Acuerdo con el FMI

Juntos por el Cambio espera definiciones sobre el acuerdo con el FMI para reordenar sus bloques parlamentarios

Los legisladores se manejan como espejo de las internas que hay en la Mesa Nacional. Estrategia parlamentaria, dialoguistas, duros y la cantidad de bancadas en la agenda del futuro presidente del interbloque

Un verano caliente se vive en Juntos por el Cambio. No solo por las altas temperaturas que registran los termómetros sino por la que muestras en los encuentros entre sus principales dirigentes y que quedó a la vista en el posicionamiento respecto al llamado del Gobierno nacional, las respuestas de algunos y las exigencias de otros.

Uno de los conflictos que parece tener Juntos por el Cambio es la cantidad de bloques parlamentarios y la escasa agenda común con la que hoy se está trabajando. “Habrá que establecer un posicionamiento único respecto del entendimiento con el Fondo Monetario Internacional pero, luego de lo que vimos en estos días, nadie puede asegurar que los radicales más “tradicionales” no tengan una postura más dialoguista que el resto del bloque”, explicó una fuente del sector del PRO.

Pero mientras espera la llegada de un acuerdo con el FMI, si es que esto sucede, el otro dilema que tiene que afrontar es que aunque parezca que tienen una agenda propia, no es la misma para todos. “Lo que vimos en la sesión de Bienes Personales es más o menos lo que sucede hoy dentro del bloque”, explicó un dirigente del partido amarillo. “El discurso es que no vamos a subir más impuestos y terminamos perdiendo porque nos faltó organización”, agregó.

Y en este escenario hay sectores dentro de la coalición opositora que avanzan. Ese es el caso de los “duros” o ”halcones” dentro de la Cámara de Diputados que aseguran tener una estrategia preparada. “Nuestro plan es cada 10 días presentar un proyecto de ley como parte de nuestra estrategia”, dijo el diputado Gerardo Milman en Diputados TV a la hora de explicar el proyecto de ley en donde busca derogar las retenciones y bajar el IVA.

Esa iniciativa, que en parte había sido reclamada por el diputado de Evolución Radical Martín Tetaz, es acompañado por todos los legisladores duros del PRO y por el libertario Javier Milei. Cuando se los consultó sobre la ausencia de miembros de los otros bloques, el legislador que es la mano derecha de Patricia Bullrich en el Congreso hizo referencia a las dificultades para comunicarse en medio de las fiestas.

Por si no quedaba en claro la estrategia, Milman también presentó un proyecto que deniega los supuestos de la prisión preventiva para todos aquellos delincuentes que reinciden en el delito que aún no obtuvieron condena y que, al ser liberados, pueden implicar un supuesto de peligrosidad para la comunidad y un tercero en donde se encomienda al Banco Central la emisión y puesta en circulación de un billete de curso legal de dos mil pesos ($ 2.000); de un billete de curso legal de cinco mil pesos ($ 5.000) y un billete de curso legal de diez mil pesos ($ 10.000). Por si no quedaba claro: impuestos, seguridad e inflación.(Maximiliano Luna)(Maximiliano Luna)

“Son todos proyectos que sin consenso no pueden avanzar y hoy eso no existe. Lo hacen para marcar la cancha y nada más”, explicó un dirigente radical respecto al accionar de los duros del PRO.

Pero los radicales no están mejor que sus “primos” amarillos y la unidad a la que apuntan las autoridades nacionales hoy parece estar lejos. “El acuerdo es tratar de formalizar la vuelta a un bloque único, pero hoy no hay un acercamiento y quedó obturado la posibilidad que Rodrigo De Loredo del bloque Evolución sea el presidente del interbloque, eso dificulta aún más las conversaciones”.

Ese cargo es fundamental para tratar de organizar a un interbloque que pasó de contar con tres bloques a ser 10 desde el pasado 10 de diciembre. Y el nuevo presidente será nombrado a mediados de febrero pero, seguramente, deberá empezar a trabajar como tal mucho antes.

Diferentes fuentes parlamentaria aseguraron que Cristian Ritondo, actual presidente del bloque del PRO, será ungido con el cargo a mediados de febrero en el encuentro entre los bloques parlamentarios y la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.(NA)(NA)

“Cuanta con el apoyo del PRO en general, de Mario Negri del radicalismo, y de los bloques menores. El único que no lo apoya es la Coalición Cívica porque Lilita Carrió nunca lo quiso”, explicaron.

Aunque todos esperan que esto se realice a mediados de febrero, esto se podría adelantar si es que el Gobierno nacional envía al Congreso de la Nación el proyecto de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ya que Ritondo deberá ordenar a una “tropa” que hoy se muestra dispersa.

Si no llega el acuerdo con el FMI y tenemos la reunión, será la Mesa nacional la que baje la línea y la estrategia parlamentaria a seguir. Si eso no sucede, si llega el proyecto a finales de enero, serán los líderes de cada uno de los sectores quienes bajen un discurso y acuerden la postura a tener. Lo de Morales y Bullrich -el enfrentamiento- no puede volver a suceder y menos cuando tengamos que votar”, explican desde el PRO

Es que la percepción de los sectores del macrimos más radicalizados es de desconfianza., Creen que Morales es la expresión de cierto sector del radicalismo que está dispuesto a “ausentarse” del tratamiento parlamentario., “Ellos -por los radicales. por un lado dicen que la deuda la tomó su gobierno y, por el otro filtran que se enteraron por los medios y con eso dicen que ellos no tuvieron nada que ver. Así es simple ir al diálogo”, señala un desconfiado dirigente porteño.(infobae.com)

Visitas OnLine -7502