Política

El canciller Jorge Faurie. FOTO: NA

El funcionario consideró que las declaraciones de la joven sueca de 16 años tuvieron "que ver con una búsqueda de llevar el tema del reclamo de concientización" más que con reclamos puntuales.

 

Tras la denuncia de la activista Greta Thunberg contra la Argentina en la cumbre de la ONU sobre el clima, el canciller Jorge Faurie aseguró que el país "contamina muy poco en términos comparativos" con los demás Estados. En diálogo con Radio Continental, el funcionario consideró que las declaraciones de la joven sueca de 16 años tuvieron "que ver con una búsqueda de llevar el tema del reclamo de concientización sobre qué vamos a dejar a las generaciones futuras" más que con reclamos puntuales. "La Argentina contamina muy poco en términos comparativos con los demás países. Tenemos menos de 0.7 de impacto en el calentamiento global y en las emisiones", resaltó Faurie. Jóvenes denunciaron a Argentina por incumplir promesas en la lucha contra el cambio climático El Canciller, que se encuentra en la ciudad estadounidense de Nueva York acompañando al presidente Mauricio Macri a la Asamblea General de las Naciones Unidas, respondió de esta manera a las críticas que realizó un grupo de chicos de entre 8 y 17 años. Greta Thunberg en la ONU (Foto: Bloomberg). Los jóvenes, que tienen el apoyo de Unicef, apuntaron contra cinco países a los que consideraron altamente contaminantes: Francia, Alemania, Argentina, Brasil y Turquía. El desafiante mensaje de la activista Greta Thunberg en la ONU "Nosotros hemos tenido una actitud sumamente proactiva desde el Acuerdo de París, hemos aumentado las metas, tenemos compromisos claros en la agenda 2030", agregó el funcionario argentino al respecto. Por otra parte, Faurie también desestimó las denuncias por la supuesta contaminación ganadera en el país y pidió no quedarse "con la historia de que todo lo que se dice es tal cual". Greta Thunberg a los líderes mundiales: "Robaron mis sueños y mi infancia" "No hay elementos científicos que abonen que el impacto de nuestras vacas y de su extensión territorial sea del nivel que algunos otros sectores quieren atribuir", señaló. (Fuente www.perfil.com).

© Proporcionado por THX Medios S.A. Cristina Kirchner presentó su libro por tercera vez luego de las PASO (Gustavo Gavotti)

 

La marea de vehículos congestionó la Avenida Arturo Illia cuando faltaba más de una hora y media para el comienzo del acto. En el ingreso del Club Huracán de San Justo, a 500 metros de la Universidad de La Matanza, la cumbia musicalizó el ingreso de miles que encontraron en las esquinas los pasacalles que anunciaban el encuentro: “Bienvenida, Cristina y el Frente de Todos”.

En el Patio de las Américas, según la organización del evento, fueron 1.500 las personas que se acercaron a una nueva presentación del libro “Sinceramente”, en un distrito al que la ex presidente no acudía desde 2017, cuando cerró su campaña electoral previo a las elecciones legislativas.

Las hileras de sillas de plástico color negro no bastaron para contentar a los presentes que, rodeados por las banderas de todos los países americanos, con el correr de los minutos comenzaron a inquietarse por la lejanía del escenario y la imposibilidad de ver las pantallas con claridad.

 

Tras el acto en el Patio de las Américas, una multitud esperó a la ex presidente en el escenario externo (Lihueel Althabe)© Proporcionado por THX Medios S.A. Tras el acto en el Patio de las Américas, una multitud esperó a la ex presidente en el escenario externo (Lihueel Althabe)

 

Aquello ocurrió a las 17:08, previo anuncio del escritor Marcelo Figueras, hombre que acompañó a Cristina Kirchner en las 11 presentaciones de su libro antes y después de las PASO. Al emblemático grito de “vamos a volver” se sumó el clásico “Néstor no se murió, Néstor vive en el pueblo…” cuando CFK saludó a los vecinos de La Matanza y recordó al ex presidente: “Néstor es La Matanza”.

 

En primera fila se sentaron los nombres más importantes de un espacio que buscará repetir los números logrados el 11 de agosto, tanto a nivel nacional y provincial como también municipal, en donde Fernando Espinoza -quien obtuvo el 60% en las Primarias- buscará alcanzar su cuarto mandato como intendente de La Matanza.

 

Universidad de La Matanza acto CFK - Cristina Kirchner© Proporcionado por THX Medios S.A. Universidad de La Matanza acto CFK - Cristina Kirchner

 

Al lado del histórico barón del conurbano se sentaron Axel Kicillof (candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires), Verónica Magario (actual intendente y candidata a vice en la fórmula provincial), Carlos Zannini, Oscar Parrilli, Fernando Gray, Mario Secco, Leopoldo Moreau, Victoria Donda, Jorge Ferraresi y Victoria Montenegro, entre otros.

 

En la misma hilera fue ubicado el periodista Diego Brancatelli, quien se mostró junto a la bailarina Mora Godoy y las actrices Luisa Kuliok e Inés Estévez.

 

Mario Secco, Verónica Magario, Axel Kicillof y Fernando Espinoza (Lihueel Althabe)

© Proporcionado por THX Medios S.A. Mario Secco, Verónica Magario, Axel Kicillof y Fernando Espinoza (Lihueel Althabe)

 

“Abajo, abajo, compañeros, siéntense”, gritó un hombre en el medio del salón cuando hacía apenas algunos minutos que Cristina Kirchner se había ubicado junto a Figueras en el escenario. Fue justamente el escritor quien inició el acto con una frase que generó aplausos y risas entre los militantes: “Para los peronistas, La Matanza es Disneylandia”.

 

A diferencia de las anteriores presentaciones del libro, la actual candidata a vicepresidente por el Frente de Todos escogió diversos temas actuales sin que estén referidos a algún pasaje de su libro. Criticó al FMI, a las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y reveló una anécdota con el orfebreJuan Carlos Pallarols, platero encargado de hacer los bastones presidenciales en Argentina desde 1983.

 

“El año pasado un amigo cumplía 25 años de casado. Fue a verlo a Pallarols para que le hiciera una rosa de plata para regalarle a su esposa y él le contó que lo fueron a ver de la Presidencia. Le dijeron que no querían recibir el bastón porque me lo había prestado a mí para que le hiciera una macumba“, contó la ex presidente.

 

La anécdota generó risas en el lugar y un aplauso unánime cuando Figueras le consultó si las palabras “pindonga y cuchuflito” tenían que ver con estos “trabajos” que hacía. Sin embargo, el grito de una mujer fue lo que hizo reír a Cristina Kirchner, cuando en el medio de su oratoria escuchó: “¡Te amamos, bruja!”.

 

© Proporcionado por THX Medios S.A. Cristina Kirchner se trasladó en un carrito de golf hasta el escenario externo (Lihueel Althabe)

 

El acto, dentro de la universidad, culminó a las 18:15 y continuó en una plaza aledaña al edificio, en el que aguardaban vecinos de la zona, estudiantes y organizaciones sociales que conformaron otro grupo de 15 mil personas.

 

Cristina Kirchner fue trasladada en un carrito de golf de la universidad junto a Parrilli y su equipo de seguridad. Al escenario externo subió junto a Kicillof, Magario  Espinoza. Allí se repitió otra costumbre que la ex presidente mantiene en cada lugar: toma el micrófono, saluda a la gente y luego le entrega el mando a quienes la acompañan.

 

Tras su acto en La Matanza, la ex mandataria presentará el próximo sábado su libro en Salta, y el 14 de octubre encabezará otra charla de presentación en El Calafate, Santa Cruz. En tanto, el 17 de octubre recordará el Día de la Lealtad junto al peronismo pampeano.(Fuente: infobae)

El Presidente estará frente a la ONU. FOTO: CEDOC

La comitiva del Presidente estará integrada por el ministro Hernán Lacunza, a quien le depara una importante visita al FMI.

 

El próximo lunes Mauricio Macri viajará a Washington y, al otro día, le tocará disertar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. Estará durante un día en esa ciudad, donde almozará con el el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Luego participará de la cena de recepción para sus pares del jefe de Estado anfitrión, Donald Trump. Según información de la agencia estatal de noticias, Télam, Macri partirá el lunes por la tarde desde Buenos Aires para arribar el martes a los Estados Unidos y concluir en un sólo día sus actividades oficiales  Esta será la segunda vez que el presidente participará como mandatario argentino de la conferencia. En 2017 el país estuvo representado por la vicepresidenta Gabriela Michetti. Por su parte, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, también participará de la comitiva, aunque con agenda propia: hará una escala el miércoles en Washington para reunirse con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde seguramente se discutirá la llegada del sexto desembolso, clave para cerrar el programa financiero de 2019. Macri va a la ONU y podría reunirse con Trump y Xi Jinping También viajarán con el Presidente a Nueva York el canciller Jorge Faurie, el subsecretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el embajador en la ONU, Martín García Moritán. Día Twittero. Durante este viernes, Macri tuvo una jornada de acción en redes sociales. En primer lugar, saludó a los jubilados en su día: "Hoy quiero mandar un saludo especial a todos los jubilados. Cuidar a los más grandes y devolverles todo lo que ellos hicieron por el país es una prioridad para nosotros", señaló. Acto seguido, el Presidente añadió: "Hoy más de 1 millón de jubilados cobra lo que le corresponde gracias a la Reparación Histórica, sin necesidad de procedimientos judiciales absurdos. Con la Pensión Universal para el Adulto Mayor, nos aseguramos también que todos los adultos mayores tengan un ingreso. Mejoramos la atención para ellos en los organismos públicos. Las jubilaciones se entregan en tiempo récord y ya no hacen falta trámites interminables para acceder a medicamentos. También aumentaron sus recursos: 3,8 millones de jubilados tomaron créditos de ANSES". Un rato más tarde, se refirió directamente a la estrategia electoral de Cambiemos: "El sábado 28 a las 17 comienza La Marcha del #SíSePuede en Barrancas de Belgrano, Ciudad de Buenos Aires. Tenemos una semana para coordinar con otros y armar carteles". (Fuente www.perfil.com).

Cristóbal López y Fabián De Sousa

El juez federal Claudio Bonadio rechazó hoy los pedidos de excarcelación que presentaron los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en la causa por los cuadernos de la corrupción y así continuarán en prisión hasta tanto la decisión sea revisada por la Cámara Federal, a donde las defensas apelarán la semana que viene para conseguir la libertad.

Sus defensas le pidieron hoy la excarecelación a Bonadio en dos tramos de la causa cuadernos: una por lavado de dinero en la compra de departamentos en el edificio donde reside Cristina Kirchner y otra por la cartelización de la obra pública, en las que están procesados con prisión preventiva. Esos expedientes no forman parte de la elevación a juicio que se hizo hoy del caso ya que los procesamientos no están firmes.

Los empresarios señalaron que no hay ningún riesgo para el expediente si están en libertad y que siempre estuvieron a derecho.

 
El juez Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)
El juez Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)

Pero el juez Bonadio señaló, por el contrario, que sí existen. Sostuvo que ante una eventual condena la pena sería de cumplimiento efectivo por asociación ilícita y cohecho, que tienen otras causas en trámite y poseen los medios económicos para sustraerse de la justicia. Además, el magistrado resaltó que el caso se trata de un "grave hecho de corrupción" y que con la libertad de los empresarios "peligre el recupero de los bienes y/o dinero de los ilícitos investigados".

"Téngase presente que nos encontramos frente a una organización respecto de la cual existen por el momento más de 200 personas imputadas, quienes durante más de doce años (desde 2003 a 2015), llevaron a cabo presuntas maniobras que enriquecieron indebidamente sus respectivos patrimonios a costa de la estructura estatal, integrando la misma el aquí evaluado en su carácter de empresario, innegablemente allegado a los funcionarios públicos", reseñó Bonadio.

La decisión del juez será apelada la próxima semana por las defensas. Así, insistirán ante la Cámara Federal con el pedido de excarcelación.

López y De Sousa están detenidos desde abril del año pasado en la cárcel federal de Ezeiza.(Fuente: infobae)

La arenga electoral del jefe de Gabinete y el candidato a vicepresidente sucedió en las oficinas del PRO en la calle Balcarce y el eslogan de la campaña presidencial será "sí se puede"

 

A pesar de que incluso las encuestas propias que desmenuzan en la Jefatura de Gabinete pronostican una derrota en primera vuelta, el equipo de campaña del oficialismo buscó este mediodía inyectar una dosis de optimismo a los dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio y confirmó que sacarán "a la calle" a Mauricio Macri liderando caravanas por los pueblos del interior que se moverán bajo el lema "sí se puede".

De esta manera, el Gobierno buscará mostrar presencia en el territorio, una de las principales críticas internas al equipo de campaña comandado por Marcos Peña, que basó su estrategia previa a las PASO en redes sociales y en mensajes vía WhatsApp.

Esa estrategia dio como resultado quince puntos a favor del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el liderazgo electoral del jefe de ministros sometido a múltiples cuestionamientos adentro y afuera de la coalición oficialista.

 
 

El encuentro se realizó al mediodía en el búnker del PRO de la calle Balcarce, a cuatro cuadras de Casa Rosada. Peña, Gustavo Valdés, Gerardo Morales y Miguel Ángel Pichetto, en ese orden, oficiaron de oradores frente a decenas de dirigentes, candidatos, ministros, legisladores y jefes de campaña provinciales de Juntos por el Cambio, atravesados, en su mayoría, por una buena cuota de pesimismo.

No estuvo Jaime Durán Barba, que a pesar de los reproches internos sí volvió a ser relevante en el armado de la estrategia. Macri y Peña siguen confiando en el gurú ecuatoriano pese al "palazo" que recibieron en las PASO de agosto. 

Tampoco pasó por el cónclave de Balcarce el jefe de campaña de la provincia de Buenos Aires, que todavía debe definir en estos días cómo serán las próximas semanas hasta el domingo 27 de octubre. María Eugenia Vidal y Federico Salvai dieron vía libre a los intendentes para cortar boleta y asegurar así los distritos propios.

 

Según pudo reconstruir Infobae, Peña y los responsables de la campaña de Macri confirmaron este mediodía que promoverán caravanas provinciales y que propiciarán una gran marcha para los días previos a la elección. Intentarán rodear de gente al jefe de Estado, una copia, por caso, de las últimas apariciones que tuvo en Santa Fe.

Ya no habrá lugar para los llamados actos en "360 grados". La idea es mostrar a un Macri cercano.

Incluso se habló de la posibilidad de armar un masivo acto de cierre en Córdoba que incluya una recorrida presidencial por las calles de la capital provincial. Así había sido buena parte de la campaña del 2015. En Jujuy, por ejemplo, Macri recorrió barrios populares a bordo del "macrimóvil": un micro descapotable en el que el entonces jefe de Gobierno era aclamado por militantes y vecinos.

Sin embargo, para muchos de los que escucharon el plan orquestado por el equipo de campaña, ya es demasiado tarde.

El domingo, en su habitual columna, Durán Barba escribió que los militantes que se muestran en las marchas oficialistas "quieren participar de los procesos políticos por sí mismos, sin que los lleve en un camión un puntero esclarecido". Esa opinión, adentro y afuera de Balcarce 50, recibió duras y variadas críticas por "odio clasista".

 
Tuit de Mauricio Macri anunciando su campaña electoral en octubre
Tuit de Mauricio Macri anunciando su campaña electoral en octubre

El gobernador Valdés (Corrientes), por su parte, pidió hacer una autocrítica. Aseguró que las elecciones no se ganaban "solo" con redes sociales, y resaltó que había que volver a bajar al territorio. Utilizar recursos. Y arengar a la militancia de base. Política territorial, que el PRO se olvidó de desplegar durante estos años.

Peña trazó los lineamientos principales. Subrayó que el lema "sí se puede" será central, y mostró la gráfica que saldrá en estos días con frases como "el futuro nos une", "querer vivir en paz nos une" y "respetar al otro nos une". Nada de economía.

Pichetto fue, por caso, el más vehemente de los oradores. "No son tiempos para deprimidos e imbéciles que obstruyen en esta pelea", tiró según comentaron a este medio dirigentes que participaron del encuentro de campaña.

El candidato a vicepresidente añadió  que había que concentrarse en "la clase media" y no "en los pobres", ya que nunca votarán por Macri. Y pidió dejar de cometer errores no forzados, como "mandar a la AFIP a los comerciantes" en medio del proceso electoral.(Fuente: infobae)

Miguel Angel Pichetto, candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio criticó las protestas en la 9 de Julio y apuntó contra los "gerentes de la pobreza" que hasta "llevaron a madres con pibes en cochecito"

 

El senador Miguel Angel Pichetto, candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, criticó con dureza la falta de pronunciamiento de la Iglesia frente a los cortes de calles y las movilizaciones de los sectores populares.

"Me inquieta el silencio de la Iglesia, que no haga una reflexión de la violencia en las calles y shoppings", remarcó Pichetto, quien recordó que el Episcopado "tiene un rol importante al lado de los pobres".

En ese sentido, dijo que "la Iglesia tiene que llamar a la paz y la reflexión social" y cuestionó la cercanía del dirigente Juan Grabois con el Papa. "Siempre ha tenido su tutela", señaló.

Para Pichetto, "los cortes en la 9 de julio tienen un doble mensaje" ya que "son para Macri y para el gobierno que viene". Y recordó la advertencia que los piqueteros le hicieron a Alberto Fernández, cuando les pidió que abandonaran esa modalidad de protesta: "La calle es nuestra le dijeron".

 
 
Los piqueteros acamparon en la 9 de Julio para pedir más planes y la emergencia alimentaria (Adrián Escandar)
Los piqueteros acamparon en la 9 de Julio para pedir más planes y la emergencia alimentaria (Adrián Escandar)

"Se creen que son dueños de la acción, que pueden ocupar las calles y que la pobreza les da legitimación para hacer cualquier cosa", remarcó. Y se mostró convencido de que una de las principales causas del empoderamiento de los piqueteros "fue el resultado de las primarias".

Al analizar lo sucedido durante la semana, señaló a los "gerentes de la pobreza" como los responsables de arrastrar a los pobres a marchar a la 9 de Julio. "Llevaron a las madres con los pibes en cochecitos. Toda esa gente está subordinada por el plan. Hay que terminar con esos líderes que quieren volver a controlar los pagos", afirmó, y destacó la importancia de la bancarización de los planes.

Con respecto al otorgamiento de esa ayuda social, dijo que hay que que reestructurarla. "Los planes no pueden ser para siempre. Es un gasto que Argentina no se puede sostener", resaltó al ser entrevistado en Radio Mitre. Y puso como ejemplo, lo que sucede en España donde a los beneficiarios de planes los obligan a buscar trabajo porque sino se los quitan. "En cambio, en Argentina son para siempre", reconoció.

 
Las madres, con sus hijos y su bebés en los cochecitos, durante el acampe (Gustavo Gavotti)
Las madres, con sus hijos y su bebés en los cochecitos, durante el acampe (Gustavo Gavotti)

Si bien admitió que estamos frente a una crisis social, dijo que es "una exageración" hablar de emergencia alimentaria. "Hay algunos que recién ahora descubren qué hay hambruna como si fuéramos un país de Africa", dijo en otra entrevista al programa "digamos todo", en la CNN Radio porque para el senador "es una exageración decir que la gente no come en la Argentina".

Para Pichetto, "si el Frente de Todos gana las elecciones la crisis se va a seguir acentuando y se va consolidar aún más la pobreza". Pero dijo que eso no será posible porque "esa Argentina la gente ya no la quiere".

 El Gobierno se endeuda y aumenta la presión impositiva a los sectores medios para sostener la estructura de planes sociales

El candidato a vicepresidente remarcó que nuestro país es el que más dinero destina a los temas sociales en toda América Latina y señaló que es una situación que hay que rever en el futuro. "El Gobierno se endeuda y aumenta la presión impositiva a los sectores medios para sostener la estructura de planes sociales", enfatizó, al mismo tiempo que dijo que "es inviable que la gente que trabaja tenga que sostener con sus impuestos a los que no trabajan".

Más allá del reciente revés electoral, Pichetto minimizó los resultados y puso toda su expectativa en las elecciones de octubre: "La derrota del 11 de agosto fue sui generis porque mucha gente votó llamándole la atención al Gobierno".

 
Pichetto, candidato a vice de Mauricio Macri
Pichetto, candidato a vice de Mauricio Macri

Recordó que en agosto hubo un 5% de personas que no votaron, por lo que aún se pueden revertir los resultados. "Con estas cosas que pasan la gente se da cuenta que vuelve lo anterior, que vuelven los mismos personajes, que vuelven ideas viejas".

Con esto último se refirió al acuerdo entre precios y salarios, que pretende lograr Alberto Fernández. "Es algo que va a hacer volar todo por el aire. Es difícil sostener un acuerdo de precios y salarios en Argentina", enfatizó.

Durante la entrevista con CNN Radio dijo que le pareció "lamentable que el presidente de la UIA se suba a un palco con Alberto" porque "un posible acuerdo de precios atrasa".

Por último, negó que la ciudadanía haya tenido la culpa de la disparada del dólar y la inflación tras las primarias. "Las variables económicas antes del 11 estaban ordenadas a la baja. La preocupación de los mercados tiene que ver con presuntamente lo que viene más que con lo que seguiría. No tiene la culpa la gente que votó, pero la memoria histórica de los inversores y mercados ha sido negativa para Argentina", concluyó.(Fuente: infobae)

La economía enfrenta una doble agenda: la urgencia, evitar un incendio antes del recambio en el poder, y un conjunto de reformas de mediano y largo plazo, también impostergables para volver a crecer. Una agenda que perturba a los dos principales candidatos.

 

La gestión de Macri recorrió una parábola repetida en nuestra historia económica. Llegó con la promesa de remover las causas estructurales del atraso y terminó enredado en los mandamientos de otro catecismo.

La macrisis

Levantó el cepo al dólar e impuso un férreo cepo monetario: tasas siderales y un candado a la máquina de hacer billetes, para evitar una devaluación exagerada y contener la inflación.

Podó sin piedad los subsidios a la energía, pero el ahorro apenas compensó la expansión del gasto público social, previsional y en mayores transferencias a las provincias.

Levantó el default con los holdouts, reabrió los mercados de deuda y habilitó hasta el enamoramiento la impresión de bonos para financiar el déficit.

Le cerraron la canilla del crédito voluntario antes de lo previsto y el mercado hizo un feroz ajuste del tipo de cambio que nos hundió en un nuevo ciclo de profunda estanflación.

La confianza inicial en el gobierno se agotó rápido y no alcanzó para atraer las inversiones que solventarían –esta vez sí–una revolución productiva.

No quedó más remedio que tocar la puerta del Fondo Monetario para comprar algo de confianza y los dólares necesarios para ir renovando deuda y eludir el colapso.

El ajuste fiscal se volvió inevitable. Un recorte enérgico del gasto achicó el déficit primario. Pero creció el financiero, por la acumulación de intereses y amortizaciones de la deuda. La desconfianza no se licuó y obligó a secar la plaza de pesos con tasas cada vez más altas y un enorme déficit cuasifiscal por el festival de Lebacs y Leliqs.

Las encuestas, con toda su relatividad, confirmaron que ese menú alimentaba el descontento y la reprobación al gobierno.

Populismo de buenos modales

El salto devaluatorio de marzo y la cercanía de las elecciones encendieron la alarma. Macri abrió entonces la antigua caja de herramientas del populismo.

Al principio la usó con moderación. Acudió a un puñado de anabólicos para incentivar el consumo. A medida que se acercaban las PASO, las dosis aumentaron en proporción a las necesidades electorales.

La inflación y el desplome productivo empezaban a ceder, pero la suerte electoral ya estaba echada.

El resultado del 11 de agosto desplazó el centro de gravedad del poder a la oposición y desató una crisis de confianza que convulsionó las variables financieras, con efectos demoledores sobre la economía real.

Asomó el miedo al futuro, a que una eventual gestión kirchnerista repita políticas que estrellaron el contexto más favorable de la historia reciente para terminar en un nuevo fracaso. Y temor por el presente, sobre la capacidad de un gobierno menguado en su poder político para mantener el control de la situación.

Tsunami financiero

Macri y su equipo corrieron detrás de los hechos durante las primeras semanas y dispararon al bulto una formidable artillería heterodoxa para anclar el dólar e intentar cierto control de daños sobre la economía productiva, la crisis social y sus remotas chances electorales.

Recién lograron dar en el blanco con el control de cambios y la reestructuración de la deuda de corto plazo. Ayudó el alto el fuego, siempre frágil, que construyeron con Alberto Fernández.

El termómetro financiero dejó marcas inquietantes en un mes: dólar 25% más caro, pérdida de reservas por US$ 15.000 millones, retiro de depósitos en divisas por US$ 5.000 millones, una tasa de referencia 20 puntos más alta (85%), caída de la Bolsa del 57% en dólares, derrumbe de más del 50% en los bonos, salto del riesgo país de 872 puntos a más de 2.500, para estacionarse cómodo por encima de los 2.000, un nivel de default (datos de Broda & Asociados).

El ritmo de la inflación se duplicó, potenciando la recesión y la pobreza, que el Observatorio de la Deuda Social de la UCA ya sitúa por encima del 35%.

Los mercados, aún recelosos, le cuentan a diario las costillas al Banco Central para averiguar si el fantasma del default puede corporizarse o no antes que termine el mandato presidencial.

La meta es llegar

Nadie puede asegurar todavía que se haya ganado la batalla de la gobernabilidad, que sigue erosionando el capital político de Macri.

Sólo quedó en pie un puñado de logros, algunos inconclusos,emparentados con su proyecto liberal-desarrollista: restablecimiento pleno de las libertades públicas;superávit externo montado en parte sobre un desmoronamiento de las importaciones, inducido por la recesión;activación incipiente de Vaca Muerta;reversión del déficit energético;obras de infraestructura,con algunas prioridades que se discuten; la desregulación aerocomercial, y poco más.

Lejos del legado histórico que debe haber soñado, el reto de Macri tal vez se limite ahora a erigirse en el primer presidente no peronista que complete su período en tiempo y forma desde la restauración democrática. Injusta o no, la política suele ser implacable con los derrotados.

Un discurso, varios discursos

La agenda económica también apremia al candidato más votado.

El mundo empresario le demanda a Fernández certezas sobre el rumbo de su posible gestión. Pero sólo envía señales vagas y contradictorias, lógicas en un discurso con objetivos múltiples:

• Retener el voto castigo a los malos resultados económicos de Cambiemos.

• Contener al kirchnerismo duro, que no acepta su disciplinamiento e incluso trata de condicionarlo desde la calle o asustando “burgueses” en los shoppings. 

• Perforar la desconfianza de los decisores económicos. A ellos les dice que será él quien gobierne y no Cristina, y que no recaerá en las “locuras” del pasado.

Esta semana tocó una partitura que los empresarios querían oír. Enunció seis “reglas” que –afirmó– guiarán su gestión si llega a la Presidencia: equilibrio fiscal, superávit comercial, acumulación de reservas, dólar competitivo, desendeudamiento y reducción de la inflación.

Promesas inconsistentes

Son criterios racionales. El problema es la “inconsistencia” entre aquellas reglas y las promesas de campaña, como subrayó el economista Esteban Domecq.

Dólar alto es incompatible con salario real alto, si no se logran avances sustanciales en la productividad. Aumentos de sueldos públicos y jubilaciones contradicen la regla del equilibrio fiscal. Otro tanto sucede con el subsidio de tarifas y los medicamentos gratuitos a los jubilados.

Fernández también deberá atender los problemas financieros de provincias y municipios, presionados por la caída de ingresos, la indexación de sueldos y el enorme peso de sus deudas en dólares tras el desplome del peso.

¿Alcanzaría con otro manotazo al campo vía suba de retenciones y una mayor presión sobre Bienes Personales, como proyectaría su equipo? ¿Hay margen para cargar otra mochila tributaria a la actividad privada?

Queda además por delante una dura renegociación con el FMI y los bonistas. El padrinazgo político de Trump desbloqueó las decisiones del Fondo cada vez que Argentina lo necesitó. Hoy no parece probable que se juegue por Fernández como lo hizo por Macri.

¿Sin crédito, un eventual gobierno kirchnerista caería en la tentación de rehabilitar la impresión de moneda para solventar el déficit? La espiralización inflacionaria sería un riesgo cierto.

Un congelamiento de precios, salarios y despidos por seis meses, como alienta el candidato peronista, serviría para tranquilizar expectativas en las primeras semanas. Pero no sería una herramienta eficaz para reducir la inflación. A menos que fuera acompañada de mayor disciplina fiscal, restricciones monetarias y una estrategia para desindexar los contratos.

La experiencia israelí y la portuguesa, tan difundida en estos días, abordaron al mismo tiempo toda esa complejidad y reformas para mejorar la competitividad estructural de sus economías.

Un acuerdo sin ajuste ni reformas sería un pacto social a la Gelbard, que a los dos años terminó en un estallido de la inflación reprimida. Un capítulo de la historia negra de la Argentina conocido como la crisis del Rodrigazo.

La única certeza que la economía le reserva al próximo presidente, sea Fernández o Macri, es que no disfrutará de una luna de miel prolongada en la inauguración del mandato.(Fuente: cadena3.com.ar)

La fiscal federal Paloma Ochoa pidió hoy investigar los acuerdos suscriptos entre el Gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para determinar si desde el Poder Ejecutivo se propició una disparada del dólar y devaluación luego de las elecciones primarias del pasado 11 de agosto.

Según informó la agencia de noticias NA, tras el requerimiento que hizo la fiscal con varias medidas de prueba, ahora es el juez federalRodolfo Canicoba Corral quien se apresta a definir el destino de la investigación.

Entre las medidas que solicitó la Fiscalía, se encuentra el otorgamiento por parte del Ministerio de Hacienda de una copia de los acuerdos hechos desde 2018, además que se informe sobre reuniones entre el personal del FMI y el Gobierno.

Ochoa también pidió que la Jefatura de Gabinete entregue los registros de ingresos y salidas de la Casa Rosada y del Banco Central correspondientes al lunes 12 de agosto, el día siguiente de las elecciones primarias y cuando comenzó el alza del dólar.

Otra de las medidas de prueba que evalúa el juez tras el pedido fiscal es saber, de acuerdo a datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el detalle de cada una de las operaciones efectuadas en el mercado mayorista de cambios ese 12 de agosto.

La denuncia que originó la causa la realizó Fernando Miguez, de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, al considerar que al día siguiente de las PASO hubo "una suba indefinida del dólar", frente a la cual el BCRA se comportó de modo "anormal, extraño e inusual" por no intervenir en el mercado de cambios.

 

"El BCRA estaba corrido de la mesa de operaciones con total claridad y el tipo de cambio tuvo una suba abrupta", aseguró el denunciante.

Aquel 12 de agosto en que el dólar se devaluó por encima del 23% en un solo día, muchos criticaron a Mauricio Macri por su actitud, dado que brindó una conferencia culpando a la buena elección de Alberto Fernández por los saltos cambiarios.(Fuente: perfil.com)

Page 8 of 29

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

6713538
ahora
Visitantes Online
5685
6713538

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…