Alliance bajó 6% después de que las ganancias del gigante farmacéutico cayeron, mientras que Lennar Corp. avanzó a medida que sus ganancias superaron las estimaciones. “El principal impulsor del mercado en este momento es la mejora general del contexto macroeconómico. La mayoría de todo lo demás es una distracción de ese tema primordial”, dijo por teléfono Michael Reynolds, oficial de estrategia de inversión de Glenmede. “Creo que la mayor distracción ciertamente ha sido el vaivén en la tensión geopolítica entre EE.UU. e Irán”. El discurso de Trump: mensaje a la OTAN y ataque verbal a Irán, las claves Los mercados se asentaron nuevamente en el ambiente familiar de riesgo que había llevado los puntos de referencia a los registros recientes, e inversionistas apostaron a que la retórica del presidente el miércoles calmaría las tensiones en Medio Oriente. El nerviosismo había reinado desde la semana pasada cuando EE.UU. dio de baja a un poderoso general iraní, haciendo mella en el optimismo provocado por señales de una economía global resistente y un acuerdo comercial parcial entre China y EE.UU. Es probable que inversionistas ahora se enfoquen en el informe sobre trabajos no agrícolas que vence el viernes. Un indicador de empleo privado superó las expectativas el miércoles. (Fuente: perfil.com). 

 

 

 

Cada vez hace falta más para poder acceder a un 0 km

Sin las nuevas listas de precios y sólo por inflación, hicieron falta 18 sueldos para poder comprar un automóvil chico. Casi un 30% más que en 2018 y el indicador quedó en niveles de 2010

 

En 2019 el mercado automotor tuvo un año para el olvido. Y varios son los indicadores que anticipan que la recuperación de la industria difícilmente sea en 2020. Según el informe final de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) el patentamiento de vehículos alcanzó en 2019 un total de 459.592 unidades, un 42,7% menos que en 2018. La cifra marca el nivel de ventas más bajo desde 2006.

 La venta de 0 km cayó en 2019 un 42,7% respecto de 2018 y las estimaciones son que durante 2020 se recortará la caída pero la comercialización será un 7% menos

Buena parte de la caída en las ventas se explica no sólo en la suba de los precios sino en la falta de acompañamientos de los salarios. Por lo menos así lo refleja el informe realizado por la consultora Invenómica que mide la cantidad de sueldos que son necesarios para la compra de un 0 km de los modelos de “entrada” de las marcas

La cantidad de sueldos necesarios para comprar un vehículo se incrementó significativamente en 2019. Mientras que en 2018 se necesitaban 14,8 sueldos para comprar un vehículo chico –compuesto por modelos como Yaris, Gol Trend, Polo, Argo, 208, Etios, Onix–, a fines de 2019 la cantidad aumentó a 17,8 sueldos.

 

El indicador de 2019 implica que se retrocedió a un nivel similar al de 2010 (18,3 sueldos)”, señala el trabajo titulado “las cinco claves que frenan la industria automotriz en 2020”.

 
La expectativa es que las ventas de 0 km siguen en caída durante el 2020

La expectativa es que las ventas de 0 km siguen en caída durante el 2020

 

“Posiblemente los incrementos de sueldos le ganen a la inflación de los vehículos en 2020, pero difícilmente la cantidad de sueldos para comprar un vehículo se ubique en los niveles registrados (siquiera) en 2018”, continúa.

Este crecimiento en la cantidad de sueldos que son necesario para comprar un 0 km -aumento casi 30% de un año a otro- es la consecuencia de una caída términos reales del salario y su poder compra. Entre 2016 y 2019 el salario real de los trabajadores se contrajo alrededor de un 21%.

 El pico en la cantidad de sueldos para comprar un 0 km de los últimos 10 años fue en 2009 con 20.6 mientras que el piso fue en 2017 con 11.2.- En 2018 aumento a 14.8 y en 2019 a 17,8 sueldos

Frente a esto, la perspectiva del sector para el 2020 es un poco más alentadora y los salarios posiblemente le ganen a la inflación. Sin embargo, en el mundo de las concesionarios esto no se vería reflejado. “Esa recuperación no tendrá un impacto significativo en la compra de bienes de capital. Las finanzas de los hogares se encuentran sumamente complicadas. Y estos tienen prioridades más importantes que comprar un vehículo nuevo ante una leve mejora del salario real”, explica el trabajo que presentaron desde Acara.

 
Los concesionarios se quejan de los altos costos asociados a las ventas como son los de patentamientos y seguros

Los concesionarios se quejan de los altos costos asociados a las ventas como son los de patentamientos y seguros

 

Por último, otro punto que desarrolla el informe y que cada vez está más presente en los salones de ventas es el de los costos de mantenimientos. “No puede ser que el costo del patentamiento o de los seguros sea por el valor de mercado y no por el de compra que en buena parte de los casos es, como mínimo, un 15% por debajo del precio de lista por la cantidad de bonificaciones", dijo a Infobae un dirigente de Acara.

En la misma línea el informe explica que “el elevado costo de seguro y patente de un vehículo nuevo debilita la renovación del parque automotor. En otras palabras, no es lo mismo el costo de patente y seguro de un 0 km a un vehículo de dos o más años de antigüedad. Nuevamente, ante una leve mejora de los salarios los consumidores intentarán satisfacer necesidades más básicas que debieron relegar en los últimos años”.

De acuerdo a ese modelo, la proyección de patentamientos (autos + livianos) se ubicaría en 410,000 unidades en 2020, un 7% por debajo de 2019. “La recuperación de la economía y las expectativas del consumidor deberían ser mucho más rápidas de lo esperado para poder verificar efectivamente una recuperación de las ventas de vehículos”, concluyen en la asociación de concesionarias.(Fuente: infobae.com)

 

En 2018 y 2019 el incremento de los salarios fue inferior a la tasa de inflación.

 

Trascendidos de fuentes oficiales en las últimas horas apuntan a la modalidad en la que se va a hacer efectivo el aumento salarial para los trabajadores del sector privado y estatales, a través del cual se recompondrán parte de los ingresos perdidos por la escalada inflacionaria del último año, por encima del 50 por ciento.

Según pudo averiguar Infobae, el decreto que saldrá publicado en las próximas horas fijará un piso de incremento salarial de $ 4.000, que deberá ser abonado por las empresas y el propio Estado en dos tramos, con los sueldos de enero y de febrero, y que será remunerativo, a cuenta de futuras paritarias. El primer tramo será de $ 3.000, que con los descuentos implicará un aumento de bolsillo de $ 2.490, mientras que con el salario de febrero se sumarán otros $ 1.000, equivalentes a $ 830 en mano luego del pago de los aportes personales.

El presidente Alberto Fernández cuenta con la atribución conferida por el artículo 54 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva aprobada antes de Navidad. Esta tarde se hará el anuncio formal, que entrará en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

Los representantes sindicales esperaban un incremento entre los $ 6.000 y $ 9.000, aunque desde el ámbito empresario proponían un aumento menor, dado el estrecho margen financiero que se atribuyen en la mayoría de los rubros del sector privado, en una economía que atraviesa dos años de recesión. Finalmente, estos $ 4.000 serán remunerativos, pero las pequeñas y medianas empresas sólo pagarán las cargas no previsionales.

 

La Emergencia Económica habilita al Gobierno a ordenar que el sector privado otorgue aumentos mínimos, por supuesto, en el marco de diálogo con las cámaras empresarias, con las que se discute el monto del mismo.

La reciente ley autoriza a disponer “incrementos salariales mínimos”, es decir sumas que quedan incorporadas a los salarios y no son bonos por única vez. Por lo tanto, se pagarán a cuenta de las negociaciones paritarias, que se concentran a partir de marzo.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Guido Sandleris fue el tercer y último presidente del Banco Central durante el Gobierno de Mauricio Macri

El incremento superó con creces las previsiones del gobierno de Mauricio Macri, que proyectaba una paridad promedio de $40,10 para el año en que regresaron las restricciones cambiarias

 

Salto abrupto de la paridad, tres o cuatro meses de estabilidad y un nuevo salto, más abrupto aún que el primero. Así podría sintetizarse la evolución de la carrera entre el peso y el dólar desde finales del tercer trimestre de 2018 hasta la actualidad, en un recorrido iniciado con la dureza monetaria de la “emisión cero” y que en la última semana del año cierra con un recargo del 30% establecido por ley.

El año termina con un incremento punta a punta en la cotización del dólar del 110,8%, incluyendo el impuesto. El alza fue superior al ya elevado 105,3% de 2018, cuando una combinación de factores le hizo perder al macrismo el control de una variable que en sus primeros dos años de gobierno no le había creado sobresaltos.

En lo que respecta a 2019, los primeros 45 días fueron de relativa calma en el mercado de cambios, con un dólar que arrancó a $38,85 según el promedio minorista realizado por el Banco Central y que llegó a $ 39,94 el 12 de febrero. Apenas 9 centavos de suba en un mes y medio, una estabilidad que iba de la mano de la permanente baja de la tasa de las Leliq que en el inicio del segundo mes del año llegó a ser de más de un punto porcentual por día.

 

Esa pax cambiaria se interrumpió el 14 de febrero, en consonancia con la difusión del índice de precios al consumidor de enero por parte del INDEC. El 2,9% marcaba el fin de la seguidilla de tres bajas mensuales que había entusiasmado al oficialismo. Los actores económicos advirtieron que el plan monetario puesto en ejecución 5 meses atrás por Guido Sandleris no era tan sólido como se creía y le bajaron el pulgar.

Fue así que la estabilidad cambiaria que había comenzado a mediados de octubre de 2018 llegó a su fin y la cotización del dólar tuvo un salto de 19,1% en tres meses. Una vez que se completó el salto, los $46,39 del 13 de mayo parecieron marcar el inicio de un nuevo período de estabilidad cambiaria que volvió a traer tranquilidad entre la dirigencia de Juntos por el Cambio. Desde entonces, blandiendo trabajos de diferentes encuestadores, los funcionarios confiaban en que un dólar quieto se traduciría en mejores expectativas de cara a las elecciones PASO del 11 de agosto, con tan solo un 0,3% de aumento de la cotización de la moneda estadounidense en tres meses.

En el medio de los dos extremos de la mini-estabilidad, el Banco Central había resuelto cambiar su política para manejar la paridad cambiaria. La “zona de no intervención”, con una banda dentro de la cual el dólar podía cotizar sin que la autoridad monetaria comprase (o vendiese) divisas para contener su baja (o su suba) dejó de ajustarse diariamente y se congeló en un máximo de $51,448. Posteriormente la “zona de no intervención” pasó a ser simplemente una “zona de referencia” hasta que la agudización de la depreciación del peso la relegó al arcón de los recuerdos.

 
Con la aplicación del recargo del 30% dispuesto en la ley de Solidaridad, la cotización del dólar cerró 2019 con una suba punta a punta de 110,8%

Con la aplicación del recargo del 30% dispuesto en la ley de Solidaridad, la cotización del dólar cerró 2019 con una suba punta a punta de 110,8%

 

Asimismo, el apoyo del FMI al Gobierno se plasmaba en periódicos desembolsos que llevaron el 9 de abril a un nivel récord en las reservas internacionales de US$ 77.481 millones, más del triple que las que habían recibido Mauricio Macri y Federico Sturzenegger el 10 de diciembre de 2015. De todos modos, los observadores independientes tomaban distancia de la euforia macrista y advertían que sin el cómputo de esas asistencias las reservas mostrarían una caída continua desde el segundo trimestre de 2018.

 Gracias a los recursos provenientes de los desembolsos del FMI, las reservas alcanzaron el 9 de abril el récord de USD 77.481 millones

El lunes posterior a las PASO fue un baldazo de agua fría en las huestes oficialistas. En tres días, la cotización del dólar minorista se disparó el 33,5%. Si bien desde entonces la cotización tuvo oscilaciones en un rango entre los $58 y los $65, esa evolución no puede analizarse sin tener en cuenta que el Banco Central debió volver a las intervenciones en el mercado mayorista con la venta de un importante volumen de divisas de más de USD 4.000 millones. Además, elevó la tasa de las Leliq al récord de 85,911% el 10 de septiembre, casi el doble que los 43,937% del mínimo de aquel lejano 14 de febrero que marcó el punto de inflexión en esta historia.

Las reservas habían caído a USD 54.100 millones el 30 de agosto, USD 23.381 millones menos que el récord del 9 de abril. Suficiente como para que al día siguiente se dispusiera la primera restricción cambiaria del año, con un tope de US$ 10.000 mensuales de compra para las personas humanas que tampoco alcanzó para frenar la sangría. Un nuevo torniquete mucho más severo se aplicó horas después de confirmarse el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones del 27 de octubre, bajándose el límite a US$ 200.

 En los días posteriores a las PASO, se profundizó la caída de reservas internacionales y se disparó la cotización del dólar. El 1° de septiembre y el 27 de octubre, el Banco Central resolvió aplicar sendas medidas de restricción para la compra de moneda extranjera

En esas condiciones Macri entregó el poder a Fernández, que trece días después de asumir aplicó a su manera un nuevo salto en la cotización. Esta vez fue por ley y sin abandonar las restricciones heredadas: aplicó un recargo del 30% para todas las operaciones de compra minorista y con tarjeta en el país y el exterior.

Si además se tiene en cuenta la implementación de retenciones a la exportación con alícuotas diferentes según el cultivo, el año termina con por lo menos una decena de variantes de dólares: “solidario” (con el recargo del 30%), blue, bolsa, contado con liqui, sojero (con retenciones que pueden llegar al 33%), triguero (15%), Vaca Muerta (8%), carne (9%), de economía regionales (5%), más los que pudieran eventualmente surgir en un futuro no muy lejano.

De esta manera termina un año para el que se había previsto una paridad promedio de $40,10 por dólar en el proyecto de ley de Presupuesto. Un proyecto que esperaba un dólar de $50,50 recién para el 2022.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Foto de archivo: Una fotografía muestra billetes de 100 dólares estadounidenses en Tokio. 2 de agosto de 2011. REUTERS/Yuriko Nakao

Consumos en el exterior: por qué hoy conviene pagar en efectivo en dólares en vez de esperar el vencimiento de la tarjeta

 

El recargo del 30% para la compra de dólares y pago de consumos en moneda extranjera generó en su debut una situación inédita en el mercado: hoy es más conveniente gastar dólares en efectivo que recurrir a cualquier mercado –oficial o libre en cualquiera de sus variantes– para hacer frente a esos pagos.

El consejo aplica, claro está, para aquellos gastos en dólares a partir de ayer, es decir, con posterioridad a la entrada en vigencia de la Ley de Solidaridad Social y su subproducto, el dólar "solidario”.

La cuenta es sencilla: si un turista que está hoy en el exterior, con dólares en la billetera o depositados en su cuenta bancaria, efectúa un gasto de USD 100, le conviene cancelarlo en efectivo o bien con débito de su cuenta en dólares. Gastaría exactamente USD 100. Si, en cambio, decidiera cambiar esos dólares para pagar en pesos, la mejor cotización que podría obtener es de $74, en el mercado informal. Es decir, obtendría $7.400 para realizar un pago que, pesificado al dólar turista, se convierte en $8.190. Tendría que cambiar USD 111 para hacer frente al gasto total. Perdería 11,1%.

 

La pérdida es mucho mayor si en vez de recurrir al dólar libre, el turista opta por cambiar dólares en el banco: en ese caso, la entidad le compraría los billetes a un tipo de cambio de $58,09, es decir 5.809 pesos. La pérdida sería de 41% porque el turista tendría que cambiar USD 41 más, es decir, USD 141 en total, para cubrir la totalidad del monto en pesos de $8.190. Un absurdo.

 
Hoy conviene el pago en efectivo en el exterior (FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM)

Hoy conviene el pago en efectivo en el exterior (FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM)

 

Esto es lo que empezó a ocurrir ayer, con una brecha histórica entre el precio del dólar de venta al público –sobre el que pesa el impuesto–, y la compra al público. De mantenerse los valores del billete en los distintos mercados en los niveles actuales, la consigna será recurrir a la reserva de dólares, sin pasar por los pesos para hacer pagos en esa moneda. Sin embargo, es esperable que hacia mediados de enero, la tendencia de las cotizaciones empiece a cambiar.

Ocurre que, por estas horas, muchos ahorristas y consumidores empiezan a cancelar sus resúmenes de tarjeta de crédito con gastos en dólares efectuados antes de la vigencia del impuesto al dólar. Y, para hacerlo, muchos recurren a cambiar dólares en el mercado libre porque, en este caso sí, el precio obtenido es mayor al tipo de cambio al que se pesifican esos consumos, $63. La oferta de dólares de estos turistas y consumidores que compraron en moneda extranjera con antelación es lo que estaría abasteciendo al mercado informal y conteniendo su cotización por debajo de los $81,90 que vale hoy el dólar "solidario”.

 De mantenerse los valores del billete en los distintos mercados en los niveles actuales, la consigna será recurrir a la reserva de dólares, sin pasar por los pesos para hacer pagos en esa moneda

Por eso, para simplificar la ingeniería financiera de todo aquel que tenga o esté haciendo en este momento gastos en dólares, lo importante es tener presente esta regla:

Para consumos actuales, que se pesificarán a $81,90, lo más conveniente es pagar directamente en dólares, físicos o de la caja de ahorro en dólares.

- Para los consumos realizados con anterioridad al 24 de diciembre, que se pesifican a $63, conviene cambiar a pesos en cualquiera de las modalidades del dólar libre, que ofrece cotizaciones por encima de ese valor.

 
La AFIP reglamentaría algunos de estos puntos en los próximos días

La AFIP reglamentaría algunos de estos puntos en los próximos días

 

Se trata, sin embargo, de una regla que podría cambiar en la medida que se muevan los distintos precios del dólar. En definitiva, la actual es una situación excepcional, completamente alejada de lo que ocurría en 2015, cuando regía el “dólar tarjeta”.

En esa etapa de controles de cambios, la AFIP habilitaba un cupo de hasta 20% de los ingresos de los contribuyentes para la compra de dólares, con un máximo de USD 2.500, al valor oficial. En ese momento de 9 pesos. Para los consumos en dólares con tarjeta, regía una percepción de 35%, lo que llevaba el precio a $13. En el mercado informal, en tanto, el billete cotizaba entre $ 15 y $ 16. Esta brecha de 70% hacía que los turistas y consumidores compraban dólares (los que podían) en el mercado oficial y los cambiaban en el paralelo para pagar sus consumos con una ganancia de 17% en dólares. Eso sin contar la devolución del recargo inicial de 35%, que en ese momento era una “percepción a cuenta de Ganancias” y no un impuesto, como lo es ahora, creado por ley.

Ahora, no sólo se trata de un impuesto directo al valor del dólar que no tiene ningún tipo de devolución sino que la brecha del dólar solidario, el vigente para ahorristas y turistas, aún no es amplia –de hecho es por ahora negativa– respecto de los demás mercados.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Los jubilados de la mínima cobrarán dos bonos de $ 5.000 en diciembre y en enero, y en marzo recibirán otro aumento

Las subas serán por montos fijos hasta que se defina el nuevo índice de movilidad. En cuanto a los privados, habrá un piso de aumento de suma fija, a cuenta de paritarias, que se definirá la semana próxima

 

En medio de la polémica por las jubilaciones de privilegio, que el presidente Alberto Fernández prometió discutir en las sesiones extraordinarias, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que pese a la suspensión por 180 días de la fórmula de la movilidad, en marzo todos los jubilados recibirán el aumento previsto y que se tratará de una suma fija. Mientras tanto, obtendrán el bono de $ 5.000 en diciembre y otro igual en enero quienes cobren el haber mínimo ($14.068), y proporcionalmente hasta un tope $ 19.067.

 
 
 

“Las jubilaciones se van a actualizar cada tres meses. Todos los jubilados van a tener un aumento en marzo; eso está en la ley”, remarcó Cafiero, al reiterar la definición adelantada ayer por el jefe de Estado. Además, aclaró que no se tratará de aumentos porcentuales, sino de sumas fijas, lo que generará un beneficio mayor para los haberes más bajos.

La misma idea es la que primará en cuanto a la recuperación salarial en el sector privado. El Gobierno está trabajando con los gremios y con las cámaras empresarias para delinear, en base al marco habilitado en la Ley de Emergencia, de qué manera favorecer a los sectores con menores ingresos y que más perdieron con la inflación este año.

Un decreto de necesidad y urgencia que saldrá en los próximos días definirá los alcances, pero en principio, aseguraron altas fuentes oficiales, definirá un aumento de suma fija no remunerativa que funcionará como piso y que será a cuenta de las paritarias. Será generalizado, aunque todavía desde la cartera laboral no definieron el valor. Si bien había trascendido que oscilaría entre $ 6.000 y $ 8.000, el valor sería más bajo, ya que se aplica sobre los básicos y luego todos los adicionales ajustan sobre ese monto, dijeron fuentes oficiales. En el sector privado, esperan un valor cercano a los $ 5.000, pero no fue confirmado por el Gobierno. Podría ser incluso menor.

El ministro de Trabajo, Carlos Moroni, definirá la semana próxima los alcances del decreto que fijará un piso de aumento para todos los trabajadores del sector privado
El ministro de Trabajo, Carlos Moroni, definirá la semana próxima los alcances del decreto que fijará un piso de aumento para todos los trabajadores del sector privado

“Estamos viendo de qué modo negociamos un monto fijo en concepto de aumento salarial para los que quedaron abajo de la paritaria, con más rezago. La lógica es que eso sea en concepto de recomposición y será a cuenta de la paritaria. Estamos trabajando en ese acuerdo y viendo cómo lo llevamos adelante para que también sea algo que las empresas puedan pagar”, aseguraron desde el Gobierno.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, esperaba tener definido para comienzos de la semana próxima los detalles del decreto, pero ahora esperan que sea posterior a la Navidad. Desde la cartera laboral aseguraron que todavía deben reunir información de algunas paritarias importantes como para definir el monto. Según agregaron, los que más han perdido fueron los rubros textil, calzado,e indumentaria. “Hay algunas paritarias con salarios básicos de $ 21.000, que quedaron muy alejadas de las de otros sectores. El concepto es que con esta medida estamos apuntando a los sectores que más abajo quedaron, ya que para los otros en realidad esta suma no va a ser efectiva porque su paritaria seguramente sea mayor", dijeron en Trabajo, al reafirmar que las paritarias seguirán siendo libres y que no se postergarán.

Entre los detalles que deben definir la semana próxima, el ministerio que dirige Moroni también debe resolver si el decreto establece el piso de aumento por tres o seis meses, explicaron las fuentes.

Jubilaciones de privilegio

En declaraciones radiales, Cafiero se refirió a la decisión de la Cámara de Diputados de dar marcha atrás con la suspensión de la movilidad para las jubilaciones de privilegio y explicó que no se las pudo incluir en esa suspensión porque no todos los regímenes especiales cuentan con jubilaciones de privilegio. “No las podíamos diferenciar: o cancelábamos la movilidad para todas las jubilaciones especiales o no la hacíamos para ninguna. Pero decidimos la conformación de una comisión para que estudie todos los regímenes especiales. El cuerpo diplomático y el poder judicial son los dos que tienen las jubilaciones más altas del país; hay una brecha gigante con el resto, y eso es lo que queremos discutir”, señaló el jefe de Gabinete.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó que
El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó que "hay que cuidar los dólares" y que los que pueden viajar deben hacer un esfuerzo

También se refirió a los “gastos políticos” y destacó que “se está trabajando en un ajuste” de estas erogaciones. “Estamos trabajando en normativas administrativas, acortando el número de asesores, autos oficiales; estamos acotando muchas cosas que tienen que ver con estos gastos”, dijo.

En cuanto el recargo del 30% sobre los consumos en dólares, Cafiero recalcó que el país “necesita cuidar las divisas” y que la prioridad será el sector industrial. “Necesitamos los dólares para poner en marcha Vaca Muerta; ampliar nuestro aparato productivo. Nos han dejado un BCRA muy complicado. Sé que es una medida bastante antipática, y que afecta a los que pueden viajar, pero necesitamos ese esfuerzo porque tenemos que cuidar los pocos dólares que nos han dejado. y favorecer turismo local”, aseguró el jefe de Gabinete.(Fuente: infobae.com)

TE PUEDE INTERESAR

Page 1 of 14

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

7477347
ahora
Visitantes Online
455
7477347

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…