Debate presidencial 2019: Alberto Fernández polarizó con Mauricio Macri

14 October 2019
(1 Vote)
Author :  

Un detalle para Fernández: vaso con agua saborizada con pomelo, su favorita (Adrián Escandar)

El candidato del Frente de Todos marcó todo el tiempo sus diferencias con el Presidente. Lo señaló y confrontó según la estrategia que se armó también para las redes

 

En el equipo de Alberto Fernández están convencidos de que no cuenta tanto el debate sino lo que se dice sobre la confrontación. Por eso cada intervención del candidato a presidente del Frente de Todos apuntó a polarizar, cuestionar, confrontar con Mauricio Macri. Y tuvo su correlato en las redes sociales, donde se desplegó una estrategia para visibilizar las promesas incumplidas del candidato de Juntos por el Cambio. La gestualidad de Fernández fue en la misma dirección, aunque en exceso. Y lo aprovechó sobre el final el Presidente. El dedo índice en alto para señalar fue lo más visible de un Alberto Fernández que eligió traje azul, camisa blanca y corbata celeste, mismo vestuario que usó en el acto de cierre previo a las PASO, en Rosario. Firme, contundente e indignado con lo que oía de Macri, cumplió estrictamente con los tiempos.

Desde los primeros 45 segundos que tuvo, en el arranque del primer debate presidencial obligatorio, el candidato del Frente de Todos polarizó con su principal adversario, el actual Presidente: “Hace cuatro años hubo otro debate, hace cuatro años alguien mintió mucho y otro dijo la verdad. El que mintió quiere volver a ser Presidente y el que dijo la verdad está aquí sentado en la primera”, expresó, sonriendo, mientras marcaba a su derecha la presencia de Mauricio Macri y a Daniel Scioli, a quien invitó especialmente para reforzar su estrategia. Ambos fueron protagonistas del debate previo al balotaje del 2015 que el peronismo viralizó, en fragmentos especialmente seleccionados, en la previa de la contienda.

Polarizar, confrontar, marcar las diferencias con Macri e incluso citar un par de veces a Roberto Lavagna, fueron parte de la puesta ajustada rigurosamente y evidentemente estudiada. Dijo que no se entrenaba pero quedó claro que estudió qué decir y pensó cómo hacerlo. En el VIP, junto a Alberto Fernández, estuvieron Santiago Cafiero, Juan Courel, Eduardo ‘Wado’ de Pedro y los economistas Cecilia Todesca y Matías Kulfas. Ellos fueron parte del equipo que lo ayudó en la previa.

Mercosur, Unión Europea, Malvinas y Venezuela

 
 
El candidato del Frente de Todos confrontó en forma permanente con Macri (foto Adrián Escandar)
El candidato del Frente de Todos confrontó en forma permanente con Macri (foto Adrián Escandar)

Sobre Relaciones Internacionales, Fernández apuntó a potenciar el Mercosur, abrir la economía al mundo pero antes de validar el acuerdo con la Unión Europea pidió conocer la “letra chica”. También propuso reivindicar la soberanía de las Islas Malvinas. “Es cierto que la globalización ha hecho que las economías se globalicen y hay muchos países que se han unido para enfrentar los desafíos. La globalización no nos obliga a estar de rodillas. Podemos discutir cómo entrar al mundo dignamente, de pie y preservando los derechos de Argentina. América latina tiene muchas regiones, dispersas, nosotros estamos en una, el Mercosur, que hace años está abandonado. La primera obligación como país es devolverle el potencial al Mercosur”, expuso el candidato. Respecto al acuerdo con la Unión Europea advirtió que “no tengo miedo a la apertura” pero “nunca nos hicieron saber la letra chica del acuerdo. Vemos que Francia, Holanda, están diciendo que no lo van a aprobar”. Y agregó: “No le tengo miedo a la apertura lo que no voy a permitir es que se lleve puesta a la industria y al comercio”.

En tercer lugar, se refirió a Malvinas. Acusó al actual gobierno de haber priorizado el comercio con el Reino Unido por sobre el reclamo histórico. “En estos años el gobierno se ocupó mucho de hacer comercio con el Reino Unido sobre las Islas Malvinas. Se olvidó de nuestra soberanía, quiero que volvamos a reivindicar la soberanía sobre nuestras islas. Quedaron más de 600 soldados que dieron la vida. En memoria de esos soldados vamos a a reclamar la soberanía de las Islas Malvinas” dijo. Y reivindicó a Juan José Gómez Centurión, candidato a presidente de NOS y ex combatiente en la guerra de 1982 que justamente acababa de hablar sobre su condición.

En los 30 segundos libres que tuvo, al cierre del primer bloque, Fernández volvió a apuntar contra Mauricio Macri: “Debo confesar que me impresiona cuando el presidente dice las cosas que dice. No sé qué país gobierna, las relaciones internacionales no es sacarse fotos” apuntó un tanto molesto e insistió: “Pasaron siete semestres, presidente, y no entró un centavo a la Argentina de inversiones de esas potencias. Las relaciones internacionales no es sacarse fotos”

Además habló sobre Venezuela, un tema con el que le apuntaron tanto Mauricio Macri como José Luis Espert. “No quiero eludir el tema Venezuela porque todos saben lo que pienso sobre Venezuela. Venezuela tiene problemas. Pero más problemas tienen los venezolanos que están en ese país y los venezolanos que tuvieron que emigrar. Pero a diferencia del Presidente quiero que que los venezolanos encuentro la solución. Creo que el Presidente está preparando la ruptura de las relaciones para poder intervenir. Señor presidente, espero que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana” increpó a Macri mientras le dirigía la mirada.

Economía y finanzas

 
Gestos de Alberto Fernández hacia Roberto Lavagna en público y en privado
Gestos de Alberto Fernández hacia Roberto Lavagna en público y en privado

Evidentemente en el uso casi exacto del tiempo, quedó claro que Fernández, que dijo que no necesitaba coucheo ni entrenamiento, no improvisó y sí se preparó para el debate y armó sus exposiciones de manera de polarizar todo el tiempo con Mauricio Macri. La línea coincidió exactamente con los mensajes que el Frente de Todos buscó imponer desde el sábado en las redes sociales, en todos los casos con videos y placas que buscaron demostrar que “Macri miente” y con las declaraciones radiales de Sergio Massa, que al no poder asistir ayudó desde Tigre dando algunas entrevistas.

“Nunca entendió”, exclamó en otra parte Fernández y consideró que en economía es “un lugar donde el gobierno de Macri fracasó. Nunca entendió lo que tenía que hacer y creyó que para combatir la inflación tenía que atacar el consumo. Atacó a los que trabajan, sacó dinero del bolsillos de los jubilados y de los que trabajan. Cuando se afecta el consumo se afecta la producción y genera desempleo”, enumeró la cadena. Y continuó con sus propuestas: “Vamos a acordar con todos los sectores, vamos a proponer la política del consenso, vamos a sentar a los industriales, al campo, a los que trabajan y al Estado. El Presidente no se enteró, cuando termine su mandato va a haber dejado cinco millones más de pobres”. Con sus manos juntas y en gesto contundente contra el atril siguió: “No le alcanzó Presidente con eso y empezó a endeudarse. Contrajo una deuda increíble. Teníamos una deuda del 38% del producto bruto y hoy es del 100%”. Con un cambio en el tono de voz, más calmo y luego de un segundo de pausa, propuso: “Estamos en un punto en el que podemos cambiar. Necesitamos dólares para pagar la deuda”.

En los 30 segundos finales para Economía, Fernández habló en segundo lugar, justo después de que hablara Macri, que dijo que pidió deuda para pagar la deuda del gobierno anterior. Molesto, y volviendo a señalar varias veces al Presidente, Fernández le reprochó: “No puedo dejar de asombrarme. No sé en qué país vive Macri. Presidente, por ahí no se enteró que de los 39.000 millones de dólares que no dio el Fondo se fugaron 30.000 millones”. En dos oportunidades lanzó: “Se los llevaron sus amigos. Y algún día le va a tener que explicar a la Argentina dónde se fueron esos dólares”. Y volvió a lo que fue a remarcar: “Ya es hora de que deje de mentir. Nos mintió hace cuatro años, no siga así”.

Como todos, tuvo otro medio minuto para ampliar, confrontar o preguntar. “He escuchado hablar a todos. Algunos veo que funcionan sobre dogmas, tienen soluciones prediseñadas. Ante cada problema tenemos muchas alternativas. No soy un dogmático. Van a ver en mí decisiones heterodoxas, otras tal vez ortodoxas, lo que no van a ver nunca que haga son cosas contra los que producen y trabajan”.

Contrapunto por derechos humanos y aborto

 
La sorpresa de Alberto Fernández en el arranque del debate: llevó a Daniel Scioli y reivindicó su participación en el debate del 2015
La sorpresa de Alberto Fernández en el arranque del debate: llevó a Daniel Scioli y reivindicó su participación en el debate del 2015

Otra vez le tocó hablar luego de Macri en el ítem Derechos humanos, diversidad y género. En esos dos minutos Fernández miró a la cámara y con tono contundente y sin nombrar a quiénes se refería, arrancó con los derechos humanos violados durante la última dictadura militar: “Acá parece que hay gente que cree que los derechos humanos son un curro y otros que piensan que el genocidio no existió. Nosotros dejamos eso en manos de los jueces y los jueces dirimieron cuál fue la verdad. A esta altura no puede ser otra cosa que un imperativo moral de los argentinos, no hay mucho más que hablar".

Entonces apuntó a las nuevas demandas, fundamentalmente del feminismo. Les prometió crear el Ministerio de la Mujer, la Igualdad y la Diversidad. Y reclamó a Macri que ejecute el presupuesto para terminar con la desigualdad y la violencia de género. ”Millones de mujeres pusieron sobre la mesa la violencia de género y la desigualdad que padecen, las mujeres jóvenes duplican en término de desempleo el promedio de desempleo del país, las condiciones de trabajo son distintas". Con nuevos gestos imperativos Fernández desafió al Presidente: “Si le preocupa la igualdad de género preocúpese que se ejecute el presupuesto, sólo se ejecuta el 10%”.

Los primeros 30 segundos de intercambio los usó para hablar del aborto. “No voy a escapar al tema del aborto, todos saben lo que pienso” comenzó su alocuación y propuesto ir hacia la legalización (él suele decir que primero hay que despenalizar) porque “seguir castigándolo lo único que hace es criminalizar la conducta y hacer que todo se vuelva clandestino”. Amplió el concepto con un argumento sobre las condiciones de las mujeres pobres que se someten a abortos clandestinos en malas condiciones. “Terminemos con la hipocresía”, dijo antes de que sonara el timbre con el límite del tiempo.

En el cierre del bloque temático Fernández le dio la razón a Roberto Lavagna que mencionó al hambre como un derecho humano. A una semana de haber lanzado el plan Argentina contra el hambre, reconoció que “es una tarea difícil” pero que “si todos la emprendemos juntos va a ser posible”. Le respondió además a José Luis Espert quien le reprochó que haya propuesto un nuevo ministerio. “No me preocupa tanto el gasto público cuando se trata de ampliar derechos, cada vez que Argentina amplió derechos hemos hecho una mejor sociedad”, apuntó y sonrió más relajado y tranquilo.

Un mensaje a “estos liberales”

 
Juan Courel, Eduardo 'Wado' de Pedro, Santiago Cafiero y Cecilia Todesca, del equipo más cercano a Alberto Fernández
Juan Courel, Eduardo 'Wado' de Pedro, Santiago Cafiero y Cecilia Todesca, del equipo más cercano a Alberto Fernández

Sobre educación y salud, el candidato que llevó en su equipo al rector de la Universidad de Hurlingham, Jaime Percyk, por tercera vez se expresó después de Macri lo que potenció su estrategia de polarización. Justo en este tema, como en economía, suele confrontar tanto con el presidente como con María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires, a caballito de un par de desafortunadas frases de los dos. “Si hay dos cosas que no atendió el gobierno de Macri fue la salud y la educación. Los hospitales entraron en crisis, los insumos y las vacuna entraron en crisis y volvieron a aparecer enfermedades que no creíamos que volverían”, consideró tras recordar que el ministerio de Salud hoy tiene estatus de secretaria. Y lo calificó como quien “piensa que hay gente que tiene la desgracia de caer en la educación pública y tiene una gobernadora que cree que no hacen falta universidades en el interior porque los pobres no llegan a la universidad”.

Con el índice en alto, chicaneó: “Me gustaría que estos liberales hubieran aprendido de Alberti y de Sarmiento y hubieran aprendido la importancia de la educación pública”. Puso como ejemplo al rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, “primera generación universitaria de una familia que trabaja”. Y apuntó a la ciencia y la tecnología. “Explíqueme por qué trató tan mal al Conicet, a nuestros científicos y a nuestros investigadores”.

Cerró el bloque Alberto Fernández: “Pensé que íbamos a hablar en serio pero el Presidente sigue mintiendo y diciendo disparates. No lo sabe pero el presupuesto educativo cayó desde el 2015 hasta hoy un 40 %. En ciencia y tecnología cayó un 43%. Si tanto ve ahí el futuro Presidente apueste un poco más. Sólo lo dice, no lo hace”.

“Ay presidente, ay presidente, los abuelos no tienen celulares, no pueden pagarlo. Si le preocupa la salud le cuento que el 23% del presupuesto de la salud cayó” se mostró indignado Fernández. “Para los usureros todo, para la salud de la gente nada”, criticó con movimientos de su cabeza de derecha a izquierda y apenas mirando el reloj para cerrar en horario.

El final, para el slogan de campaña

 
Al terminar, Fernández se fue abrazado con Juan José Gómez Centurión (foto Adrián Escandar)
Al terminar, Fernández se fue abrazado con Juan José Gómez Centurión (foto Adrián Escandar)

Por sorteo, el candidato del Frente de Todos, tuvo su último minuto en el último bloque justo después de Macri que evidentemente en la pausa pensó cómo dejarlo pegado al kirchnerismo y aprovechó el gesto habitual de Fernández de alzar su índice para señalar y cuestionar. No le respondió a eso, cumplió con su plan: “¡Dos mil puntos de riesgo país y hemos vuelto al mundo! ¡Qué raro lo que dice el presidente!” intentó mostrarse sorprendido Fernández que sin embargo esta vez no levantó su dedo. “Otra vez nos endeudamos, cerraron empresas, dejaron gente sin trabajo, lo que hacen siempre”, enumeró con algo de fastidio. Y buscó dejar un mensaje positivo: “Somos un pueblo maravilloso, de gente que enseña que aprende, empresarios que dan trabajo. Estoy seguro que entre todos y todas podemos cambiar la Argentina, podemos ponerla de pie, darle trabajo a todos”, dijo con la vista fija en la cámara con su lema de campaña.(Fuente: infobae)

846 Views
Diario de Deseado

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

6746681
ahora
Visitantes Online
5299
6746681

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…