El perito de Agustina Cosachov

Caso Maradona: el escándalo y las sospechas detrás de la filtración de las conclusiones de la junta médica

El documento que es una de las claves de la investigación fue enviado a periodistas en la tarde del viernes: los fiscales del caso ni siquiera lo habían recibido. Sin embargo, dentro del archivo de las conclusiones fue implantada una marca que permitió a la Justicia identificar al presunto responsable: el perito de Agustina Cosachov. ¿Fue una maniobra para intentar impugnar a la junta?

El viernes por la tarde, varios periodistas recibieron en sus teléfonos vía WhatsApp un archivo PDF de 70 páginas. Una revisión rápida del documento los sorprendió: eran las conclusiones de los peritos oficiales de la junta médica interdisciplinaria citada por la Justicia para resolver los puntos más oscuros de la muerte de Diego Armando Maradona.

Para la fiscal Laura Capra junto a sus colegas Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, la junta era básicamente todo. Lo que dijeran los expertos en mayoría, unanimidad o disidencia sería clave para definir las imputaciones del caso con el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, hoy investigados por homicidio culposo. Podrían ser acusados, por ejemplo, de homicidio simple con dolo eventual, de haber ignorado los signos en el cuerpo de Diego para dejarlo morir.

Y así lo dijeron los once peritos oficiales que firmaron ese documento, médicos eminentes como el comisario mayor Carlos Mauricio Cassinelli, el jefe de medicina legal de la Superintendencia de Policía Científica de la Policía Bonaerense, la virtual cabeza de la junta. En la lista de especialistas convocados por la Justicia hay catedráticos de la UBA, jefes de hospitales de múltiples disciplinas. Sus credenciales son incuestionables.

Y así fue. Los especialistas, tras más de dos meses de deliberar más de cuatro horas cada lunes y jueves vía Zoom aseguraron que Maradona fue abandonado “a su suerte”, que no estaba a cargo de sus facultades mentales, que los médicos fueron indiferentes a los riesgos y a los propios síntomas que mostraba Diego. El documento estaba dirigido a los fiscales del caso, pero los fiscales no lo habían recibido. El archivo ingresaba a los teléfonos de los investigadores también, a través de terceros. No lo reconocían, no lo habían visto: se enteraron literalmente por la prensa.

El documento, según confirmaron fuentes del caso a Infobae, se esperaba de manera oficial el lunes al mediodía, con una presentación agendada en la Fiscalía General de San Isidro.El cuerpo de Diego y su historia clínica según información de la junta.El cuerpo de Diego y su historia clínica según información de la junta.

Los peritos oficiales no son los únicos en la mesa. Hay once especialistas más, con los peritos designados por los particulares damnificados del caso como Dalma y Gianinna Maradona. Matías Morla y los peritos de las defensas. Matías Morla, abogado de las hermanas de Diego, que también logró ser particular damnificado tras una pelea en varias instancias en la Justicia de San Isidro, no presentó un perito propio. Así, la química interna de la junta fue complicada. Forenses oficiales y de las defensas confrontaron en una manera similar a la de la junta médica original que investigó la muerte de Alberto Nisman, en posiciones férreas.

Se esperaba que estos peritos redactaran sus conclusiones este fin de semana para entregarlas el lunes en la cita oficial, muchos ni siquiera habían visto el informe que llegó a la prensa.

La filtración generó una indignación inmediata entre funcionarios de la Justicia y los integrantes de la junta interdisciplinaria. La percibieron como una profunda falta ética. También, la percibieron como un obvio intento de embarrar la cancha, dado los contenidos que afectaban particularmente a Agustina Cosachov, cuyo nombre aparece 14 veces en las páginas contra nueve apariciones de Luque.Agustina Cosachov: más complicada tras el informe. Agustina Cosachov: más complicada tras el informe.

Sin embargo, hubo un giro en cuestión de horas. Ayer sábado por la noche, altas fuentes del caso confirmaban a Infobae“Ya tenemos identificado al supuesto responsable de la filtración”.

Repitieron un nombre: el de Aníbal Areco, psiquiatra y médico legista, perito por Agustina Cosachov. La señal para identificarlo fue muy curiosa.

Dentro del documento que se envió a la prensa y que eventualmente llegó a los fiscales, aseguran las fuentes, el encargado de confeccionar el archivo PDF plantó una marca que identificaba a cada recipiente. Ese archivo mostró la marca digital correspondiente a Areco.

Por lo pronto, hay una sola teoría alrededor de la filtración: un intento de impugnar la junta y así boicotear la principal prueba contra Cosachov. La aparición de Vadim Mischanchuk, abogado de la psiquiatra, con una larga entrevista en la noche del viernes en TV Nostra, el programa de Jorge Rial en América, llamó la atención de los investigadores.PlayTras la filtración del informe de la junta médica que investiga la muerte de Maradona, habló el abogado de Agustina Cosachov

Ese informe que circula en los medios -que vamos a ver si el lunes todos los peritos que figuran ahí lo firman de conformidad en disidencia-, es una barbaridad y que va a dar lugar a una investigación penal, seguramente, porque acá hay violación del secreto profesional. Se está metiendo presión. Alguien lo instaló para que muchos de los que figuran ahí sientan el peso social de tener que firmarlo y no tener que enfrentarse a un colega”, dijo el abogado sobre la filtración del informe.

Luego, continuó: “Si el lunes esto es presentado, nosotros tenemos plan A, B y C. Esto puede ser atacado de nulidad o podemos recusar a los peritos y que se haga una junta nueva. La filtración es gravísima”.

Esta última frase, para los investigadores, fue inquietante y una señal a tener en cuenta.

Por lo pronto, se estima que podría presentarse una denuncia contra Areco ante autoridades médicas. Un posible pedido de nulidad de Mischanchuk es ciertamente esperado. Cómo hicieron llegar el informe a la prensa y por qué, con un alcance masivo a periodistas, es otro punto oscuro. Este medio contactó a Areco para tener su versión de los hechos; todavía se espera una respuesta.

Mischanchuk, mientras tanto, asegura: “Ese día -por el viernes en que fue filtrado el documento- ni siquiera lo tuve yo el informe. Me parece muy raro porque Aníbal (Areco)es un tipo con un perfil muy bajo. Me suena a una cama porque somos la defensa que más activa está. Yo lo hablé con Aníbal y me dijo que no fue así. No tiene contacto con la prensa”.(infobae.com)

Deja una respuesta