El Gobierno intenta convencer a Moyano de aceptar la suma fija para los privados y postergar las paritarias

01 January 2020
(1 Vote)
Author :  

El almuerzo de los Moyano con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni

Fue el eje de una comida entre el camionero y el ministro de Trabajo, tras la cual el gremio recordó que exige “paritarias libres”. El líder sindical presionará para obtener un 33% de compensación y se resiste a diferirlo a cambio del incremento que dará el Gobierno por decreto

 

El líder camionero Hugo Moyano se resiste a aceptar la postergación de las paritarias a cambio del aumento de suma fija por decreto que otorgará el Gobierno en los próximos días a todos los trabajadores, pero avaló que se analice alguna fórmula de actualización salarial indirecta que no complique la estrategia de Alberto Fernández en materia remunerativa, imaginada como la antesala del Consejo Económico y Social al que convocará el Poder Ejecutivo en forma inminente.

Esa es la conclusión que se habría llevado el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, de la comida que mantuvo con Moyano y otros dirigentes de su sector, que se hizo el lunes pasado en la Federación de Camioneros, con la excusa de charlar y brindar por las fiestas de fin de año.

Moroni dio el visto bueno a la invitación de los camioneros luego de consultarlo con el presidente Fernández, que sabe de la renuencia de Moyano a aceptar una tregua salarial para permitir reacomodar la economía en el contexto de una instancia de diálogo entre Gobierno, empresarios y sindicalistas.

De la comida, que se extendió por casi dos horas, participaron también Pablo Moyano y otros dirigentes camioneros como Omar Pérez y Héctor Maldonado, además de Moroni y Hugo Moyano.

 

El sindicato camionero acordó hace veinte días con el 80% de los empresarios del sector el otorgamiento de un bono navideño de 20.000 pesos y anunció que marchará mañana para lograr un ajuste salarial del 33% para el primer semestre de 2020, como una forma de mejorar el 23% de incremento que había pactado para el segundo semestre y compensar así el alza inflacionaria.

Después de la comida con el ministro de Trabajo, el gremio camionero difundió un comunicado de prensa para informar sobre el encuentro con el ministro, en el que sostuvo que “el planteo al ministro Moroni fue cuidar el poder adquisitivo de los que ponen el hombro para el crecimiento del país, respetar los derechos adquiridos en tanto años de lucha y dejar atrás todo intento de reforma laboral que atropelle la dignidad de las familias”.

“Entre los pedidos realizado por Hugo Moyano está que las paritarias sean libres y que los empresarios, luego de cuatro años de amparo que recibieron por parte del saliente presidente Mauricio Macri, dejen de especular con los salarios y que de una vez por todas entiendan que los trabajadores son la verdadera riqueza del país”, señaló el texto del sindicato.

De todas formas, en el último párrafo se destacó: “Camioneros ratificó el acompañamiento y apoyo al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y a la vicepresidenta Cristina Kirchner, manifestando que todo el país sabe el esfuerzo que están realizando para sacarnos del pantano que dejó el gobierno de derecha que atropelló a los más vulnerables, sumergiendo al pueblo en la pobreza”.

 
Pablo y Hugo Moyano, al llegar para el acto de asunción de Alberto Fernández (Foto Maximiliano Luna)

Pablo y Hugo Moyano, al llegar para el acto de asunción de Alberto Fernández (Foto Maximiliano Luna)

 

Moyano no quedó conforme con el reparto de cargos y de espacios de poder en el actual gobierno. Pretendía ubicar a un asesor propio (Guillermo López del Punta) en el Ministerio de Transporte, pero no pudo lograrlo y ni siquiera fue consultado sobre la designación de Mario Meoni al frente de esa cartera. Tampoco consiguió que su hijo Facundo fuera elegido ministro de Turismo y Deportes, ni colocar a alguien propio en la Dirección de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo (que finalmente recayó en alguien puesto por el taxista Jorge Omar Viviani, un adversario interno). El líder camionero ahora pugna por lograr que Alberto Fernández le permita nominar al nuevo interventor de la empresa de correo OCA.

El Gobierno había anunciado que a principios de este año otorgaría una suma fija por decreto para compensar la pérdida del poder adquisitivo por el aumento de la inflación en 2019, que sería de entre $6.000 y $9.000 y se daría a cuenta de lo que negocie posteriormente en las paritarias. Sin embargo, la resistencia empresarial y sindical al “decretazo” de Alberto Fernández complicó los tiempos y el anuncio sigue en suspenso. Ayer, fuentes gubernamentales dijeron que “se demorará unos diez días”.

"Queremos que los sectores que perdieron poder adquisitivo recuperen lo más que puedan. Esto es un piso de la negociación salarial, queda incorporado al salario. No es un bono y será remunerativo”, afirmó Moroni el 22 de diciembre pasado al dar precisiones sobre el aumento por decreto.

Mientras un sector del sindicalismo que está por discutir sus paritarias mira con recelo la propuesta oficial de postergar la negociación colectiva y aceptar, a cambio, una suma fija a cuenta de futuros aumentos, el empresariado también mantiene sus reparos al decreto salarial del Gobierno.

“Hay paritarias con tramos de incremento pendientes desde ahora y hasta mayo o junio 2020 porque las negociaciones son anuales y en la industria se producen en el periodo marzo/ junio y la renovación es entonces por año aniversario y no calendario”, advirtió a Infobae un dirigente industrial.

 
Alberto Fernández, durante su encuentro con los empresarios de AEA

Alberto Fernández, durante su encuentro con los empresarios de AEA

 

La misma fuente afirmó que “hoy existen negociaciones con cláusulas de revisión, que implican sentarse a discutir ajuste y monto, y otras con cláusula gatillo de ajuste automático, lo que hace que tales paritarias estén siguiendo el ritmo de la inflación”.

El portavoz empresarial también le pidió al Gobierno que el incremento de monto fijo incluya “una cláusula de compensación o absorción de cualquier otro importe acordado o a acordar”.

“Claramente hemos señalado que el aumento por decreto debería ser no remunerativo para evitar descuentos de cargas sociales y que llegue íntegro al bolsillo del trabajador (o sea, importe bruto igual al neto), al mismo que, dándole carácter alimentario y no remunerativo, no se proyecta sobre adicionales ni impacta en las categorías de convenio. Así se aplicó éxitosamente en la crisis de 2002-2003″, añadió el representante del sector patronal.

El dirigente empresarial dijo que “hay que analizar el financiamiento y los fondos para pagar este importe pues ni las pequeñas empresas ni las economías regionales están en condiciones de afrontar su pago y mucho menos de pagar altas tasas de interés. Si se quiere una medida efectiva -agregó-, hay que atender también el financiamiento en una economía en la que la producción industrial está con alto grado de capacidad ociosa y sin posibilidad de que dicho cuadro se revierta en lo inmediato”.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

424 Views
Diario de Deseado

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

9216904
ahora
Visitantes Online
6237
9216904

Contacto

CONTACTO

Your message has been sent sucessfully

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…