Política

Lázaro Fonzalida, ex intendente de Chilecito y actual legislador provincialFOTO: GENTILEZA VÍA LA RIOJA

Lázaro Fonzalida, diputado aliado al gobernador, explicó que eligieron enero para la consulta popular para aprovechar que mucha gente estaría de vacaciones.

 

El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, podrá competir por la re-reelección de su provincia en mayo, luego de la cuestionada victoria en la consulta popular de este domingo. Cambiemos continuará apelando el tema ante la Justicia, pero todo indica que el dirigente justicialista quedará habilitado para buscar una nueva victoria que lo mantenga en el poder hasta 2023. La oposición sigue cuestionando los comicios porque menos de la mitad del padrón se presentó en las urnas, lo que —consideran— torna ilegítimo el referendo, mientras que el peronismo lo destaca como una victoria. la estrategia del PJ, fue suficiente para ganar. La fecha de la consulta popular, celebrada el 27 de enero, parece haber sido clave para la baja asistencia. Así lo confesó el diputado provincial riojano Lázaro Fonzalida: "Esa fue la especulación y la clave, la inteligencia de esta elección. Así que no nos pongamos tristes si no hemos llegado al 50% (de los votantes que participaron de la enmienda), pongámonos contentos. Ahí está la viveza, porque los peronistas somos vivos, no somos pelotudos, somos bien vivos". "Sabíamos que en ese 50% no iba a llegar el NO al 35%", remarcó Fonzalida en un audio que publicó A24. A las urnas asistió apenas el 44% de los ciudadanos habilitados. Con el 99,12% de mesas escrutadas, el 25% del padrón votó por el "Sí" y un 17,9% por el "No". "Dijimos que enero es el mejor mes para hacer la elección, o sea la consulta obligatoria". El legislador recordó que desde la oposición "dijeron 'no va a ir más del 40 por ciento, entonces no van a poder sacar el 35 por ciento'". "Eso fue parte de la estrategia que se armó en la provincia junto al Gobernador, el Fiscal de Estado y todos los diputados que votamos la enmienda", confesó Fonzalida. El legislador quien también admitió que sabían que el 27 de enero mucha gente iba a estar de vacaciones "a pesar de la crisis". “Hay mucha gente que está de vacaciones, sabíamos que no íbamos a llegar al 50%”, agregó el exintendente de Chilecito.Fonzalida destacó que el justicialismo debe seguir unido, pase lo que pase: "Hay que estar unidos y ganar. Lo hemos dicho muchas veces, la política es para los que ganan. El peronismo unido jamás será vencido". El mismo argumento se usó desde la oposición para cuestionar el referendo. "La gente siente que hay una trampa, imagínese hacer una elección un 27 de enero, yo estoy seguro que mucha gente que no fue a votar ni sabía que había elecciones", denunció Luis Beder Herrera, exgobernador y padrino político (hasta el año pasado) de Casas. (Fuente www.perfil.com).

Fulvio Pompeo FOTO: CHUBUT PARA TODOS

El secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, se reunió por el tema chavista con funcionarios del gobierno estadounidense. También estuvo en la OEA.

 

La situación de Venezuela es un tema candente en la agenda del presidente Mauricio Macri, que ya reconoció a Juan Guaidó en su rol de "presidente encargado" en su pulseada con Nicolás Maduro. Sin embargo, todos los ojos apuntan a Washington, y Macri envió al secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, con una misión precisa: reunirse con autoridades del gobierno estadounidense, para conocer los pasos que prevé la administración de Donald Trump respecto a la crisis venezolana. Pompeo aprovechará el viaje también para reunirse con autoridades de la OEA, donde esta semana un proyecto para reconocer a Guaidó como presidente no avanzó, porque numerosos miembros, entre ellos Uruguay y México, dilataron la cuestión sin bajarle el pulgar al mandatario chavista. A partir de la llegada a la Casa Rosada, Macri ratificó y redobló esa postura contra el chavismo, incluso llevando el tema a las cumbres del G20, además de otros foros internacionales. Durante las escasas horas en Washington, el secretario de Asuntos Estratégicos mantuvo un encuentro con el director principal de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone.  El asesor de Trump explicó la postura de la Casa Blanca y manifestó que no descartan profundizar las sanciones contra Venezuela, que podrían alcanzar al sector del petróleo, el oro y casi cualquier intercambio comercial: sólo se aceptarán aquellas transacciones que tengan el visto bueno de Guaidó y la Asamblea Nacional. "Maduro es un estorbo hacia la democracia en Venezuela", había manifestado Claver-Carone días atrás. Más tarde, Pompeo se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, otro reconocido crítico del régimen chavista. En ese encuentro también estuvieron presentes la embajadora argentina ante la OEA, Paula Bertol; el asesor de Asuntos Institucionales del organismo, Gustavo Cinosi; y el jefe de Asuntos Políticos de la Embajada en Estados Unidos, Gerardo Díaz Bartolomé.Como cierre de su breve pero agitado viaje, el funcionario nacional también mantuvo sendos diálogos con el secretario adjunto del Pentágono para Asuntos de Latinoamérica, Sergio de la Peña, y la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier. En todos esos encuentros, el enviado de Macri reiteró la postura de la Casa Rosada respecto a la crisis política y humanitaria en Venezuela: Maduro debe renunciar y un Gobierno de transición debe llamar a elecciones transparentes y democráticas. (Fuente www.perfil.com).

Christine Lagarde, titular del Fondo Monetario, el lunes en el Foro de Davos. AFP

En un trabajo global sobre el tema, apunta a Argentina y Brasil como países que requieren reformas previsionales.

 

En materia previsional, el FMI tiene en la mira a la Argentina, al menos con dos objetivos: aumentar la edad jubilatoria y reducir el monto de las jubilaciones.

En un documento técnico del organismo publicado la semana pasada (“El futuro del ahorro: el rol del diseño de los sistemas de pensiones en un mundo que envejece”) si bien se aclara que es responsabilidad de sus autores, fue presentado con fuertes elogios por David Lipton, subdirector gerente del FMI, lo que le da un particular relieve. Y allí hay una misma referencia y recomendación concreta a la Argentina y a Brasil.

El Estudio reconoce que “para lidiar con los costos del envejecimiento, muchos países implementaron significativas reformas de los sistemas previsionales en los últimos años. Las reformas apuntaron en gran parte a contener el crecimiento del número de jubilados, modificando los parámetros claves del sistema; por ejemplo, incrementando la edad de jubilación, endureciendo las reglas para acceder a los beneficios o reduciendo el tamaño de las jubilaciones a través del ajuste en las fórmulas de cálculo de los beneficios”.

“Sin embargo”, agrega el documento, “se requieren reformas adicionales” y entre otros países, mencionan a Argentina y Brasil donde plantean que se requiere “reducir el “ratio” de los beneficios”. Esto significa reducir la relación entre el haber previsional y los salarios que se toman como base para el cálculo de la jubilación inicial, “ratio” también conocido como tasa de sustitución o de reemplazo.

Esta “recomendación” no es nueva ya que en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional del año pasado, el Gobierno se comprometió a evaluar en 2019 “conjuntamente con el personal del FMI y los actores domésticos” una “reforma del sistema de jubilaciones y pensiones” a la que considera “muy necesaria” y “socialmente equitativa” para “fortalecer la posición fiscal”, fomentar “el crecimiento económico” y crear “empleo en el medio plazo”.

El compromiso con el FMI surge, a su vez, de la ley de Reparación Histórica, sancionada a mediados de 2016, que fijó un plazo máximo de tres años para que se implemente una reforma del sistema previsional “universal, integral, solidaria y sustentable”. Esto quiere decir que, antes de junio 2019, debería presentarse un proyecto al Congreso. Del diseño de esa reforma participará el FMI quien, en verdad, viene abogando hace tiempo por una reforma del sistema previsional en la Argentina.

 

+ Incrementar en forma gradual la edad de jubilación, en especial de las mujeres. Actualmente, las mujeres pueden jubilarse a los 60 años, con 30 años de aportes, y los varones a los 65 años, también con 30 años de aportes, pero ambos tienen la opción de jubilarse a los 70 años.

+ Reducir el haber inicial de los futuros jubilados. Esto es bajar en un 20% el “ratio” del haber jubilatorio inicial (que hoy ronda un 65% del salario promedio de los últimos 10 años). A modo de ejemplo el FMI dice que en muchos países el haber al momento del retiro jubilatorio es del 50% del salario e incluso menos.

+ Cambiar la fórmula de actualización de la Ley de Movilidad de los ya jubilados. Esto se concretó en diciembre de 2017. A septiembre pasado, esa fórmula arrojó un aumento del 19,2%, frente a una inflación interanual del 40,5% y perjudicó en 2018 a los jubilados y demás beneficiarios de la Seguridad Social en $ 64.938 millones, según un Estudio de ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto) Para preparar esa reforma, la ley de Reparación Histórica creó el “Consejo de Sustentabilidad Previsional”, presidido por el Ministerio de Trabajo, a integrar por distintos sectores y expertos para elaborar un proyecto de ley. Ahora se espera la convocatoria de este Consejo.(Clarín)

Mauricio Macri, durante la conferencia de prensa en Brasilia junto a Jair Bolsonaro. AFP

Junto a Jair Bolsonaro, el Presidente dijo que la Asamblea Nacional que conduce Juan Guaidó es “la única institución legítima” de Venezuela y llamó “dictador” a Nicolás Maduro.

 

Aunque se cuidó especialmente de no decir que la Argentina reconoce a Juan Guaidó como legítimo presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Mauricio Macri dejó en claro que el camino diplomático que está transitando respecto a la crisis política en Caracas terminará en ese mismo punto.

En la conferencia que dio junto a Jair Bolsonaro en Brasilia, Macri avanzó bastante más que su colega brasileño, llamó "dictador" a Nicolás Maduro y dijo que la Asamblea Nacional -el cuerpo legislativo que preside el antichavista Guaidó desde el 5 de enero- es la única institución "legítima" de todo el andamiaje venezolano. 

La otra cuestión que observará la Argentina es el apoyo popular que consigan Guaidó y los dirigentes opositores que lo acompañan en la marcha en Caracas del 23 de este mes. Ese mismo día habrá otra marcha chavista llamada por Maduro, con lo cual la Argentina, y los otros países reunidos en el Grupo de Lima que deconocen el nuevo mandato de Maduro, podrán medir qué apoyo tiene cada uno de los grupos. Es un modo poco ortodoxo para sentar posiciones diplomáticas, pero el propio Faurie sostiene que será un dato determinante.

Antes de esa marcha, los cancilleres de la OEA se reunirán en Washington en un encuentro convocado de urgencia. Allí continuarán algunas de las conversaciones que ya vienen manteniendo en whatsapp -un signo de los tiempos que explica en parte la velocidad con la que escaló la preocupación en la región- y emitirán una declaración de condena al régimen bolivariano. De allí también podría surgir la convocatoria a una cumbre de presidentes, que dependerá de lo que ocurra en las avenidas caraqueñas el miércoles próximo.(Cllarín)

 
 
 

Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, a juicio oral por la causa Hotesur.

Es la causa de los hoteles, en donde se acusa a la ex Presidente, sus hijos y a Lázaro Báez, entre otros, de lavado.

 

El 1 de febrero comienza el año judicial y Cristina Kirchner enfrentará su primer juicio oral y público por corrupción: el 26 de febrero será juzgada por haber favorecido a Lázaro Báez con la obra pública vial en Santa Cruz. Previo a dicha fecha, sumará su quinto juicio oral, ya que el juez Julián Ercolini enviará a la ex Presidente -junto a sus hijos Máximo y Florencia y al empresario K, entre otros-, a juicio la causa Hotesur SA donde se los acusa de haber lavado al menos, $ 80 millones.

Cristina Kirchner volverá a los Tribunales para enfrentar en febrero su primer juicio oral.

Cristina Kirchner volverá a los Tribunales para enfrentar en febrero su primer juicio oral.

El 21 de diciembre pasado, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron que Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, el empresario Lázaro Báez, Romina Mercado (hija de Alicia Kirchner) y Osvaldo Sanfelice, entre otros acusados, vayan a juicio oral en la causa Hotesur SA donde fueron procesados por lavado de dinero.

Ya están esperando que el correspondiente Tribunal fije fecha de inicio, las causas Los Sauces SA (lavado de dinero, asociación ilícita y dádivas), Obra Pública (asociación ilícita y defraudación), Dólar Futuro(administración fraudulenta) y Pacto con Irán (encubrimiento agravado y estorbo de acto de funcionario público).

En Hotesur SA, el juez Ercolini procesó a la ex Presidenta y demás acusados por actividades ilícitas de blanqueo agravadas por actuar en banda. Hotesur es la firma dueña del hotel Alto Calafate. 

Los investigadores estimaron que en estas operaciones se llegaron a blanquear al menos $ 80 millones y por ello se les trabó a cada uno de los principales imputados, embargos por $ 800 millones: diez veces el monto que se habría lavado.

Lázaro Báez manejó los hoteles K hasta julio de 2013.

Lázaro Báez manejó los hoteles K hasta julio de 2013.

La hipótesis que investigaron los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques es que los ex presidentes y sus hijos recibieron dinero “a través del negocio hotelero bajo cierta apariencia de legitimidad”, lo que les aseguraba poder declarar esos fondos ante la Oficina Anticorrupción y ante el fisco “ocultando su verdadero origen” supuestamente ilícito.

Estas transferencias incluyen los 4,6 millones de dólares que la hija de Cristina Kirchner tenía en el Banco Galicia, embargados hace dos años.

Según el fiscal Pollicita, las supuestas maniobras comenzaron por la necesidad de Néstor y Cristina Kirchner de contar con dinero líquido “en blanco” para poder “justificar la compra de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas”.

Para la Justicia, se "dio por corroborada la maniobra por la cual la asociación criminal investigada canalizó una porción de lo que era sustraído al Estado Nacional —a través de la obra pública vial—, a los ex presidentes y a su núcleo familiar por medio de un esquema de lavado de dinero montado en base a la actividad hotelera que aquellos llevaban adelante a través de la empresa Hotesur".

El hotel Alto Calafate, epicentro de maniobras de lavado. Foto: Alejandro Guyot.

El hotel Alto Calafate, epicentro de maniobras de lavado. Foto: Alejandro Guyot.

Por ello, se sostuvo que existió "la puesta en marcha y concreción de una estructura coordinada" durante doce años, para "sustraer de las arcas públicas miles de millones de pesos" y esos fondos "iniciaron un camino de retorno a través de distintos mecanismos de lavado de dinero a favor de la familia Kirchner".

Por eso en el pedido a elevación a juicio de los fiscales, se remarcó que se estableció un "circuito económico basado en la actividad hotelera" que le permitió a los Kirchner "canalizar regularmente" fondos que recibía Báez de la obra pública y mover el dinero a través de "una sociedad pantalla" para aplicar el mismo "a maniobras de blanqueo".

Los hijos de Cristina Kirchner sumarán su segundo juicio oral por lavado de dinero.

Los hijos de Cristina Kirchner sumarán su segundo juicio oral por lavado de dinero.

Cómo era la maniobra de lavado

La Justicia determinó que las operaciones de lavado contaron con una instancia previa: que Néstor y Cristina Kirchner se hicieran de "fondos líquidos para poder justificar la adquisición de esos establecimientos hoteleros". Entre 2005 y 2009 hubo más de quince compra-ventas de terrenos y propiedades entre Báez K y los ex presidentes.

1) Adquisición de hoteles. Con dicho flujo de dinero, indicó Ercolini, "Kirchner -a través de su hijo Máximo- adquirió el hotel Las Dunas por 700.000 dólares y la totalidad del paquete accionario de la firma Hotesur, propietaria del hotel Alto Calafate, por 4.900.000 dólares".

2) Utilización de Valle Mitre. En una segunda instancia, para la “maniobra económica diseñada desde el negocio hotelero”, fue indispensable la firma Valle Mitre SRL, propiedad de Lázaro Báez, creada meses después de que los Kirchner adquirieron los hoteles. Fue utilizada en el esquema de blanqueo “para recibir ese dinero y aplicarlo al negocio de la hotelería, y permitir así que la ganancia ilícita se distancie de su verdadero origen”.

3) Canalización de fondos para Valle Mitre. La firma no tenía capacidad económica para pagar el alquiler de Hotesur. Por eso, quien le inyectaba dinero era Austral Construcciones -principal contratista de la obra pública vial-. La empresa que administró los hoteles de los Kirchner registró ingresos por pagos de la constructora entre 2007 a 2015, por casi 71 millones de pesos.

4) Ingreso de fondos al patrimonio K. Dichos fondos después se derivaban a la empresa hotelera de la ex Presidenta. Valle Mitre, a su vez, enviaba dinero a otras empresas del Grupo Austral (Kank y Costilla, Loscalzos y Del Curto, La Estación SA, Don Francisco) para que estas terminen alquilando habitaciones de los hoteles sin utilizarlas. Garantizaron así ingresos por más de 14 millones de pesos a la familia Kirchner.

Entre 2009 y julio de 2013, Báez garantizó a los Kirchner 27.592.110 pesos por alquileres a Hotesur SA. La cifra es importante, pero más la proporción que guarda en el total de los ingresos de la empresa familiar. El 54 % de los ingresos de Alto Calafate provinieron del Grupo Austral.(Clarín)

 
 
 

Pablo Moyano durante una marcha de la CGT Y CTA por el Empleo en plaza de Mayo en 2017. (Foto Diego Diaz)

Dijo que “Lavagna es una figura interesante”.  Y advirtió que “a partir de marzo, se van a agudizar los conflictos sociales”.

 

Pablo Moyano coincidió con algunos de los  dirigentes que afirman que una eventual alianza entre Cristina Kirchner y Sergio Massa podría ganarle a Cambiemos en las elecciones presidenciales.

El dirigente de Camioneros y vicepresidente del PJ bonaerense habló de la unidad del peronismo "para derrotar a la derecha".

Y al ser consultado por una fórmula Cristina presidenta y Massa gobernador, respondió: "Podría ser una fórmula fuerte". Y agregó que eso lo decidirán los afiliados al partido justicialista: "Lo importante es que tenemos que estar todos en el frente nacional: Cristina, Massa, Rossi, Solá y ojalá Lavagna", afirmó en diálogo con AM 530.

Moyano hijo también analizó la figura del ex ministro de Economía, quien se mostró con Miguel Ángel Pichetto, aliado de Massa en Alternativa Federal y que se opone a una alianza con sectores del kirchnerismo

"(Lavagna) se ha incorporado hace pocos días, nadie puede cuestionar su trayectoria, su responsabilidad en el gobierno de Néstor Kirchner, es cuestión de limar diferencias con todos los sectores", expresó el dirigente gremial.

"El peronismo se está rearmando y hay una gran movilización de los dirigentesde primera línea y los militantes para derrotar a la derecha", enfatizó.

Moyano advirtió que a medida que la gente vuelva de su descanso vacacional "a partir de marzo, se van a agudizar los conflictos sociales".

Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina, fue el primero en asegurar que Massa y la senadora de Unidad Ciudadana compartían una misma visión sobre el país.

Y si bien Graciela Camaño, jefa del bloque massista en Diputados, aseguró que "no hay coincidencias", fue el intendente de Tigre, Julio Zamora, delfín de Massa, quien no descartó un acuerdo de Sergio Massa con el kirchnerismo.

Por ahora, el líder del Frente Renovador recorre el país en una camioneta y desembarcó con su campaña en Mendoza, donde girará tres días para estar el "mano a mano" para charlar con vecinos de pueblos y ciudades. Durante su último encuentro con Pichetto y Lavagna, Massa aseguró que "fortalece el armado de Alternativa Federal".

La ex presidenta mantiene un silencio táctico, que intercala con reuniones en el Instituto Patria y sus comentarios por Twitter, como el último mensaje que publicó para condenar "la brutal persecución que sufre Milagro Sala, con una condena a medida de Macri y Gerardo Morales". Su situación judicial en pleno año electoral, también es otra de sus preocupaciones.(Clarín)

 
 
 

Macri. Cerca de la gobernadora Vidal intentan convencerlo de las ventajas mutuas de desdoblar la elección en Provincia. FOTO: PRESIDENCIA.

El peso se desplomó en 2016, 2017 y 2018, elevando la pérdida total al 74 por ciento, la mayor depreciación de todas las monedas

 

La oposición en Argentina llamó al presidente Mauricio Macri de muchas formas desde que asumió el cargo en 2015. Pero la etiqueta que probablemente duele más a un líder promercado es la que le han dado los mercados de divisas globales: el mayor perdedor del mundo. Wall Street aplaudió la decisión de Macri durante la primera semana de su gestión de retirar los controles cambiarios, a pesar de que el peso perdió aproximadamente una cuarta parte de su valor esa primera jornada. Elogiaron la medida anticipando que crearía una moneda más competitiva, impulsaría el crecimiento y alentaría la inversión extranjera. Sin embargo, todo ha ido cuesta abajo desde entonces. El peso se desplomó en 2016, 2017 y 2018, elevando la pérdida total al 74 por ciento, la mayor depreciación de todas las monedas. Los estrategas que pronosticaron la ola de ventas del año pasado dicen que es probable que la tendencia no cambie. El peso perderá otro 20 por ciento este año, según la mediana de las previsiones de nueve analistas encuestados por Bloomberg. Los dos principales pronosticadores del cuarto trimestre, la corredora polaca Cinkciarzpl y Morgan Stanley, con sede en Nueva York, esperan que el peso caiga en los próximos meses. "Todavía hay muchos, muchos problemas", dijo Marcin Lipka, analista sénior en Cinkciarzpl en Zielona Gora, una ciudad en el oeste de Polonia. Lipka espera que la moneda se deslice alrededor del 26 por ciento a 50 por dólar para finales de año. "Hay una fuerte demanda por parte de la población para que se relaje algo el cinturón. La inflación probablemente será de alrededor del 30 o el 40 por ciento, lo que arrastrará la moneda a la baja". Ese pesimismo va en contra de los gestores y estrategas de fondos, entre ellos Franklin Templeton, Man Group y TIAA Bank, quienes sostienen que la venta masiva creó una oportunidad de compra para los activos argentinos. Los inversores alcistas recibieron un impulso a finales del año pasado cuando el país anunció su primer superávit comercial en casi dos años y el peso comenzó a estabilizarse. También es cierto que las nuevas políticas monetarias del banco central, adoptadas en octubre, han contenido la mayor parte de la volatilidad cambiaria y han dado confianza a los responsables de política de que pueden hacer frente a los especuladores. El peso se fortaleció más del 11 por ciento desde finales de septiembre, y el jueves, la moneda se fortaleció demasiado, lo que llevó al banco central a comprar dólares para mantenerlo dentro del rango de cotización predeterminado. Sin embargo, los pesimistas tienen su propio argumento convincente. Macri quiere salir reelegido este año y está tratando de sacar al país de la segunda recesión en tres años mientras cumple las condiciones del mayor rescate de la historia por parte del Fondo Monetario Internacional. Con ese telón de fondo, puede ser poco realista que el peso vuelva a encarrilarse. Los economistas encuestados por el banco central de Argentina son un poco más optimistas que Lipka. Según una encuesta de diciembre, aumentaron su estimación del peso a 48,3 por dólar para finales de 2019, más alto que un pronóstico anterior. Una advertencia al panorama sombrío: estrategas entre los que figuran James Lord de Morgan Stanley, el segundo pronosticador del peso con mayor nivel de acierto en el cuarto trimestre, dice que si bien la moneda probablemente caerá este año, el peso ofrece un alto carry frente a sus pares. Eso hace que ciertos activos argentinos sean atractivos, dijo. Kathryn Rooney Vera, jefa de análisis de Bulltick en Miami, está de acuerdo. La convulsión de la moneda no es culpa de Macri totalmente. El presidente heredó un Gobierno excluido de los mercados globales después de que sus predecesores, el difunto Néstor Kirchner, y posteriormente su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, renegaran de la deuda, fuesen censurados por publicar estadísticas erróneas y recurriesen a restricciones siempre cambiantes para bloquear las importaciones. Lipka, nativo de Varsovia, dijo que ve similitudes con su infancia en la década de 1980, cuando Polonia entró en una crisis financiera durante los últimos años del Gobierno comunista y la consiguiente liberalización económica y política coincidió con una fuerte depreciación del zloty. Macri probablemente hará algunas concesiones de política este año para asegurar un segundo mandato, poniendo aún más presión sobre la moneda, dijo Lipka. (Fuente www.perfil.com). 

 

Cristina, Macri, Vidal y Massa. En imagen, sólo zafa la gobernadora.

Encuesta exclusiva: midieron a 13 potenciales candidatos y reprobaron 11

 

Es un sondeo nacional de una de las consultoras que mejor pronosticó las últimas elecciones. La mayoría tiene entre 60% y 70% de imagen negativa. Cómo está la intención de voto.

Será, como pocas veces, la elección del menos malo. O del menos rechazado. A sólo ocho meses de las primarias nacionales, la mayoría de los principales precandidatos tiene una imagen negativa que oscila entre el 60% y el 70%, según revela una encuesta a la que accedió Clarín en exclusiva. En ese lote se incluyen quienes mayores chances muestran para presidir el país entre 2019 y 2023. De 13 dirigentes, potenciales postulantes, 11 reprobaron. Casi todos.

El estudio es de Opinaia, una consultora creada en 2010 y que se diferenció de arranque por hacer mediciones online. Trabaja más para el mundo empresario y de los negocios que el político. Pero tuvo buenos pronósticos en 2015 y 2017.

"Estas encuestas las hacemos como tracking interno y para hacer difusión. Tenemos algunos clientes privados (empresas) que contratan nuestro servicio de consultoría política", explicaron desde la consultora a este diario.

Su último trabajo incluyó un relevamiento de 2.500 casos en todo el país, entre el 11 de diciembre y el 1° de enero. Los resultados se presentan con un margen de error de 2%. 

Los aprobados

Con matices, a los 13 dirigentes medidos se los menciona o mencionó como variante para la presidencial: como cabeza o al menos para integrar una fórmula. Los únicos que terminan "en verde" (con más imagen positiva que negativa) son Roberto Lavagna y María Eugenia Vidal. 

El economista, para muchos el candidato tapado que necesita el peronismo para vencer a Cambiemos, suma 9% de imagen "muy positiva" y 30% de "algo positiva" contra 23% de "algo negativa" y 13% de "negativa". Su talón de Aquiles es el desconocimiento: a más de 10 años de su salida del poder y de su fallida postulación presidencial, cuando lo nombraron un 24% aseguró que "no lo conoce". Pero si se despeja esta variable, y sólo se tiene en cuenta a los que emitieron opinión sobre su figura (lo que se conoce como "imagen neta"), redondea un 52% positivo y un 48% negativo.

En el caso de la gobernadora, si bien la imagen neta termina con un diferencial de sólo dos puntos a favor (51% de positiva y 49% de negativa), en el país su nivel de conocimiento llega al 92%. En cuanto a la imagen desagregada, acumula un 23% de "muy positiva", 25% de "algo positiva", 18% de "algo negativa" y 27% de "muy negativa".

Los reprobados

Del otro lado del tamiz, con balance en rojo, quedan 11 dirigentes. Con Martín Lousteau y Felipe Solá en las puntas, si se los ordena por su imagen negativa. El diputado ahora radical tiene 54% y el ex gobernador, 69%. En el medio aparecen Margarita Stolbizer (55%), Elisa Carrió (56%), Horacio Rodríguez Larreta (58%), Mauricio Macri (60%), Cristina Kirchner (62%), Juan Manuel Urtubey (63%), Sergio Massa (66%), Axel Kicillof (66%) y Alfredo Olmedo (68%).

El diputado salteño, aliado de Cambiemos en la Cámara baja y ya lanzado de amarillo para la presidencial, trae un plus (en contra): tiene 32% de nivel de desconocimiento y se corona como el peor en este rubro.

Cuando se analiza el detalle de las imágenes, se confirman los extremos de Cristina. Con Vidal, son las únicas que superan los 20 puntos de imagen "muy positiva" (la gobernadora tiene 23% y la ex presidenta, 21%). Pero, por otro lado, la ex mandataria bate récord de imagen "muy negativa", con 48 puntos. Acá se emparenta con Macri: el Presidente es el otro que supera los 40 puntos de imagen "muy negativa" (tiene 42).

 

 

La intención de voto, estable

Sobre el final de su informe de 19 páginas, Opinaia presenta dos escenarios de intención de voto a Presidente. Las variantes se vinculan al peronismo federal. En un caso miden a Massa y en el otro, a Urtubey. No hay demasiadas diferencias por ahora. 

Los resultados de los dos escenarios muestran la vigencia de la polarización, con un empate técnico entre Macri y Cristina. El Presidente aparece arriba por un punto en ambos casos (28 a 27 y 27 a 26). El resto sigue muy lejos: Massa está clavado en 11% y Urtubey llega a 8%. Todos números similares a los que había difundido en noviembre la consultora.(Clarín)

Page 9 of 11

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

5004994
ahora
Visitantes Online
3850
5004994

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…