Triplete número 38 de La Pulga con la camiseta baulgrana. // AFP. sábado 09 de septiembre de 2017

 

El capitán de la Selección marcó su 38° hat-trick con la camiseta baulgrana en la victoria del elenco de Valverde en el derbi. Suárez y Piqué completaron el marcador.El capitán y símbolo del seleccionado argentino, Lionel Messi, volvió a brillar hoy en un clásico al convertir tres goles en la goleada de Barcelona 5-0 como local sobre Espanyol, en el derbi catalán, por la tercera fecha de la Liga española.

El rosarino marcó los primeros tres tantos de la victoria blaugrana, a los 26 y 35 minutos del primer tiempo, y a los 22 del segundo. Las otras dos conquistas fueron de Gerard Piqué y el uruguayo Luis Suárez.

Leo logró el primer gol con una buena definición tras recibir la pelota dentro del área en fuera de juego, aunque el árbitro Jesús Gil y su asistente no lo sancionaron.

En los otros dos, Messi envió la pelota a la red tras habilitaciones de Jordi Alba desde la izquierda.

Con este triplete, la Pulga llegó a las cinco conquistas en el torneo y logró su hat-trick número 38 con la camiseta blaugrana, y es la tercera vez que lo consigue frente al clásico de la ciudad.

En el visitante fue titular Pablo Piatti, y en el ganador Javier Mascherano fue parte de los suplentes, aunque no ingresó al campo.

Con este triunfo, Barcelona se mantiene líder con puntaje ideal, y solo podrá ser alcanzado por Real Sociedad, si es que el conjunto vasco mañana vence como visitante a Deportivo La Coruña.

Fuente: DyN

 Lionel Messi espera encontrar su socio de ataque cuanto antes. / AFP  Sábado 02 de Septiembre de 2017

 

Desde su debut, el rosarino tuvo muchos compañeros de ataque, pero ningún socio. Con Uruguay, la apuesta por Icardi y Dybala no funcionó.

El primero, en el fondo del tiempo, fue Hernán Crespo. Lionel Messi tenía 18 años, el pelo bastante más largo que ahora y jugaba con el 19 en la espalda. Pocos sabían, ese 9 de octubre de 2005 contra Perú por Eliminatorias, que el chico iba a ser la nueva cara del país en el mundo; el futbolista que le disputaría el trono a Diego Maradona en esa competencia imaginaria –y bien argentina– de idilios nacionales.

Messi jugaba por primera vez como titular en la Selección argentina. Pero aunque Crespo compartía la dupla de ataque, su mayor conexión fue con otro: Juan Román Riquelme. Allí empezó una sociedad que duró poco: algunos minutos en el Mundial de Alemania 2006 –Messi estuvo en el banco la mayoría de los encuentros– y varios partidos en la Copa América de Venezuela 2007.

Desde aquel partido contra Perú hasta hoy, Messi tuvo muchos compañeros en la Selección, pero casi ningún socio. Pasaron tantos apellidos como años: Saviola, Tevez, Higuaín, Lavezzi, Palacio, Agüero, Pastore, Gaitán y Pratto. Con algunos bastó un partido para que los técnicos los descartaran. Otros duraron más: Tevez (seis asistencias), Lavezzi (cinco) y el Pipa Higuaín (cinco) al menos pueden jactarse de haber tenido partidos de conexión con la Pulga.

Ahora, la apuesta de Jorge Sampaoli es doble: Mauro Icardi por un lado, Paulo Dybala por el otro. Pero al menos en Montevideo, el jueves pasado contra Uruguay, el resultado fue el mismo de siempre: Leo brilla en medio de ausencias. Está solo y espera.

Quizás no haya nadie como Iniesta en Argentina, aunque varios entrenadores intentaron la analogía futbolera: ni Verón ni Gago ni Banega pudieron acercarse a lo que pasa entre el futbolista español y Messi cada vez que juega el Barcelona hace ya más de una década.

Dybala sueña desde hace rato ser el cómplice de Leo en una cancha. A tal punto lo sueña, que su contrato con la Juventus contempla una excepción: según aseguró el diario catalán Mundo Deportivo en estos días, Dybala tiene un precio establecido para dejar la Juventus si el equipo que lo pretende es el Barça. El deseo de jugar con Messi vale la excepción.

Sin embargo, más allá de los sueños, Dybala y Messi casi no se juntaron en el Centenario de Montevideo, a pesar de que jugaron 70 minutos a metros de distancia. Recién se pudieron encontrar a los 42 del primer tiempo, cuando Messi agarró la pelota en mitad de cancha, aceleró, descargó con Dybala, el cordobés hizo la pausa justa, se la devolvió y la Pulga casi convierte: Muslera la despejó a un costado.

En su primer partido como titular en la Selección, Icardi también se juntó con Messi apenas una vez. Sucedió a los cuatro minutos del segundo tiempo, cuando Messi filtró una pelota entre piernas uruguayas para que el delantero del Inter le pegara incómodo al arco. Muslera no tuvo problemas en retener la pelota.

Pero si Icardi venía a intentar olvidar a Higuain y Agüero –por citar a los últimos delanteros que más encuentros compartieron con Messi–, habrá que esperar al encuentro del martes con Venezuela. Porque en Uruguay, Icardi casi no tuvo contacto con la pelota.(Perfil)

Sin conexión con Icardi ni con Dybala, Messi se encargó sólo de generarle problemas a Uruguay. En la cancha, y sobre todo con la Selección, Messi es autogestivo: hace lo que todo un colectivo de futbolistas no puede hacer. “Messi estuvo enorme, se vio al Messi que se hizo cargo del momento nuestro, hizo un partido muy bueno”, elogió Sampaoli luego del clásico del Río de la Plata.

En la noche montevideana, y en medio de las ausencias nuevas, Angel Di María fue el que más entendió a Messi. El que leyó sus movimientos y lo encontró –a veces– a pesar de las marcas. Ahora, sólo queda que los que lo encuentren sean sus socios de ataque. Messi, como en todos estos años, los seguirá esperando.

 Lionel Messi, en conferencia de prensa desde Japón. //  AFP  Jueves 13 de Julio de 2017

 

El goleador del Barcelona se encuentra en Japón en la presentación del sponsor principal del club catalán. Sus expectativas por el nuevo equipo de Ernesto Valverde. Desde Japón, donde se encuentra de visita para la presentación de un patrocinador del Barcelona, Lionel Messi aseguró que tiene “muchas ganas de volver, de conocer al nuevo entrenador” Ernesto Valverde y “dar el máximo” para ganar “todos los títulos” que estén en juego esta temporada.

“Tengo muchas ganas de volver, de conocer al nuevo entrenador y a su cuerpo técnico, de disfrutar de una nueva temporada en el Club y de dar el máximo”, dijo Messi durante una rueda de prensa en Tokio para presentar el acuerdo con el nuevo patrocinador principal del club catalán, el gigante del comercio en línea japonés Rakuten.

Messi afirmó que todavía no sabe como trabaja su nuevo técnico, pero “sí sabemos que es un gran entrenador por lo que hizo en los equipos donde estuvo” y dejó claro los objetivos para la temporada que va a comenzar.

“Cuando empezamos la temporada, los objetivos siempre son claros, más porque somos el Barça: ojalá podamos lograr todos los títulos”, afirmó la estrella argentina, que acaba de renovar con el Barcelona hasta junio de 2021.

Messi estuvo acompañado en su comparecencia ante los medios en la sede central de Rakuten por sus compañeros Gerard Piqué, Arda Turan y Neymar, quien afirmó que su objetivo es “ganar siempre y ganar juntos”.

El acuerdo de patrocinio, que entró en vigor el primero de julio, prevé el pago de “55 millones de euros, con un bono de 1,5 millones de euros por ganar la Liga cada año y 5 millones en caso de ganar la Champions”, según explicó en noviembre pasado el vicepresidente de Marketing y Comunicación del Barcelona, Manel Arroyo, al anunciar el pacto.

El acuerdo se extenderá hasta junio de 2021, con opción a un año más y su cantidad dobla los cerca de 30 millones de euros aportados por Qatar Airways, anterior patrocinador principal del equipo azulgrana.

Fuente: AFP

 

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patgonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…