Entrevista Alejandro Sanz

11 كانون1/ديسمبر 2018
(1 Vote)
Author :  

“Hoy no se puede decir absolutamente nada sin que salga una asociación cualquiera a molestarte”

A punto de cumplir 50 años, el cantautor español rescata la necesidad de valorar las emociones y de conectar con quienes están al lado. Dice que no hay que renunciar a la libertad de expresarse y que las correcciones de las cosas que están mal hay que hacerlas poniendo todo en la balanza.

En unos pocos días, el 18 de diciembre, Alejandro Sanz cumple 50 años. Y los recibe con el estreno, en abril de este año, de una atrapante bio retratada en el documental Lo que fui es lo que soy (disponible en Netflix), el lanzamiento reciente del tema (y videoclip) No tengo nada, como adelanto de lo que será el sucesor de su álbum Sirope, y el anuncio de una gira que se extenderá durante parte de 2019 y de 2020.

Nada mal, como para festejar medio siglo de vida y los 30 que cumplirá en el mundo de la música el año próximo, que le reportaron más de 25 millones de discos vendidos, 20 Latin Grammy y otros 3 globales, y un itinerario artístico que abarca un territorio que va de Paco de Lucía a Shakira y de Tony Bennett a Malú. Acaso fiel reflejo del balance que intenta aplicar, y reclama, más allá de las fronteras de su profesión.

"Los 50 es la edad más generadora de todas. Es generadora y liberadora. A los 50 ya eres quien eres. Ya no vas a cambiar, ya no vas a ser mejor, ya no hay promesas que cumplir, ya no hay entuertos que resolver. O sea, eres quien eres. Es una tranquilidad y una liberación", dice a través de la línea telefónica Sanz, desde algún lugar de Madrid. 

¿También una resignación?

-¡No, para nada! Es un descubrimiento maravilloso. Es como decir: ‘¡Coño, has estado perdiendo el tiempo casi hasta ahora. Ahora sí me voy a poner en serio!’

-Teniendo en cuenta lo exitoso de tu trayectoria, haber escrito una canción en la que decís "no tengo nada" supone una mirada muy distante de la que puede haber sobre vos desde el afuera. ¿De dónde surge esa afirmación?

-Muchas veces creemos que por el hecho de tener cosas, realmente tenemos algo. Y lo único que de verdad nos pertenece son las emociones. Lo único que realmente que podemos atesorar son los abrazos. La gente a la que queremos, los momentos... El presente. Muchas veces estamos más anclados recordando cosas o intentando conquistar otras nuevas, cuando de repente son tiempos verbales que ni existen. El pasado ya se fue y el futuro no llega. Entonces sólo tenemos el presente, las emociones que podemos llevarnos con nosotros. A mí me hacía mucha gracia pensar, mientras estaba en la mesa escribiendo la canción: ‘Probablemente esta mesa donde estoy escribiendo dure mucho más tiempo que yo’. Y yo me creo el dueño de esa mesa, cuando en realidad no poseo nada. Un poco la idea es esa, y un poco también rescatarnos unos a otros. Estamos tan ensimismados… Que si la foto en Instagram, que se muestra imagen en las redes sociales. Los móviles no aíslan de nuestra gente. La intención es rescatar la relación más cercana con el que está al lado nuestro.

-No deja de ser paradójico, porque se supone que las redes sociales nos conectaron con mucha más gente que con la que estábamos en contacto antes de su aparición.

-Por supuesto que las redes nos conectan con muchísima gente; yo, por mi trabajo, puedo estar conectado con mis fans de todo el mundo de una manera que antes no podía hacerlo. Y eso sí se agradece. Pero eso no te tiene que alejar de la gente que tiene al lado. Y hay muchas herramientas que son muy curiosas, que te pueden decir hasta la cantidad de horas que te vas a pasar navegando por las redes sociales durante el resto de tu vida. Por eso, hay un ejercicio buenísimo que es, cuando estás con gente, apartar el teléfono. Hace poco estuve en el cumpleaños de un amigo que nos pidió que dejáramos el teléfono, a medida que íbamos llegando.

-¿Lo hicieron?

-Al principio, algunos se quejaban. ‘¡Hombre, cómo voy a dejar mi teéfono!’ Y créeme que fue lo mejor que pasó en la noche. Estuvimos compartiendo como obscenos, hablando unos con otros. Era como una orgía verbal. De repente nos estábamos comunicando… Y otra cosa muy importante: nadie nos pedía fotos. Eso era maravilloso. Pudimos compartir. Es un ejercicio que hay que hacer. No hay que renunciar a las nuevas tecnologías, pero hay que acotarlas.


Alejandro Sanz se propone llegar a los 50 más delgado: ni un alimento sólido por mes

-Es cierto lo de las fotos. ¿De donde sale esa necesidad de mostrarse ante quien no nos conoce, ante quienes seguramente no cruzaremos jamás en nuestras vidas reales?

-En el caso de los artistas, es que nunca hay un paparazzi cuando se lo necesita. Te agarran en la situación más horrible; el día que estás gordo, el día que no quieres que te vean. Y luego, cuando estás bien, cuando estás cuidado, no están. Pues entonces, uno tiene que hacer esa labor. Es casi altruista. Pero en el fondo, también hay mucho de exhibicionismo. Nos hemos vuelto una sociedad muy visual. A veces hago el ejercicio de mandarle a amigos textos que si no te lo lees entero no lo vas a entender, para ver cuántos de ellos los leen. Y aproximadamente el 70 por ciento no lee completos los textos que le mando. Somos mucho más visuales. Por eso Instagram está triunfando por encima de Twitter. Y fíjate si es así el mundo, que incluso una de las redes sociales que está dedicada a la letra, a la palabra, estaba limitada a 140 caracteres. Y ahora en un alarde de generosidad nos dejan escribir 100 más.

-Y ahí resolvemos los problemas más profundos de la humanidad.

-Exactamente. Además, ¿quién necesita más de 240 caracteres para decir lo que tiene que decir? (risas). (Clarín)

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

5431865
ahora
Visitantes Online
6279
5431865

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…