Carrió volvió a la carga

Mientras JXC busca enfriar la interna, Carrió volvió a la carga : «Lo que causa escándalo es la verdad»

«La imbecilidad según la Real Academia es la absoluta falta de entendimiento», escribió la líder de la Coalición Civica en un críptico mensaje de Twitter interpretado como otro dardo a dirigentes de coalición.

Mientras Juntos por el Cambio busca enfriar la interna, luego de que se produjera un inesperado proceso que agudizó su crisis interna tras las denuncias que realizó Elisa Carrió sobre supuestos «negocios» políticos de dirigentes del espacio con Sergio Massa, la referente de la Coalición Cívica volvió al ataque este domingo con un críptico mensaje en Twitter

«La imbecilidad según la Real Academia es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo ‘poco patriarcal’. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos», escribió la socia de JXC.

A mitad de la semana, Carrió fue duramente criticada por casi todos sus socios políticos, luego de contar que la idea de varios integrantes de esa alianza era armar un «neo PJ con Massa» y cerrar acuerdos con el titular del Ministerio de Economía.

El destinatario oculto de Carrió

Para sustentarse, la dirigente se apoyó en Mauricio Macri, sobre el que dijo que piensa como ella, aunque el ex presidente fue el único se llamó a silencio.

En ese sentido, afirmó que el «empoderamiento» de Massa «limpió» Juntos por el Cambio, entre los que querían hacer neoperonismo y los que estaban más cerca del radicalismo y del PRO.

«Algunos querían confundir con un neo-PJ con Massa», advirtió la dirigente. «Tiene que tener reglas decentes, no pueden tener más negocios. Le dije a Mauricio Macri que yo estoy harta de que haya doble juego, y voy a hablar. Y él me dijo que tengo razón. Yo ya hablé, y el tembladeral que hay… Me llaman a toda hora, pero aclaro que la unidad está asegurada», precisó Carrió.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la presidenta del PRO, Patricia Bullrich; el gobernador de Jujuy Gerardo Morales; el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio; el ex diputado Emilio Monzó; y los actuales diputados nacionales Facundo Manes y Cristian Ritondo, estuvieron entre los apuntados y respondieron por redes sociales.

El PRO decidió no subir la apuesta contra Lilita

Gerardo Morales advirtió el sábado que «muchos» integrantes del espacio opositor piensan que hubo un «aval» del ex presidente Macri a los duros cuestionamientos de Carrió.

«Muchos en el espacio piensan que ha habido un aval de Mauricio en esto, pero a mí no me consta. Será un tema que también hablaremos, pero habrá visto que es bastante unilateral Lilita cuando reparte, a uno sí y a otros no», apuntó Morales en declaraciones radiales.

«Si Lilita tiene dudas o sospechas las tiene que hablar hacia adentro, pero no generar acusaciones, descalificaciones, que no contribuyen a nada», dijo Morales. «Yo la quiero mucho, pero a veces se excede y no está bien descalificar a los dirigentes de Juntos por el Cambio. No es este el camino, tenemos que actuar con responsabilidad, unir Juntos por el Cambio y trabajar en un programa de gobierno», enfatizó.

No tan Juntos por el Cambio

Sin embargo, tras aquietar los ánimos, varios intentaron trazar puentes y llamar al diálogo con la intención de reducir los costos electorales de un episodio que pocos vieron venir.

Como respuesta, para evitar una sangría interna, las facciones del PRO y la UCR buscan recomponer la imagen pensando en las elecciones de 2023.

En Juntos por el Cambio, estaba programa el martes una reunión de mesa nacional en el sindicato de los gastronómicos de la Capital (UTHGRA CABA), antiguo reducto aliado del macrismo. 

Cumbre PRO: punto final al escándalo con Carrió y preocupación por la crisis

Allí se reunirán Bullrich, Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica, hombre de Carrió y quien salió a defenderla) y Miguel Ángel Pichetto (Encuentro Republicano Federal).

Si bien la desconfianza ganó fuerza entre las partes de Juntos por el Cambio, cimentada también por el silencio de Macri, casi todos creen que la única forma de recuperar el poder el año que viene depende de la unidad.

También descartaron una posible ruptura con la Coalición Cívica, pero reclamarán un límite a las formas de Carrió, hoy sin cargos públicos y algo marginada de las decisiones (por lo que se sospecha que fue una jugada para marcar la cancha con el armado de las listas), o pactar que la próxima catarsis contra sus pares al menos no sea en una entrevista televisiva.(perfil.com)

Visitas-OnLine -3666