Economía

A través de ese paso burocrático, los compradores se comprometen a no haber comprado dólares MEP o contado con liquidación en 90 días y a no hacerlo por otros tres meses. Y el Banco Central cruza los datos

 

Con el cambio de mes se reinicia el cupo de USD 200 mensuales, pero este nuevo período será distinto para los ahorristas. Como resultado del refuerzo de los controles de cambio decididos por el Banco Central la semana pasada, cada operación cambiaria para atesoramiento implica prestar conformidad a una declaración jurada en la que se compromete a no haber hecho compras de dólar contado con liquidación o dólar MEP en los últimos 90 días y, al mismo tiempo, a no hacerlas en los 90 días siguientes. Junto con otros impedimentos, como el de utilizar fondos de créditos a tasa cero y otros subsidios de emergencia para acceder al mercado de cambios, ese compromiso aparece ahora como una leyenda antes de cada compra.

La declaración jurada, sin embargo, probablemente pase desapercibida para el cliente bancario. En hombankings y aplicaciones móviles de bancos se trata de apenas un click en el que se aceptan las condiciones de la operación. Pero más allá de que se pueda atravesar ese paso en pocos segundos, al aceptar los términos de la operación los movimientos del comprador quedan limitados.

La norma es la Comunicación A 7030 publicada el jueves pasado. Allí, el Banco Central establece que a partir de ahora habrá una nueva condición para poder comprar dólar “solidario”.

“Adicionalmente a los requisitos que sean aplicables en cada caso, la entidad deberá contar con la conformidad previa del BCRA excepto que cuente con una declaración jurada del cliente en la que deje constancia que: a) en el día en que solicita el acceso al mercado y en los 90 días corridos anteriores no ha concertado en el país ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior”, detalla la norma.

 

Y "b) “Se compromete a no concertar en el país ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior a partir del momento en que requiere el acceso y por los 90 días corridos subsiguientes”.

Los 90 días previos, sin embargo, tienen una cláusula transitoria: hasta el 30 de junio, este compromiso comprende solamente al período transcurrido desde el 1° de abril, es decir, menos de 90 días. Una vez pasado el 30 de junio, se mantendrá el período de 90 días.

Es decir que quienes operen en el mercado formal, en el que el dólar cotiza en torno a los $ 70 pero se paga por encima de los $ 90 como resultado de la aplicación del impuesto PAÍS, están renunciando a operar en mercados paralelos en blanco y legales como los que conforman el MEP y el contado con liquidación, al menos por 3 meses.

 
El jueves pasado el Banco Central volvió obligatoria para quienes compran dólares en el mercado oficial una declaración jurada que indique que no se operó u operara dólar contado con liquidación o MEP 90 días antes o 90 días después
El jueves pasado el Banco Central volvió obligatoria para quienes compran dólares en el mercado oficial una declaración jurada que indique que no se operó u operara dólar contado con liquidación o MEP 90 días antes o 90 días después

Además, deben declarar que no recibieron “créditos a tasa cero” y otros programas diseñados en el contexto de la pandemia de coronavirus COVID-19

Dentro del hombanking, al comprar dólares, los clientes pueden encontrarse con leyendas como esta: “Declaro bajo juramento que no soy beneficiario de los ‘Créditos a Tasa Cero’ acordados en el marco del artículo 9 del Decreto N° 332/2020 y sus modificatorias. Declaro bajo juramento que ni en el dia de la fecha ni en los 90 días corridos anteriores (contando desde el 01/04/2020 inclusive) he efectuado ventas de titulos valores con liquidación en moneda extranjera ni transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior, y me comprometo a no realizar las operaciones antes mencionadas en el día de la fecha y en los próximos 90 días corridos subsiguientes. Declaro bajo juramento que no soy beneficiario de financiaciones acordadas conforme a los puntos 2 y 3 de la Comunicación A 7006 del BCRA. Declaro bajo juramento que esta operación se ajusta a la normativa cambiaria y que: en el transcurso de este mes no he operado en cambios por más de U$S 200 mensuales; los fondos comprados no serán destinados a la compra en el mercado secundario de títulos valores dentro de los 5 días hábiles a partir de la fecha de liquidación de la presente operación; no me encuentro inhabilitado por el Banco Central de la República Argentina para operar en cambios”.

Según explican en bancos, el cambio normativo no los obliga a verificar que sus clientes cumplan con aquello que afirman en su declaración jurada. Sólo lo hacen en el caso de que las operaciones se hagan en el propio banco: por ejemplo, las entidades no permitirán comprar los USD 200 a quienes hayan operado dólar MEP en la Bolsa a través de la propia entidad o, viceversa, operar bonos contra dólares a quienes hayan comprado dólar oficial en el período establecido por la normativa si es que lo hicieron en el mismo banco.

Ahora, si un cliente compró dólar MEP dentro del período establecido y, contra la normativa, luego accede al mercado de cambio formal la entidad no tiene forma de detenerlo, debería dar curso a la operación.

“Nosotros controlamos dentro de lo que el cliente haga con nosotros, si compra USD 200 con nosotros y después hace dólar MEP yo lo puedo cruzar. Pero si lo hace con otro banco y después opera con nosotros, no tengo manera”, dijeron en un banco. “Pero yo siempre les recomiendo no eludir la normativa porque es muy fácil cruzar los datos para el Banco Central, nosotros sólo cruzamos lo que hacen dentro del mismo banco” concluyó.

En las sociedades de Bolsa, mientras tanto, no cuentan con una forma de cruzar datos. Pero de todas formas también les presentan a sus clientes declaraciones juradas para operaciones con bonos o acciones que requieran una liquidación en dólares, en la que los clientes aclaren que no recibieron los subsidios para pyme, monotrobutistas y auónomos o hayan comprado dólares en el mercado oficial.(Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

Son los acreedores con bonos del 2005 y 2010, que ya sufrieron una quita previa y tienen más poder legal de fuego que el resto, quieren dialogar en forma inmediata con el ministro Martín Guzmán; podrían cerrar entre 52 y 55 centavos por dólar

 

Dennis Hranitzky, abogado del comité de bonistas que ya canjearon sus bonos en el pasado y que previamente asesoró al fondo buitre de Paul Singer

Uno de los tres comités de bonistas está dispuesto a negociar este fin de semana con el Ministerio de Economía para cerrar un acuerdo que tiene un techo de 55 centavos por dólar.

El Grupo de Titulares de Bonos de Canje de Argentina busca que el ministro se siente a negociar ya mismo en torno de los bonos ya reestructurados en los canjes de 2005 y 2010.

Luego de la decisión de entrar en default y extender el plazo, el Grupo expresó en su página web: “¿Argentina ha mejorado su oferta? No, Argentina simplemente extendió la oferta existente, originalmente expirada el 8 de mayo, hasta el 2 de junio. Desafortunadamente, los términos de la oferta siguen siendo los mismos”.

Este comité, liderado por Monarch Capital, propuso tres bonos: 2033, 2040 y un cupón ligado al PBI, según la oferta que presentó el fin de semana pasado, con un valor de 58 centavos por dólar. Sin embargo, Infobae pudo saber que este valor puede bajar a 52/55 centavos si el Gobierno muestra predisposición para negociar, más allá de lo que ocurra con el comité de BlackRock, Fidelity y Ashmore.

 

El comité de Monarch tiene unos 4000 millones de dólares en bonos Pares y Discount, surgidos de las renegociaciones llevadas adelante durante el kirchnerismo.

Su abogado es Dennis Hranitzky, ex asesor de Paul Singer en el litigio contra el gobierno de Cristina Kirchner que desembocó en un default en 2014.

 
Paul Singer, fundador y CEO de Elliott Management, actor clave en el juicio que la Argentina perdió en 2014
Paul Singer, fundador y CEO de Elliott Management, actor clave en el juicio que la Argentina perdió en 2014

Una fuente ligada al grupo dijo a Infobae que por parte de los acreedores hay voluntad de cerrar un acuerdo este fin de semana si Economía opta por negociar y no lanzar una nueva oferta unilateral, como creen algunos bonistas.

Tal como se expresó BlackRock más temprano, los Exchange Bondholders también quieren que haya diálogo por parte del equipo económico, que, al parecer, ahora está concentrado en armar otra propuesta sin negociarla antes, pese a que el primer intento en este sentido cosechó un rechazo mayor al 80 por ciento.

En este sentido, creen que hay espacio para llegar a un punto intermedio, aplazando el pago del primer cupón o reduciendo el valor del cupón ligado al PBI que incluyeron en su oferta, que, a diferencia del que surgió del canje del 2005, tiene un techo para evitar que el deudor tenga que pagar demasiado.

La posibilidad que ofrecen es cerrar entre 52 y 55 a una tasa de salida del 10 por ciento, aunque todavía la cifra estaría lejos de los 40/45 que ofrecería Economía.

Los Exchange entienden que podrían cerrar primero con el resto de los bonistas y luego sumar a los que, a priori, adoptaron una postura más dura. Al respecto, consideran que si el Gobierno logra sumar al menos a uno de los dos grupos importantes que hay -el de Hans Humes tiene una importante repercusión pero menos poder de fuego- podrán cerrar un canje con un alto nivel de aceptación.

Sobre todo, aclaran, porque los tenedores de los Pares y Discount tienen una protección legal mucho más fuerte que los que tienen bonos del 2016. De este modo, si se activara el camino de los juicios, tendrían más argumentos frente a los tribunales de Nueva York, entre otras razones, porque ya sufrieron una quita previa.

Afirman que en la medida que Guzmán esté dispuesto a sentarse en una mesa y dialogar todo el fin de semana, pueden cerrar un acuerdo en las próximas 48 o 72 horas.

Y se lamentan porque la negociación tenga que llevarse adelante luego del default de hoy, ya que consideran que, desde el 8 de mayo, el Gobierno podría haber negociado con los principales fondos de inversión, algo que, al parecer, sigue sin ocurrir pese a las declaraciones amigable del ministro de las últimas horas.

En la propuesta recientemente presentada por este comité, “los bonos Par y Descuento serían canjeados por nuevos bonos a la par sin quita de capital alguno. (Para los bonos Descuento, la propuesta reflejaría un reclamo actual que es aproximado a 1.4 veces el valor del reclamo original)”.

“La propuesta incluye la emisión de dos nuevos bonos: 1) Un bono con vencimiento en 2033 con siete amortizaciones iguales de capital a partir del 2027, y 2) Un bono con vencimiento en 2040 con siete amortizaciones iguales a partir del 2034”.

“La mayoría, aunque no la totalidad, de los nuevos bonos 2033 serían otorgados a los tenedores originales de bonos Descuento que participen del canje. Los tenedores de bonos Par (incluyendo aquellos en Euros) recibirían un total de USD750 en forma pro-rata de los bonos 2033 y el resto en bonos 2040”, explicaron.

Según el grado de participación total en el canje, “los tenedores de bonos Descuento podrían también recibir una pequeña porción de sus tenencias en bonos 2040. De ser activadas las Cláusulas de Acción Colectivas, tal como lo estipula el Acuerdo de los Bonos 2005, aquellos tenedores de bonos que no participasen del canje recibirán bonos 2040”.

Los nuevos bonos serán denominados en dólares y euros a la opción del tenedor participante del canje. “Los bonos tendrán una estructura de pago de interés creciente con un cupón final de 5.875% anual en dólares. “Para la emisión en Euros, los cupones de interés mantendrán la misma proporción que se mantiene en la emisión de los bonos 2033 y 2040 entre sus versiones dólares y euros respectivamente a los efectos de mantener un principio de equidad entre los tenedores de bonos en dólares y en euros”, agregaron.

“Los nuevos bonos comenzarán a devengar interés a partir del 15 de noviembre del 2020 y el primer cupón se pagará en mayo 2021. A partir de la fecha de emisión hasta noviembre del 2020 los bonos no devengarán interés”, concluyeron.(Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

La brecha cambiaria llegó a sobrepasar el 100 por ciento la semana pasada. (Reuters)

La brecha entre el dólar paralelo y el oficial mayorista descendió a 83%

 

El dólar en el mercado libre se negoció este martes con una fuerte baja de cuatro pesos o 3,1%, a $124 para la venta, con lo que el dólar blue sumó una baja de 14 pesos o 10,1% en dos ruedas de la semana.

Mientras, sigue estabilizada en torno a los $118 en la paridad bursátil del contado con liquidación.

El mercado financiero argentino atraviesa ruedas más distendidas, ante el avance del diálogo entre el Gobierno y los acreedores de deuda en dólares, a días de expirar el plazo límite del 22 de mayo para alcanzar un acuerdo.

Este martes la divisa es ofrecida en el mercado mayorista con un incremento de ocho centavos, a 67,90 pesos. En el transcurso de 2020 aumentó un 13,4 por ciento.

 

Cabe señalar que los montos operados en las últimas ruedas en el segmento de contado (spot) son inferiores a los USD 200 millones, muy bajos si se considera que en el segundo trimestre del año se atraviesa el período en el que se concentra la liquidación de exportaciones del agro.

Este martes, el monto operado en el segmento de contado (spot) fue de unos 195,9 millones de dólares. “Ventas oficiales volvieron a atender pedidos de compra autorizados, con escasa respuesta de la oferta privada que solo se hizo presente en los últimos minutos de la sesión con puntuales órdenes de venta que no torcieron el rumbo de la cotización y solo marcaron mínimos en $67,90”, describió Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Desde Research for Traders atribuyeron el descenso de los tipos de cambio implícitos a “las nuevas medidas del BCRA para frenar la suba del dólar, sumado a esto las expectativas positivas en relación a las negociaciones para la reestructuración de la deuda”.

 La brecha cambiaria entre el oficial y el liqui alcanza el 74%, mientras que con el blue llega al 82,6%

Para desincentivar la demanda de dólares, el Banco Central dispuso que todos los plazos fijos tienen una tasa mínima garantizada, tanto los efectuados por personas como los de empresas, y sin límite de importe. La tasa nominal anual (TNA) será del 26,6%, que significa una tasa efectiva mensual de 2,22 por ciento.

Además, el Central comunicó que desde el lunes entró en vigencia el incentivo para los bancos que tomen depósitos de interés variable (DIVA) ligados a la cotización de cereales y oleaginosas, para promover mayores liquidaciones del agro. “Esto permite garantizar el valor a los exportadores que liquidan sus cosechas”, subrayó la entidad.

“En plena negociaciones de la deuda, con un riesgo de default muy alto junto a las complicaciones del panorama económico en general, no se descartan nuevas subas en las próximas ruedas”, indicaron desde Portfolio Personal Inversiones, cuando “cada nueva restricción no hace más que alimentar la incertidumbre de un mercado que se resguarda en el dólar financiero a la espera de definiciones en el plano de la deuda”.

 

 

No obstante, en un informe de GMA Capital observaron que “semejantes niveles de brechas del Contado con Liquidación y el informal son comparables con los vigentes al final ‘década perdida’ de 1980, cuando la hiperinflación hacía estragos sobre nuestra economía.Con una mirada histórica, el dólar financiero está en máximos de casi 20 años, pero esto no alcanza para garantizar que no siga su escalada”.

Las reservas internacionales del BCRA alcanzaron el lunes los USD 43.047 millones, el monto de activos brutos más bajo en tres años, desde los USD 39.884 millones del 25 de enero de 2017.

El descenso en el nivel de reservas brutas fue impulsado en el último mes por el retiro de depósitos en dólares. Desde el lunes 20 de abril, cuando se flexibilizó la cuarentena para la atención al público en los bancos, salieron del sistema financiero cerca de 1.100 millones de dólares.

En tanto, los depósitos en dólares retrocedieron al nivel más bajo desde el 7 de noviembre de 2016. Los depósitos en dólares en efectivo del sector privado se redujeron unos USD 1.115 millones o un 6,1% desde los USD 18.289 millones del viernes 17 de abril, antes de la flexibilización de la atención al público en bancos, a los USD 17.174 millones del 14 de mayo.(Infobae.com)

 

En Argentina se amplía la brecha entre las distintas cotizaciones de la divisa. (Reuters)

El contado con liquidación cede a 124 pesos y la brecha con el mayorista es de 83%

 

El caudal de pesos excedentes en el sistema financiero ejerce cada vez más presión sobre el mercado paralelo del dólar, que por su reducida dimensión, reacciona en sentido alcista con escasos montos operados.

Este jueves, el dólar blue avanzó otros cinco pesos (+3,8%) y terminó operado a 138 pesos, un nuevo máximo con el que acumula un salto de 83,4% en lo que va de 2020 y amplía la brecha con el dólar mayorista a un 104 por ciento.

Amílcar Collante, economista de CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur) , afirmó que “la presión cambiaria está dentro del marco de lo que es la dificultad de la renegociación de la deuda y la incertidumbre macroeconómica, con la dificultad que enfrenta el Gobierno para anclar expectativas frente al COVID 19”.

 

“La reciente suba de los dólares paralelos tiene que ver con una visión de más probabilidad del ‘no arreglo’ con los acreedores, que se suma a que como consecuencia de las medidas contra la pandemia hay muchos pesos emitidos en un contexto de baja en la recaudación, es decir un desbalance entre los pesos y los dólares disponibles”, expresó Collante a Infobae.

 La brecha cambiaria entre el oficial y el liqui es del 83%, mientras que con el blue es de 104%

“En medio de los procesos de reestructuración de la deuda y en días clave de definiciones la incertidumbre presiona al alza. Tendencia que no se espera que cambie, dadas además las complicaciones de una economía cerrada por la cuarentena y las dificultades en las cuentas nacionales”, indicó Portfolio Personal Inversiones.

El valor del mayorista ascendió unos diez centavos, a $67,64, con un avance de 12,9% en 2020. En la plaza de contado se está operando un escaso monto diario próximo a los USD 200 millones, que obligó en las últimas ruedas a ventas del Banco Central para equilibrar la oferta.

En este aspecto, vuelve a resaltar el aumento de más de 1% para el dólar en Brasil, pues la evolución del tipo de cambio del principal socio comercial de la Argentina influye en la dinámica del billete en el mercado interbancario.

El dólar en Brasil es pactado a 5,96 reales, un nuevo récord, con lo que amplía el avance de 2020 a 48,3%, desde los 4,02 reales del cierre de 2019.

En la Bolsa de Comercio porteña, el contado con liquidación y el MEP se pactan en torno a los $124 y $121, respectivamente. Tan sólo en lo que va de mayo, los dólares bursátiles trepan casi 10 por ciento.

“Frente a tanta incertidumbre, tanto internacional como local y principalmente causada por el proceso de reestructuración de la deuda, el dólar como refugio de valor sigue siendo la primer opción para gran cantidad de inversores y ahorristas”, comentó Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil.

“La reestructuración de la deuda trae bastante ruido sobre cómo va a ser el día después, es decir si habrá chance de volver a tener financiamiento externo o la Argentina estará resignada a vivir en la autarquía con los dólares que tiene”, expresó Collante a Infobae.

Las reservas internacionales bajaron este miércoles unos USD 66 millones y se ubicaron en los 43.286 millones de dólares.(Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

El ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)

El ministro de Economía le dijo a Infobae que el fin de semana el diálogo con los acreedores fue positivo y que por eso decidieron extender la oferta

 

Luego de intensas negociaciones durante el fin de semana con los grandes fondos de inversión que rechazaron ingresar al canje, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que el Gobierno decidió extender el plazo hasta el 22 porque “el diálogo fue bueno”. De todas formas, aclaró que la única propuesta que habían presentado los bonistas hasta el momento está “muy lejos” de lo que la Argentina puede pagar.

“Es clave que haya un proceso colaborativo que respete el principio de que el acuerdo tiene que ser sostenible. Aquí hay mucho en juego", dijo Guzmán, en declaraciones exclusivas a Infobae. Y agregó: "Esperamos que sea posible trabajar de forma colaborativa con nuestros acreedores sobre la base de la responsabilidad y el sentido común. Este fin de semana el diálogo fue bueno y eso nos alienta a tomar la decisión de extender la oferta, pero aún hay camino por recorrer”.

El titular de la cartera económica remarcó que está en juego el futuro de 45 millones de argentinas o argentinos y que están en juego sus oportunidades hoy y en el futuro. Según afirmó, deudas insostenibles generan pérdida de producción, de trabajo, pobreza, desigualdad; destruyen sueños y generan angustia. Es allí a donde se ha llevado a la Argentina y de donde la estamos buscando sacar”.

Guzmán destacó que tuvieron el apoyo de los economistas más reconocidos del mundo, de todas las ideologías y que también los “apoya el FMI, algo muy importante en este contexto”. “Se valora la forma responsable en que se ha manejado el país. Esperamos que sea posible trabajar de forma colaborativa con nuestros acreedores sobre la base de la responsabilidad y el sentido común”, precisó.

 

Sobre la propuesta que había recibido de parte del fondo Blackrock, Guzmán reiteró que “está muy lejos de lo que la Argentina puede hacer frente” y sostuvo que “para llegar a un acuerdo, tiene que ser uno que tenga el sentido de permitirle al país ponerse de pie”. "Eso es lo que nos va a permitir también poder sostener una relación estable y sana con nuestros acreedores. Continuaremos buscando eso”, manifestó el ministro a este medio. Y sentenció: “El principio de que la deuda tiene que ser sostenible es infranqueable. Nosotros hemos hecho una oferta que respeta ese principio, y estamos abierto a escuchar alternativas por parte de los acreedores que también lo hagan”.

Los tres comités de acreedores -el Comité de Acreedores de la Argentina; el Grupo de Titulares de Bonos del Canje; y el conformado por BlackRock, Templeton y Fidelity- están trabajando de forma coordinada para presentar una contraoferta al país en el transcurso de esta semana, según fuentes de los fondos. Según trascendió, una de las propuestas que están evaluando realizar es lograr una capitalización de los intereses devengados durante el período de gracia, de forma tal de permitirle al Gobierno tener el aire que necesita para que la economía vuelva a crecer, pero al mismo tiempo que la oferta tenga un valor mayor para los acreedores.(Infobae.com)

 

TEPUEDE INTERESAR

En el exterior la rueda fue positiva para los bonos argentinos, pero bajista para acciones. (Reuters)

La cotización del “contado con liqui” saltó 6%, superó los $120 y la diferencia con el tipo de cambio mayorista sigue acentuándose.

 

Los títulos en dólares promediaron un alza de 0,4%, pero los emitidos con ley de Nueva York rebotaron 4,3%

Tras una sucesión de medidas oficiales tendientes a controlar el dólar, hoy quedó en evidencia que los tipos de cambio libres obedecen a su propia lógica, como respuesta a la expansión monetaria encarada por el Banco Central, que es ajena a los controles oficiales, de efecto momentáneo.

Este martes el dólar “blue” se mantuvo en su nivel récord de 120 pesos, mientras que las paridades bursátiles “contado con liqui” y MEP avanzaron un 6% a un cierre récord de 120,31 y 117,10 pesos, respectivamente, lo que amplió la brecha cambiaria con el dólar mayorista ($67) a un récord de 79,6 por ciento.

Especulaciones de última hora

El final todavía abierto para la reestructuración de la deuda soberana, con fecha límite el próximo viernes 8, habilitó una suba de precios de los bonos en dólares de referencia del orden del 0,4%, que se amplió a más de 4% para aquellas emisiones con ley de Nueva York.

 

Las declaraciones del ministro de Economía Martín Guzmán a medios internacionales, que abonan la especulación de un acuerdo de última hora que dé cabida a las peticiones de los acreedores que pronunciaron su rechazo, ayudaron a sostener las cotizaciones, con énfasis en las emisiones con ley extranjera.

En ese sentido, el riesgo país de la Argentina, medido por JP Morgan, cedió 3,3% o 119 unidades, a 3.496 puntos básicos.

Entre otros conceptos, el ministro Guzmán dijo a Reuters que todavía se está “trabajando para acercar a ambas partes” y que no se está "planeando cambiar la fecha límite” para adherir al canje. “Algunos acreedores ya están expresando su conformidad con la oferta y hay tiempo para acordar una resolución sostenible con el resto de nuestros acreedores”, agregó.

Joaquin Bagües, Head of Strategy de Portfolio Personal Inversiones, comentó a Infobae que el precio sostenido de los bonos “obedece al rebalanceo de carteras, con la intervención de muchos actores, como fondos y banca privada; algunos están saliendo y otros reforzando sus posturas”. Indicó que incidió en la operatoria que “desde el Ministerio de Economía haya trascendido la propuesta recibida de BlackRock- uno de los principales fondos en la negociación- y el detalle de las discusiones con los acreedores”.

En ese sentido, la tónica positiva que se observó para los papeles de deuda no fue pareja. Los títulos con ley de Nueva York fueron los que más subieron, un 4,3% en promedio, con el Bonar 2022 a la cabeza (+8,8%).

 
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

“Dicha señal resulta auspiciosa ya que abre espacio para una activa negociación hasta el 22 de mayo o incluso luego de aplicarse la opción de un standstill, un proceso indispensable para buscar alcanzar los exigentes niveles de adhesión que requieren las Cláusulas de Acción Colectiva y evitar un default”, apuntó el economista Gustavo Ber.

En el mismo sentido, las paridades se mantuvieron en “zona de riesgo”, pero no de default, en un rango de en un rango de 23 y 37 dólares para los bonos con ley argentina, mientras que los de ley extranjera se mantenían en un rango de 27 a 51 dólares.

 Los ADR de los bancos se presentaron más débiles dentro de un clima de extrema volatilidad

Aquel inversor decida adherir al canje “se asegura poder elegir el bono de su preferencia”, indicaron los expertos de Balanz Capital, pues “en el mediano plazo todos van a tener acceso a la misma oferta, excepto el nuevo bono 2047”. Pero advirtieron que “en caso que el acuerdo no prospere probablemente tanto bonos viejos como bonos nuevos operarán a precios similares e inferiores a los actuales”.

Para Bagües, “siempre hay tiempo para llegar un acuerdo hasta último minuto y por ende hay margen para mejorar la propuesta, que no necesariamente implica un pago inmediato, si no reconocer un poco más de cupón, reducir el período de gracia de tres años o acortar la duration” de los nuevos títulos.

El experto de Portfolio Personal subrayó que “lo ideal será ser precavido y trabajar con más tiempo en una negociación más profesional, pero en esta dinámica de mercado, el principal trade off con el que debería avanzar el Gobierno es el de evitar un default, cuyos costos en términos de acceso a mercados de deuda y comerciales, y la depreciación en términos sociales y económicos, son mucho mayores que pagar. Ya lo vimos en nuestra historia y también en la experiencia de otros países”.

El contraste con el recorrido de las acciones fue notorio. Más afectadas por la recesión doméstica que por las dilaciones con el canje, los títulos privados acusaron amplias bajas en dólares, consistentes con un “contado con liqui” que se disparó por encima de los 120 pesos.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires terminó con una ganancia en pesos de 3,6% en pesos, a 33.546 puntos, que se volvió una pérdida de 2,6% en dólares por el salto de 7% en el tipo de cambio implícito.

Los ADR de empresas argentinas que se negocian en Wall Street terminaron en mayor parte con números negativos. YPF, que había arrancado la sesión con un salto de 12%, de la mano de un rebote de 21% en el precio del petróleo, terminó un 1,4% abajo, en 3,66 dólares.

Un reporte del Ministerio de Economía anticipa que el PBI en 2020 se contraerá un 6,5%, a la vez que estimó una recuperación del 3% en 2021. Además, proyectó un déficit fiscal primario del 3,1% este año y del 1% en 2021, tras el aumento del gasto público generado por las medidas impulsadas para enfrentar la pandemia del coronavirus.

 
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Los índices de Nueva York concluyeron con ganancias entre 1 por ciento. La fuerte apuesta por una recuperación de la economía norteamericana hacia fin de año llevó al Dow Jones a subir en siete de las últimas diez sesiones, para acomodarse apenas debajo de los 24.000 puntos.

En los países desarrollados comienzan a levantar paulatinamente los confinamientos. EEUU e Italia empezaron a flexibilizar el lunes las restricciones, con el objetivo de revitalizar sus economías, aún cuando los casos de coronavirus pasaron los 3,5 millones a nivel mundial y las muertes se acercaron a un cuarto de millón.(Infobae.com)

 

TE PUEDE  INTERESAR

Pese a que nadie sabe cuándo se volverá a un escenario de “normalidad” en lo sanitario y por extensión en la actividad agregada, cada vez más economistas expresan su inquietud por la falta de un plan que ordene la macro, lograr una exitosa reestructuración de la deuda, y se incentiven las exportaciones.

 

En los últimos días dos ex ministros de la gestión Cambiemos, Hernán Lacunza y Alfonso Prat-Gay manifestaron públicamente su preocupación por el “día después” de la cuarentena, incluso otros economistas como el también ex ministro de Economía Ricardo López Murphy, el candidato presidencial José Luis Espert, Carlos Melconian, Juan Carlos de Pablo, Carlos Rodríguez, Diego Giacomini, Fausto Spotorno, y Gustavo Reyes, entre muchos otros, más allá de la inquietud que tienen todos los actores de la economía: trabajadores, empresas y Estado, porque observan que no hay un plan de Gobierno, al tiempo que se debilitan otras variables como la inflación, el tipo de cambio, el comercio exterior, y la fortaleza del sistema productivo y comercial.

Hernán Lacunza, en una columna en Infobae destacó: “Necesitamos una coalición pro-exportadora y pro-empleo. Para darle sustentabilidad macro (y no toparnos con la escasez de divisas cada vez que empezamos a crecer) y social (el empleo es el único cohesionador genuino y estable) a cualquier programa de desarrollo. No ocurrirá con una economía cerrada, con estas reglas laborales (el trabajo que se crea es casi todo informal), con esta estructura impositiva y con esta calidad de bienes públicos”.

Alfonso Prat Gay alertó en declaraciones radiales: “El Gobierno argentino está demostrando lo que ya sabíamos, que no tiene rapidez para llegar y cuando intenta llegar sucede lo que le pasó al ministro (Daniel) Arroyo. No tenemos los recursos fiscales de Alemania o Estados Unidos, no tenemos credibilidad monetaria y no tenemos la banca pública, porque acá el Banco Nación y el Provincia están en una situación bastante delicada. A países como Argentina, la crisis del coronavirus nos pega mucho más que a otros. Lo que hagamos de arbitrariedad y persecución es pan para hoy y hambre para mañana, hay que proteger a los que dan empleo. No se puede manejar un país con decretos de necesidad y urgencia”.

 
Alfonso Prat Gay:
Alfonso Prat Gay: "no tenemos los recursos fiscales de Alemania o Estados Unidos, no tenemos credibilidad monetaria y no tenemos la banca pública, porque acá el Banco Nación y el Provincia están en una situación bastante delicada"
 

Ricardo López Murphy dijo en el Ciclo de conferencias online organizado por La Fundación Justo José de Urquiza: “nuestro país ha tenido una actitud a reforzar planes sociales y jubilaciones y, por otra lado, una asfixia al sector privado acompañado de una inexistente baja en los impuestos. La Argentina es el único país en el que se habla de subir impuestos”. Y agregó: “sería importante llegar con el problema de la deuda solucionado, ya que cuando comiencen a buscar donde invertir, seríamos un lugar donde podrían llegar muchas inversiones extranjeras. Eso sería muy beneficioso para el país. Hay que lograr que las medidas de hoy no sean las enfermedades de mañana. Una cuestión primordial es que funcione el Congreso, y si es posible, con presencia física. Ya que, si bien hay riesgo, son los costos de mantener un sistema que necesita de chequeo y balance. Sin ello, corremos riesgos que son más grandes que la pandemia. Lo que sería deseable, además, es que el Jefe de Gabinete responda sobre los planes que poseen en materia sanitaria y económica. Si no ponemos en marcha la economía rápidamente, será prácticamente imposible sostener el funcionamiento de la sociedad. El punto de partida debe estar en nuestra cadena agroindustrial, la digital y la industria del conocimiento. Uno de los pocos países emergentes que producía respiradores era Argentina, ahí existen fortalezas que si las sabemos aprovechar nos va a ayudar en la salida. El sector privado es la clave de lo que pase en el futuro”.

 Sería importante llegar con el problema de la deuda solucionado, ya que cuando comiencen a buscar donde invertir, seríamos un lugar donde podrían llegar muchas inversiones extranjeras (Ricardo López Murphy)

José Luis Espert, desde un primer momento manifestó su inquietud por la situación actual, y la perspectivas: “Hay una gran subestimación del Presidente de las consecuencias económicas de l a cuarentena”. Y agregó en la última semana: “entre las medidas económicas para aliviar la situación del sector productivo, hace falta darle absoluta flexibilidad a las empresas para que firmen los acuerdos salariales y de trabajo que puedan con sus trabajadores, suspendiendo las leyes laborales que Argentina tiene aquí y que lo único que hacen es quebrar empresas”.

 
José Luis Espert:
José Luis Espert: "entre las medidas económicas para aliviar la situación del sector productivo, hace falta darle absoluta flexibilidad a las empresas para que firmen los acuerdos salariales y de trabajo que puedan con sus trabajadores, suspendiendo las leyes laborables"

Carlos Melconian resalta a menudo: “así como hay un plan desde el punto de vista sanitario para enfrentar la pandemia, donde el Presidente está asesorado por un grupo de especialistas, no hay un plan similar en el aspecto económico. En este momento es necesario responder una pregunta muy relevante que es cómo va a ser la salida de esta situación. Acá, podemos tener un despelote de dos o tres billones de pesos, donde la Argentina no es la Reserva Federal, que emite y no pasa nada. O el Banco Central europeo. Pero simultáneamente no queda otro remedio de hacerlo”. Y concluyó: “la gestión es muy complicada, con dos grandes problemas: cómo ordenar la micro y, en la macro, cómo va a ser la emisión y cómo se va a desagotar, con instrumentos que permitan moderar la ´mega-emisión’ de pesos que se viene”.

Juan Carlos de Pablo alertó: "Desde el punto de vista conceptual, decirle hoy a un tipo que tiene 32.000 problemas que tiene que pagar impuestos porque tiene la mala suerte de ser rico es una locura total, que va a enardecer los espíritus, que van a recolectar cuatro mangos porque no lo van a pagar. Acá hay un tema de flujo, el comercio o la industria que está cerrado no genera nada. Los mangos con los que se pagan salarios se generan durante el mes, no el último día. No hay sustituto de esto”.

Carlos Rodríguez es uno de los economistas que en diálogo con Infobae se mostró muy crítico de los actos de gobierno y preocupado por la falta de un plan de largo plazo superador a lo conocido: "este gobierno hizo un default de la deuda y ahora habla de ponerle un impuesto a los ricos. Es un peronismo descontrolado. Y la gente le tiene miedo a eso: hoy el dólar se fue arriba de $100. ¿Se fue por el coronavirus? Todo el mundo lo tiene, muchos incluso están peor que nosotros. El gobierno dice que somos un ejemplo, pero por qué se van los capitales, entonces. Se están yendo por un gobierno peronista que se parece cada vez más gobierno populista caribeño que busca expropiar todo lo que se pueda. Vamos por mal camino en la parte económica. Con todas estas excusas se aprovecha para tomar medidas extremas en materia económica que están en contra de una economía de mercado y se parece más al chavismo venezolano extremo”.

 
Carlos Rodríguez:
Carlos Rodríguez: "el gobierno se aprovecha para tomar medidas extremas en materia económica que están en contra de una economía de mercado y se parece más al chavismo venezolano extremo"

Diego Giacomini escribió en Infobae: “para salir de la crisis 2020/2021 habrá que hacer fiscalmente lo opuesto de lo que se hizo en 2002. En lugar de subir mucho los impuestos e incrementar menos el gasto como se hizo en 2002/2005, Argentina deberá achicar significativamente el tamaño del Estado para bajar en forma significativa y permanente el gasto público, y así poder reducir la presión tributaria y las regulaciones en forma creíble, desahogando al sector privado, permitiéndole hacer negocios y ganar dinero de nuevo; piedras fundamentales de la inversión, la acumulación de capital y el crecimiento económico”.

Fausto Spotorno, frente a las “5 razones por las que el coronavirus enfermó más a la economía argentina: la caída de la producción, el cierre de empresas, la pérdida de empleos, el quiebre de la cadena de pagos y el aumento del riesgo inflacionario”, el director del Centro de Estudios Económicos de OJF alertó en una columna para Infobae: “No hay magia macroeconómica, ni magia financiera, ni capacidad de préstamo que compense el hecho de que no se está produciendo, que faltan bienes en la economía, y de que faltan por lo tanto trabajos”, y para eso se requiere de un plan económico sustentable.

 No hay magia macroeconómica, ni magia financiera, ni capacidad de préstamo que compense el hecho de que no se está produciendo, que faltan bienes en la economía, y de que faltan por lo tanto trabajos”, y para eso se requiere de un plan económico sustentable (Fausto Spotorno)

Inquieta el exceso de emisión de pesos

En esa línea, el economista de IERAL de Fundación Mediterránea, Gustavo Reyes, plantea: “el ritmo de recuperación de la economía, cuando aún no se conoce la profundidad que puede llegar a alcanzar el actual proceso recesivo, va a depender de la dinámica que tengan los siguientes tres factores claves: 1) resultado de reestructuración de la deuda pública, 2) que no desborde la macroeconomía; y 3) la evolución de las exportaciones. Los dos primeros dependen en buena medida del accionar del Gobierno: que se evite un nuevo episodio de default y que no se desborden las finanzas públicas y la emisión de dinero, mientras que en el restante hay variables que si dependen de medidas de política (tipo de cambio real), pero otras tienen que ver con el contexto internacional”.

 
Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea
Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea

Gustavo Reyes considera en su informe del IERAL: “Una de las claves para que no se desborde el escenario macro, es poder rescatar, una vez que finalice la pandemia, gran parte de la enorme emisión monetaria que va a demandar la misma (financiamiento al sector público y privado). Como puede apreciarse en los gráficos, la explosión en la emisión monetaria terminó generando saltos inflacionarios muy importantes en las históricas crisis. La evolución actual de la creación de pesos resulta muy similar a la dinámica que hubo durante la guerra de Malvinas (1982) pero es aún menor que la del 2002 (salida de la Convertibilidad). La emisión inicial en este último episodio era bastante similar a la que se había registrado durante la hiperinflación del 1989. La gran diferencia del 2002 es que, a los pocos meses, gran parte de los pesos emitidos comenzaron a ser rescatados y eso fue lo que abortó el estallido de una hiperinflación. De esta forma, ahora en 2020, para que no se desborde la macroeconomía, es clave nuevamente que la esterilización de pesos vuelva a producirse una vez que la pandemia comience a desaparecer”.

 El Foro de Convergencia Empresarial apoya la propuesta de la Academia de Ciencias de la Empresa de convocar a un grupo de expertos en economía para asesorar sobre cuáles son las áreas fundamentales para poner nuevamente en marcha el sistema productivo

Mientras que el Foro de Convergencia Empresarial que integran más de 40 entidades considera “importante crear una mesa de diálogo entre Gobiernos, empresarios, sindicalistas y economistas de distintas tendencias doctrinarias y especialidades para analizar la coyuntura y a pensar en el día después, como se ha hecho con los expertos en infectología para tomar las medidas en materia de salud que han logrado un alto consenso y acatamiento por parte de la población. Apoyamos plenamente la propuesta de la Academia de Ciencias de la Empresa de convocar a un grupo de expertos en economía para asesorar sobre cuáles son las áreas fundamentales para poner nuevamente en marcha nuestro sistema productivo".(Infobae.com) 

 

TE PUEDE INTERESAR

Los activos argentinos están condicionados por la inminente propuesta oficial para reestructurar la deuda. (Reuters)

El indicador de JP Morgan subió 5 por ciento. Las acciones tuvieron una rueda favorable: el Merval ganó 4,2% y los ADR de bancos ascendieron hasta 6,5% en dólares

 

El Riesgo País de Argentina subió unos importantes 185 puntos o 4,8% este miércoles, a la espera de la propuesta del Gobierno sobre la reestructuración de deuda soberana por más de USD 70.000 millones, en medio de un creciente malestar para la evolución de las finanzas global, ante los temores económicos derivados de la pandemia de coronavirus.

Una jornada en la que el Fondo Monetario Internacional volvió a decir que el mundo sufrirá este año su recesión más aguda desde la Gran Depresión de los años 30 y que de la misma manera en que el virus golpea más duro a las personas con condiciones preexistentes, también golpea más duro a los países que sufrían de problemas preexistentes”, como aseguró esta mañana la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en una conferencia de prensa en el marco de la reunión de primavera que hace todos los años el organismo y que se realiza de manera virtual en su edición 2020.

“A horas de la presentación de la oferta a los acreedores, crece la expectativa y la cautela dado que se descuenta que será una dura propuesta no sólo en los términos y condiciones sino también en la ‘exit yield’, la cual potenciaría las discusiones con los tenedores y tiene un importante efecto en el valor presente neto”, aseguró Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

 

El Riesgo País argentino, medido por el banco JP Morgan, se ubicó en los 4.040 puntos básicos a las 17, hora de cierre de la operatoria bursátil en Buenos Aires y Nueva York, frente a un valor intradiario de 4.519 puntos anotado a mediados de marzo, sus niveles máximos en 15 años.

 
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se depreciaron un 1,9% en promedio, en una plaza encabezada por las mermas anotadas en los títulos dolarizados de mayor liquidez.

“Los bonos dolarizados operan con paridades menores al 30% (a excepción de DICY, PARY y AA48) y el spread por legislación Nueva York y Argentina aumenta hasta el 25% en el tramo largo de la curva”, refirió el agente de liquidación y compensación Neix.

El índice bursátil S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) creció un 4,2%, a un cierre de 32.070 unidades, luego de un inicio en baja y con lo que acumula una mejora del 20% en cuatro sesiones de negocios.

“El S&P Merval se recupera especialmente de la mano de los ADRs de bancos y energéticas que siguen siendo utilizados como vehículos para las apuestas de trading (especulativas), a contramano esta vez del malhumor externo y las preocupaciones locales”, añadió Ber.

 

En la plaza cambiaria, el dólar mayorista subió marginales 12 centavos, para renovar el récord histórico de $65,62, en un mercado que permaneció regulado por el Banco Central desde el inicio.

“La oferta privada se hizo presente en el segundo tramo del día y volvió a permitir que el banco central hiciera compras en el mercado”, dijo a Reuters Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

El dólar blue en el segmento marginal permanece inactivo dada la cuarentena dispuesta por el Gobierno hasta el 26 de abril, aunque se escucharon valores referenciales en torno a los 100 pesos por dólar, comentaron corredores a Reuters.

La negociación de activos conocida como “contado con liquidación”, una operatoria legal para dolarizarse mediante títulos, por fuera de los límites de los estrictos controles cambiarios, operó en torno a los 110,96 pesos.(infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

Page 1 of 16

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8478402
ahora
Visitantes Online
4956
8478402

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…