Política

Izquierda. El presiente Mauricio Macri. Derecha. El candidato presidencial, Alberto Fernández. FOTO: CEDOC PERFIL

Al compás del acelerado deterioro financiero post PASO, con efectos socioeconómicos palpables y el reemplazo del ministro de Hacienda, el Gobierno y la oposición practican un doble juego de guerra y paz de alto riesgo. La carrera hacia el 27 de octubre, dentro de casi dos meses que prometen ser eternos, apestilla estas movidas que exponen las graves dificultades de gobernabilidad en este tramo de la competencia electoral, precedido por un resultado contundente en la mal llamada por el Presidente “encuesta cara”. Desde entonces, Mauricio Macri, Alberto Fernández y sus equipos van y vienen en dichos y actitudes públicas y privadas, en una suerte de paso de minué casi suicida. Cuando se acercan, parece una Argentina lógica. Cuando dinamitan, reaparece la Argentina de siempre, que espanta a propios y extraños, en especial a ahorristas, inversionistas y centros financieros globales, donde volvemos a ser mala palabra. Otra vez. Contribuye a la calma que Macri y Fernández den señales de convivencia y preocupación común en un foro de Clarín. También que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal le manden mensajes de entendimiento a Alberto. O que el presidenciable más votado se junte con Toto Caputo y Carlos Melconian. No ayuda Macri echándole la culpa del terremoto de los mercados al resultado de las PASO No ayuda Macri echándole la culpa del terremoto de los mercados al resultado de las PASO. Tampoco que la gente de Fernández azuce que el FMI les planteó su supuesta inquietud por el “vacío de poder” y por un adelanto de las elecciones. Menos aún favorece que desde el Gobierno se lance la acusación de que un miembro clave del albertismo económico, Guillermo Nielsen, haya pedido a bancos de inversión extranjeros que presionen al FMI para que no siga haciendo desembolsos antes del 10 de diciembre. Nielsen (y su jefe) se la agarraron con el periodista que difundió la imputación en vez de con la Casa Rosada. Allí, en la Secretaría General, recibieron la llamada indignada de Nielsen, a quien le desmintieron la especie. Horas después, Miguel Pichetto blanqueaba que la sospecha oficial existía. Todo vale en el dislate. Para mantener el ritmo aparece cada vez que puede Elisa Carrió, experta en el arte de hacer un pogo frenético en medio del Teatro Colón. Y reapareció en las últimas horas Julio Cobos, fuera de todo pero adentro de la máquina de avivar el fuego. Alberto F aportó lo suyo con declaraciones innecesarias al Wall Street Journal. Estos movimientos acercan con más prisa que pausa al país al empeoramiento de un escenario ya frágil y angustiante. Convendría que, más allá de la lógica electoral y de las conveniencias políticas, impere la de la supervivencia social. Aprendamos algo de nuestra historia. (Fuente www.perfil.com).

Horacio Rodríguez Larreta junto a Martín Lousteau y Diego Santilli

El Jefe de Gobierno porteño cree que le puede ganar a Matías Lammens en octubre, en primera vuelta, y que, en todo caso, va a revalidar su gestión en el balotaje en noviembre.

 

Horacio Rodríguez Larreta está dispuesto a sacar a todo el "aparato" a la calle para ser reelecto. El Jefe de Gobierno porteño cree que le puede ganar a Matías Lammens en octubre, en primera vuelta, y que, en todo caso, va a revalidar su gestión en el balotaje en noviembre.

Los cálculos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, sin embargo, no contemplan un eventual estallido de la economía si es que a Mauricio Macri se le va por completo de las manos el control de la crisis que atraviesa a su gobierno desde que fue derrotado en forma contundente por Alberto Fernández en las primarias del domingo 11.

En ese caso, razonan en el entorno del Jefe de Gobierno, la gigantesca ola del Frente de Todos que arrasó con la Nación y con la provincia de Buenos Aires hace tres semanas podría cubrir también a la Ciudad.

En la sede del gobierno porteño, ubicada en la calle Uspallata, sobreviven por estos días las últimas cuotas de optimismo que quedan en el macrismo tras la debacle electoral del 11 de agosto.

El miércoles, Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Eduardo Macchiavelli -jefe de campaña local- y un puñado de colaboradores, desconocidos para el gran público pero claves en la estructura de campaña de la Ciudad, analizaron durante un largo rato números, escenarios y perspectivas para octubre junto a Jaime Durán Barba, su socio Santiago Nieto y Roberto Zapata, el psicoanalista español que se encarga de los focus groups.

Las conclusiones preliminares de cara a este fin de semana, en el retorno a la campaña, fueron positivas: según pudo reconstruir este medio, a diferencia del resto del país y, en especial, de la provincia de Buenos Aires, la popularidad de Macri se mantuvo desde las PASO y el proyectado ubica a Rodríguez Larreta a tiro de ganar en octubre, un resultado que no registra antecedentes.

Horacio Rodríguez Larreta en la entrada de la quinta Los Abrojos, de la familia Macri (Adrián Escandar)
Horacio Rodríguez Larreta en la entrada de la quinta Los Abrojos, de la familia Macri (Adrián Escandar)

Este sábado, el Jefe de Gobierno le dará el puntapié inicial a la campaña general con una recorrida que incluirá a todo el equipo de la Ciudad, la previa de lo que será el leitmotiv de los próximos seis semanas: todos y todo el "aparato" en la calle.

"Para las PASO nos relajamos", subrayó ante este medio un funcionario. Y ejemplificó con la cantidad de mesas que se colocaron en los barrios para las primarias. Hubo solo 15 por comuna. En las elecciones del 2017 llegaron a desplegar unas 1.500 en total. Considerando que hay 15 comunas en la ciudad, la cifra implicó un total de 100 mesas por comuna, casi siete veces más que en las primarias.

En el entorno de Rodríguez Larreta aseguran que fue una estrategia. Se ideó una campaña sin demasiada presencia callejera.

Ahora el plan es saturar. Más recorridas, más territorio, más reuniones con vecinos. Más presencia en la calle. En especial en los barrios del sur de la Ciudad, en los que el Frente de Todos se llevó su mayor recompensa. Propiciar, además, mayor participación -no fue alta- en las comunas en las que el oficialismo es más fuerte.

Según el escrutinio definitivo, el Jefe de Gobierno obtuvo en las primarias el 50,6% del total de los votos afirmativos. Lammens, el candidato K, arañó el 34,6%. Con una particularidad: hubo 8,5% de votos en blanco, una cifra récord, que no se contabilizan en las generales.

Es que en la Ciudad hubo varios candidatos a presidente que no tuvieron boleta para jefe de Gobierno, como el caso de José Luis Espert. En las últimas semanas, los contactos entre el economista y el equipo del oficialismo porteño, encabezado por Santilli, se intensificaron. También con Matias Tombolini, el candidato de Roberto Lavagna que sacó el 7,8%. Un número más que apetecible que se disputan entre el macrismo y el kirchnerismo.

Tombilini tuvo jugosas ofertas del Gobierno de la Ciudad y del PJ porteño. Juan Manuel Olmos, histórico operador, muy activo en estas semanas, fue el mensajero del Frente de Todos.

Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Miguel Ángel Pichetto y María Eugenia Vidal, el domingo de las PASO (Reuters)
Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Miguel Ángel Pichetto y María Eugenia Vidal, el domingo de las PASO (Reuters)

Abocado de lleno a la Ciudad, Rodríguez Larreta, sin embargo, sigue de reojo el día a día de la administración Macri. 

En los días posteriores a las PASO, se sentó en el centro de la mesa chica que rodea al Presidente.

Fue clave, junto a María Eugenia Vidal, en la designación de Hernán Lacunza en Hacienda. Asesoró al Jefe de Estado en los primeros anuncios económicos para aliviar la crisis.

En la última semana, volvió a meterse de lleno en la Ciudad. A la reunión de la Mesa de Acción Política del lunes, la segunda de ese grupo colegiado conformado por los tres partidos que conforman la coalición y con preponderancia de Elisa Carrió, fue el último en llegar, pero el último en irse: salió junto a Macri de la Casa Rosada.

A la extensa cumbre del martes en Casa de Gobierno de la que participaron el jefe de Estado, Vidal, Lacunza y Guido Sandleris, no fue invitado. No fue necesario. Se analizaron, en buena medida, eventuales refuerzos para la provincia de Buenos Aires.

La relación del Jefe de Gobierno con el Presidente en estos días es a través del teléfono, pero fluida e insistente. Se necesitan mutuamente.(Fuente: infobae.com)

Mauricio Macri, Presidente de la Nación

El Presidente envió un mensaje a la dirigencia política luego de un día complicado en los mercados.

 

El presidente Mauricio Macri utilizó este viernes su cuenta de la red social Twitter para pedirle a la dirigencia política que busquen llevar tranquilidad a los argentinos "con responsabilidad y prudencia".

 

Tras un día complicado para la economía nacional donde el dólar subió un 3%, cayeron las acciones en Wall Street y se vendieron 400 millones de dólares para contener a la divisa, el presidente salió a hablar.

 

"Todos podemos ayudar desde la responsabilidad y la prudencia a llevar tranquilidad a los argentinos. Cada uno desde su lugar. Como Presidente es mi única prioridad. Todas mis acciones van en esa dirección, buscando tender puentes y dialogando", publicó en su cuenta.

El nerviosismo en los mercados y la desconfianza en la city fueron este viernes los factores que dispararon la cotización del dólar, que pese al accionar del Banco Central, superó los $62 y el salto del riesgo país que superó los 2500 puntos básicos.

 

En horas de la tarde, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, habló con el diario estadounidense The Wall Street Journal sobre las medidas que implementó el Gobierno para "reperfilar" la deuda de corto y mediano plazo.

 

En ese marco, el dirigente sostuvo que la medida pone de manifiesto que el país es "virtualmente insolvente" y que ya no cuenta con la confianza del sector privado para contraer deuda estatal. "Ahora no hay nadie que contraiga deuda argentina, ni nadie que pueda pagarla. El país está en un default virtual y escondido".(Fuente: diario26.com)

El mandatario defendió el paquete de medidas económicas que ayer anunció el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y afirmó que buscan "reducir la incertidumbre".

 

El presidente Mauricio Macri brindó un sorpresivo mensaje esta mañana. Si bien se esperaba que participara de la botadura del buque Santiago S. Tandanor, no se creía que hiciera alusión a las últimas medidas económicas adoptadas por su gobierno para tranquilizar a los mercados.

Entre otros puntos, el Jefe de Estado planteó que se están implementando las medidas que hacen falta "para reducir la incertidumbre", pero elevó un llamado a todos los actores políticos para mantener la calma y la paz. "Tenemos 59 días por delante hasta llegar a las elecciones: que transcurran de la mejor manera es mi responsabilidad como Presidente, pero no depende solo de un gobierno", aseguró.

"Todos los que ocupamos un rol de liderazgo en nuestro país sabemos el peso que tiene cada paso que damos y como incide en el presente y futuro de los argentinos, para que sea lo más ordenado posible entre todos debemos pensar el país en el largo plazo y colaborar para que exista una institucionalidad democrática que permita su desarrollo; está en nuestras manos contribuir sin generar miedos ni desconciertos, sino un clima de paz y de encuentro", planteó Macri durante su mensaje.

En otro pasaje, el mandatario responsabilizó a "unas PASO mal diseñadas, que no son más que una encuesta" la situación política y económica en el país. "Han tenido la capacidad de encadenar una crisis como la que estamos viviendo", señaló.

Con relación a las medidas económicas que ayer anunció el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, Macri afirmó: "Nos hicimos cargo del tema de la deuda para defender la estabilidad cambiaria en el corto, mediano y largo plazo, y vamos a trabajar sin especular, eso significa no patear los problemas para adelante". Y agregó: "Esta decisión surge de haber escuchado a los propios y a la oposición".

 
El presidente Mauricio Macri (Télam)
El presidente Mauricio Macri (Télam)

El discurso completo del Presidente

"Los argentinos estamos realmente a partir del resultado de las PASO en un clima de preocupación y de angustia. Se ha generado una incertidumbre política con estas PASO y que ha tenido lamentablemente consecuencias económicas. Me refiero a unas PASO mal diseñadas, que no son más que una encuesta, una encuesta que debe ser la más cara de todas, pero que han tenido la capacidad de desencadenar una crisis como la que estamos viviendo".

"Quiero otra vez reiterar que entiendo el desahogo y el enojo de muchos argentinos. Muchos argentinos que me expresaron en la PASO, a través de su voto, el cansancio de nadar contra la corriente desde hace mucho tiempo y, especialmente, muy especialmente, el último año y medio, que fue muy duro, fue muy duro para todos".

"Como presidente me hago cargo de lo que está ocurriendo. Por eso estoy acá. Porque mi misión, mi único objetivo es poder llevarles tranquilidad. Y para eso estoy tomando las medidas e implementando todas las herramientas que hacen falta para reducir la incertidumbre y resolver esos problemas que afectan el día a día, que impactan en los precios, en los salarios, en la capacidad de llegar a fin de mes. Tengo la responsabilidad de liderar este país hasta que se logre la calma y podamos tener las certezas que hoy no tenemos en esta coyuntura".

"Mis intenciones no son egoístas, jamás lo han sido. Son pensadas más allá de cualquier especulación personal, buscando lo mejor para todos. Cuando asumió el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, le pedí que se ocupara de esta crisis para que no haga sufrir más a los argentinos, conscientes de que ya no tienen más espalda para soportar todo esto. Por eso estamos focalizados en lograr reducir el impacto de la inflación y la incertidumbre que afecta al bolsillo de los argentinos".

"Y por eso también ayer el ministro planteó medidas que buscan reducir este riesgo. Nos hicimos cargo del tema de la deuda para defender la estabilidad cambiaria en el corto, mediano y largo plazo. Y vamos a trabajar como siempre lo hemos hecho, sin especular. Jamás he especulado. Eso significa no patear los problemas para adelante. Esta decisión surge de haber escuchado a los propios y a la oposición porque creo que es fundamental, que es necesario encontrar acuerdos entre todos".

"Tenemos 59 días por delante hasta llegar a las elecciones y que transcurran de la mejor manera es mi responsabilidad como presidente. Pero nunca depende solo de un Gobierno. Todos los que ocupamos de una u otra manera el rol de liderazgo en nuestro país, sabemos el peso que tiene cada paso que damos y cómo incide en el presente y en el futuro de los argentinos. Y también sabemos muy bien qué hacer para incidir en que ese presente y ese futuro sean lo más tranquilo y ordenado posible".

"Todos debemos aprender a pensar en el país en el largo plazo y colaborar para que exista una institucionalidad democrática que permita su desarrollo. Está en nuestras manos contribuir a esa tranquilidad. Sin generar miedo ni desconcierto sino un clima de paz y de encuentro. Está en nuestras manos generar ese diálogo y esa cooperación que necesitamos para vivir mejor. Para tener una mejor democracia, para encontrarnos y trabajar juntos, algo tan importante: encontrarnos y trabajar juntos".

"De mi parte está todo el compromiso en dialogar y cooperar en todo lo que haga falta para que esto suceda. Con todos. Sé que no siempre es fácil, que hay desconfianza, que a veces hay enojos y que parece difícil generar consensos, pero también es obvio que cuanto más dialoguemos, cuanto más grande sea nuestra voluntad para lograr acuerdos, más calma y serenidad vamos a llevar a los argentinos. Si actuamos de buena fe, si ponemos la voluntad, si ponemos la mirada y sobre todo el corazón en lo único que importa, que son los argentinos, podemos lograr eso y mucho más".

"Como presidente estoy acá para seguir dando pelea por ese futuro que nos merecemos. Vamos argentinos, estemos seguros, con mucha fuerza, démosle para adelante. No vamos y no podemos aflojar. Los argentinos decidimos cambiar porque estamos seguros de que podemos ser mejores. Todos los días estamos siendo mejores. Basta de resignación. No dejemos que la resignación le gane a la esperanza. Si llegamos hasta acá es porque elegimos el futuro y la paz y ese sentimiento tiene que crecer. Tiene que crecer y reafirmarse en el corazón y de cada uno de nosotros".(Fuente: infobae.com)

© Proporcionado por THX Medios S.A. El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que el Gobierno propuso "al FMI iniciar el diálogo para reperfilar los vencimientos de deuda".

 

Es decir, señaló que la Argentina le propondrá a la entidad de crédito internacional una renegociación de su deuda, uno de los reclamos elevados por los equipos económicos de la oposición durante la campaña electoral.

"Hay que acordar entre todas las fuerzas políticas una campana protectora sobre el sistema financiero y cambiario, no por el mercado, sino por las familias de ingresos medios y bajos", dijo el funcionario.

En este sentido, Lacunza indicó que el país "no tiene problema de solvencia para el pago de la deuda", y reconoció que el presidente le ordenó "resolver el problema de corto plazo para garantizar la estabilidad, pero también en el mediano y largo plazo".

Así, el funcionario anunció cuatro iniciativas para "aliviar la carga financiera" en el corto y en el mediano plazo.

1. "Extender los vencimientos de la deuda de corto plazo, donde la refinanciación de pasivos aparece condicionada por la incertidumbre electoral, tanto en pesos como en dólares, Letes y Lecaps, solo para los inversores institucionales. No para las personas humanas, que cobrarán la totalidad de sus acreencias en su vencimiento, en tiempo y forma, en la moneda prevista". 

2. "Vamos a elevar a consideración del Congreso un proyecto de ley que provea las herramientas para promover una extensión voluntaria de los plazos de la deuda bajo jurisdicción local, sin quita de capital ni de intereses".

 numerosas reuniones que el presidente Mauricio Macri mantuvo con su equipo económico y con los senadores de Juntos por el Cambio, y en un contexto de inestabilidad

3. "Iniciar un proceso de extensión de plazo de los bonos bajo legislación extranjera, bajo las llamadas cláusulas de acción colectiva, con el mismo fin de extender los vencimientos sin quitas de capital ni intereses, afín de completar un perfil financiero menos exigente para el período 2020-2023".

4. "En estos días visitó al país una misión del FMI, además de haber cumplido con todas las metas fiscales y monetarias por parte del Gobierno que está en curso, y para  dar continuidad al acuerdo vigente, hemos propuesto a ese organismo, y fue una de las sugerencias que recibimos de las fuerzas de la oposición, iniciar el diálogo que deberá concluir en el próximo mandato para reperfilar los vencimiento de deuda".

La conferencia de prensa de Lacunza tuvo lugar luego de  en las últimas 48 horas.

Durante su exposición, además, el titular de Hacienda explicó que "hay una incertidumbre que el Gobierno tiene que abordar y lo hacemos con las herramientas que se acaban de anunciar" que, según explicó, "son independientes del actual programa que el Gobierno ha cumplido de manera estricta".

"A los funcionarios del Fondo les anticipamos estas medidas, pero no consultamos estas medidas con nadie ajeno al Gobierno", detalló. Y agregó: "Estas medidas lo que hacen es relajar la disponibilidad de reservas para atender eventuales demandas de orden cambiario. El efecto esperado debería ser de una menor presión sobre el mercado de cambios".

Así, consideró, "el programa financiero se hace menos exigente en este período".

Por otro lado, y sin nombrarlo, se refirió al impacto de las declaraciones de Alberto Fernández sobre política económica en los mercados."Todas las fuerzas políticas queremos ganar las elecciones. Pero eso no es excusa para poner en riesgo el bienestar de los argentinos. Tenemos que coincidir en preservar la estabilidad como un objetivo prioritario, no negociable, no subordinado a ningún interés partidario. Ni siquiera en campaña".

En esta línea, afirmó: "En el proceso electoral, los equipos de los candidatos en campaña también pasan a formar parte del sistema. Porque sus opiniones, promesas, proyectos, discursos, tweets, conferencias, dan señales sobre el futuro. Que los mercados, que no son monstruos agazapados para comerse a los desprevenidos, sino la suma de las decisiones individuales de millones de ahorristas e inversores, ponderan en sus decisiones e inciden, por ejemplo, en el valor del dólar y del riesgo país e influyen sobre el crédito, la inflación, el empleo, la actividad y, sobre todo, la pobreza. Que es lo que todos queremos cuidar".

"Ningún Gobierno puede solo. Sin vocaciones totalitarias, ni siquiera debería intentarlo. Más aun durante un proceso electoral. Necesitamos la concurrencia de todas las fuerzas políticas para garantizar la estabilidad. Si la oposición no quiere, el Gobierno no va a poder", expresó.

Guido Sandleris (Maximiliano Luna)© Proporcionado por THX Medios S.A. Guido Sandleris (Maximiliano Luna)

Por su lado, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, destacó que las medidas anunciadas por Lacunza "priorizan el uso de las reservas internacionales para preservar la estabilidad monetaria y financiera, aún cuando ello implique postergar el pago a los grandes inversores de deuda pública".

"El Banco Central continuará utilizando una política monetaria restrictiva y las intervenciones cambiarias como instrumentos centrales para moderar la volatilidad nominal. El compromiso del Banco Central es con los argentinos. Seguiremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para contener la volatilidad nominal y garantizar en forma sostenible la estabilidad del sistema financiero", explicó.

Esta mañana, el Banco Central anunció que decidió limitar el crédito en pesos a los grandes exportadores con la intención de forzarlos a liquidar divisas de sus ventas al exterior. La entidad hoy vendió 367 millones en seis subastas (más USD 60 del Tesoro), pero igual el dólar subió 3,4% a $60 en el Banco Nación y otras entidades que lo vendieron hasta $61.

Al mismo tiempo, se comunicó que finalizó esta tarde la visita del Fondo Monetario Internacional a la Argentina. Según pudo saber Infobae, la revisión técnica de la que depende el desembolso de USD 5.400 millones se realizará "en unos días", según fuentes oficiales que aseguraron no tener más detalles por el momento.(Fuente: InfoBae)

 

Jorge Asís

El analista político analizó la situación luego de las PASO y fue contundente con su reflexión. "El Presidente no puede, con una crisis de esta magnitud, ser el presidente y el candidato", sentenció.

 

El periodista y analista político Jorge Asís analizó la situación luego de las PASO y fue contundente con su reflexión: “Alberto Fernández es, en la práctica, el presidente electo” y “el Gobierno de Macri está terminado”.

 

“Desde el sábado [en la marcha del #24A] hay una especie de euforia que contrasta con una depresión que se notaba”, dijo Asís al periodista Luis Novaresio. Se refería a “una euforia” que “parece indicar que la epopeya es posible” a Macri y Cambiemos.

 

“Me parece muy bien toda esa multitud que fue a pronunciarse por quien consideran a su conductor, Mauricio Macri, en un mal momento, justo cuando estaba en la marea mas baja y le costaba reconocer la derrota, eso aparece como una oxigenación”, aseguró aunque reconoció que esa euforia no tapa lo que considera una realidad: “El gobierno está terminado” y “electoralmente perdido”.

Asís dijo que le parece “acertada” la idea del oficialismo de “intentar enredar al que lo venció” en las PASO, “asociarlo y complicarlo con este presente que tiene que ver con su ocaso, con el argumento contundente de la responsabilidad historica”. “Mientras se comienza a hablar del postmacrismo, Macri siente que todavía puede cumplir la epopeya recuperatoria. Pero la realidad no te da, el país esta absolutamente congelado”.

 

Asís cree que Mauricio Macri debería establecer prioridades: “El Presidente no puede, con una crisis de esta magnitud, ser el presidente y el candidato. En Argentina no pasa nada que haga necesaria la presencia del presidente, que puede dedicarse a su campaña y la puede hacer mejor, incluso, que con esta mezcla”.

 

Asís se refirió además al supuesto “vacío de poder”, tema que según el kirchnerismo habría surgido en la reunión de Alberto Fernández y el FMI. “En la práctica, el vacío existe, porque hoy tenes todo paralizado. Tenés el Riesgo País en más de 2.000 puntos, nada se mueve, nadie contrata un empleado, se hace la plancha existencial, mientras esperamos algo que no sabemos qué es lo que va a ser, pero que aparentemente es el triunfo de Alberto Fernández”.

 

Asís aseguró que la victoria de Fernández “significa el triunfo de la Doctora” y que “eso es algo que esta sociedad todavía no asumió: que la dama señalada por chorra, acusada en el banquillo de los acusados, con cuatro años de agravios, los vacunó a todos con Alberto”.

 

Otra de las estrategias de Macri y su aparato de campaña es, según Asís, tiene que ver con que las elecciones se muevan de octubre a noviembre: “Necesita el tiempo para activar la verborragia coral del peronismo: ¿cual es la intención explicita de Macri? Que salga la doctora [Cristina Kirchner]. El planteo permanente: Venezuela. Y cuesta decirlo, más allá de la situación, el tema Venezuela no te mueve un voto”.

 

Respecto al candidato del Frente de Todos, a quien califica como el “presidente electo”, cree que “cae en la equivocación de hablar de más, de perderse en argumentaciones y defensas de cuestiones especificas de cada uno de los casos, como la cuestión de Venezuela y entra sólo en una trampa inútil porque, electoralmente, no tiene importancia”.(Fuente: diario26.com)

Imagen de archivo | La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos regresa este lunes a Buenos Aires. FOTO: NOTICIAS ARGENTINAS

La expresidenta volverá a la Univerdad Nacional platense para continuar con la presentación de su libro, "Sinceramente". Estuvo ausente en la última audiencia por la causa "Vialidad".

 

La expresidenta Cristina Kirchner vuelve al país el próximo viernes 30 de agosto, proveniente de La Habana, y un día después estará en la ciudad bonaerense de La Plata para continuar con la campaña electoral: a las 16 horas en un acto en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, hará la presentación de su libro "Sinceramente". La candidata a la vicepresidencia por el Frente de Todos estará acompañada por la candidata a intendenta platense Florencia Saintout, en un auditorio para 700 personas, en el que se espera la concurrencia de referentes políticos, académicos, de los Derechos Humanos y de la cultura. Cristina Kirchner viajó a Cuba el pasado 22 de agosto para visitar a su hija Florencia, quien recibe tratamiento médico en La Habana, donde se encuentra internada por un cuadro complejo que combina estrés postraumático, con síndrome purpúrico, una polineuropatía sensitiva desmielinizante, amenorrea y un linfedema ligero en miembros inferiores. La expresidenta fue autorizada a viajar por el Tribunal Oral Federal 5, que lleva las causas "Hotesur" y "Los Sauces", y permanecerá en la isla caribeña hasta el 30 de agosto, por lo que estuvo ausente el lunes 26 de agosto en la última audiencia del juicio oral por la "Causa Vialidad", en la que se investigan supuestas irregularidades en el direccionamiento de obra pública en Santa Cruz al empresario Lázaro Báez, durante su mandato presidencial. Para el abogado de Cristina Kirchner, los jueces "trabajan de acuerdo a los calendarios"  Cómo sigue la campaña K La Plata marcará la reaparición de la ex presidenta en el primer plano desde que participó el 7 de agosto pasado en el cierre de la campaña nacional del Frente de Todos previo a las PASO, en Rosario y junto al candidato presidencial, Alberto Fernández. En las próximas semanas, la exmandataria realizará presentaciones semanales en distintas provincias hasta octubre, para tomar contacto con el público local. Sin embargo, por el momento sólo está confirmada una nueva presentación de Sinceramente en Salta, provincia gobernada por un opositor crítico del kirchnerismo como Juan Manuel Urtubey, pero con posibilidades concretas de recuperar el Gobierno a partir de las próximas elecciones de la mano del diputado nacional de Unidad Ciudadana Sergio Leavy. Después de Salta, Kirchner viajaría a otras provincias como Misiones, Entre Ríos y Neuquén. (Fuente www.perfil.com).

Marcelo Birmajer FOTO: LN+

"Dejar de considerar a Venezuela una dictadura es ser indiferente al padecimiento del pueblo venezolano", reflexionó el escritor ante las polémicas declaraciones del candidato del Frente de Todos.

 

El escritor y ensayista Marcelo Birmajer se refirió este martes a las polémicas declaraciones del candidato presidencial Alberto Fernández sobre la crisis de Venezuela, afirmando que la expresidenta le ordenó “un cambio de discurso” después de que, durante varios años, Fernández condenara la dictadura de Nicolás Maduro. “Definitivamente Fernández es el delegado de Cristina Kirchner”, dijo Birmajer al ser entrevistado en el canal LN+. Citó una columna de opinión de Alberto Fernández en el diario La Nación, en 2005, en la que “acusaba Cristina de encubrir a los acusados del atentado contra la AMIA acusándola de echar sombras sobre el asesinato del fiscal Nisman, de difamar al fiscal Nisman”. “Ese tipo de pensamiento lleva a pensar correlativamente a Venezuela como una dictadura y a Irán como cómplice de la dictadura venezolana. El cambio simétrico, diametral, de Fernández es porque Cristina le está ordenando un cambio de discurso”, sentenció. Birmajer recordó cómo “el gobierno kirchnerista entronizó a Hugo Chávez como líder de Latinoamérica”. Los venezolanos explican a Alberto F. por qué Venezuela es una dictadura “Primero lo recibieron como un gran héroe en la Casa Roosada, en la asunción de Néstor Kirchner, pero en 2005 en Mar del Plata a Chávez lo convirtieron en un héroe de las masas latinoamericanas y lo acompañaron a enfrentarse con Norteamérica cuando no teníamos ninguna necesidad de enfrentamiento pero mucho menos de someternos al dictador Chávez”, agregó. “Fernández empieza diciendo que a él Venezuela le preocupaba desde antes que a Macri y que a Macri solo le importó para la campaña. Es totalmente falso eso: él formó parte del gobierno kirchnerista”. Birmajer afirmó que calificar a Venezuela como dictadura no es un error: “Un país que expulsa a millones de compatriotas, un 25% de sus patriotas, que asesina a los disidentes, que impide cualquier tipo de oposición. Eso es claramente una dictadura, y dejar de considerarlo así es ser insolidario e indiferente al padecimiento del pueblo venezolano.” “Cuando [Fernández] dice que el chavismo tiene un origen democrático es discutible”, analizó Birmajer, recordando los orígenes golpistas del chavismo: “El origen político de Chávez es en el año 92, cuando da un golpe de Estado sangriento contra Carlos Andrés Pérez, que era un presidente democrático, venezolano, que había asilado a miles de argentinos que huían de la dictadura de Videla como hoy asilamos en el país a cientos de miles de venezolanos que huyen de la dictadura de Maduro”. (Fuente www.perfil.com).

Page 4 of 22

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

6191976
ahora
Visitantes Online
6378
6191976

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…